Cárcel de hasta 7 años y multa de más de 43 mil...

Cárcel de hasta 7 años y multa de más de 43 mil pesos a quien robe coladeras

0 173

Leobardo Reyes

En el marco de la Comisión Permanente del Congreso de la Ciudad de México y con el fin de castigar con al menos 7 años de prisión, así como el pago de una multa superior a los 43 mil pesos a quien robe coladeras en la capital, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas, Nazario Norberto Sánchez,  presentó una iniciativa para modificar el código penal.

El congresista mencionó que la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso local analizará y en su caso aprobará el Proyecto de Decreto por el que se deroga la fracción III del apartado A y se recorren las subsecuentes, y se adiciona un apartado E, todos del artículo 224 del Código Penal para la Ciudad de México.

Mencionó que de tal modo, la adición al artículo 224 señalará que, además de las penas previstas en el artículo 220 de dicho Código, se impondrán de tres a siete años de prisión y de cien a quinientas veces la Unidad de Medida y Actualización cuando el robo se cometa en contra del equipamiento y mobiliario urbano de la Ciudad de México. Se entiende por equipamiento urbano: el conjunto de inmuebles, instalaciones, construcciones y mobiliario urbano, destinados a prestar a la población servicios públicos, de administración pública, de educación y cultura; de comercio, de salud y asistencia; de deporte y de recreación, de traslado y de transporte y otros, para satisfacer sus necesidades y su bienestar. Se entiende por mobiliario urbano: los elementos complementarios al equipamiento urbano, ya sean fijos, móviles, permanentes o temporales, ubicados en la vía pública o en espacios públicos formando parte de la imagen de la Ciudad, los que, según su función, se aplican para el descanso, comunicación, información, necesidades fisiológicas, comercio, seguridad, higiene, servicio, jardinería, así como aquellos otros muebles que determinen la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda y la Comisión Mixta de Mobiliario Urbano.

Argumentó, “actualmente el robo de alcantarillas representa una de las mayores pérdidas monetarias para la Administración Pública de la Ciudad de México. En el aviso por el cual se da a conocer el Programa Anual de Obra Pública 2020 se indicó que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México tiene destinados 2 mil , 235 millones de pesos para aguas residuales, drenaje y alcantarillado, y en 2019 invirtió 53 millones de pesos para sustituir más de 9 mil tapas de alcantarillado de nuestra capital, mientras que en 2018 se registraron un total de 67 rapiñas por mes, y ahora en 2020 aproximadamente un promedio 2.5 por ciento de alcantarillas robadas por día, es decir, 77 hurtos en un mes.

Nazario Norberto recalcó que las mayores sustracciones se cometen en las alcaldías de Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc, que representan 42 por ciento de los registrados en las 16 Alcaldías en los últimos cinco años. “Lo más lamentable es que aquellas personas que logran venderlo como fierro viejo obtienen una ganancia aproximada de 3 o 4 pesos el kilo, por lo que ganan entre 240 o 300 pesos por brocal, porque cada uno pesa 60 kilos, pero para el Gobierno de la Ciudad de México cada tapa representa un costo promedio de 17 mil pesos”, dijo.

Añadió, “es imperante señalar que en la VII Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal fue aprobada una iniciativa con el propósito de sancionar de dos a seis años de prisión a quien realice este tipo de conductas; sin embargo, a pesar de que en 2016 la conducta decreció, en los años subsecuentes 2017, 2018, 2019 y ahora 2020 ha aumentado considerablemente, por lo que es necesario generar un cambio en la legislación penal para considerar como delito grave cuando el robo se cometa en contra del equipamiento y mobiliario urbano de la Ciudad de México”.