Pide CNDH a gobierno de Oaxaca protección y seguridad en San Mateo...

Pide CNDH a gobierno de Oaxaca protección y seguridad en San Mateo del Mar

0 175

José Ángel Somera

Ante los hechos de violencia registrados los días 21 y 22 de junio pasado, en el municipio de San Mateo del Mar, Oaxaca, donde pobladores de la citada comunidad fallecieron y otros más resultaron heridos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) exhortó enérgicamente al gobernador Alejandro Murat Hinojosa, para que, con carácter urgente haga efectiva la protección y resguardo de la vida, integridad personal y seguridad de los habitantes de esa localidad.

Lamentó profundamente estos hechos violentos y urgió la intervención del gobierno estatal, la Fiscalía General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública, de esa entidad federativa, para que realicen el proceso de investigación eficaz que conduzca al esclarecimiento de los hechos constitutivos de delitos, cometidos en agravio de los habitantes del citado municipio.

Recalcó, “esto en aplicación irrestricta de la Ley y del Estado de Derecho, en contra de quien o quienes resulten responsables, y haciendo énfasis que en los últimos meses se han agudizado las diferencias sociales entre las comunidades de mérito, generándose zonas de conflicto, en donde prima la ingobernabilidad”.

Insistió, “ante ese escenario, es deber del gobierno local salvaguardar la Integridad y los derechos humanos de las personas integrantes de sus comunidades, así como preservar las libertades, el orden y la paz pública, que comprende también la prevención especial y general de los delitos, privilegiando el diálogo y la concertación, que permitan los consensos necesarios para construir y garantizar la paz”.

Refirió, “en el ámbito de sus atribuciones se mantiene atenta de las acciones eficaces que instrumente el gobierno de Oaxaca, para lograr la paz y gobernabilidad en el Municipio de San Mateo del Mar, Oaxaca; y con ello salvaguardar el pleno ejercicio de los derechos humanos de sus habitantes”.

El Ayuntamiento de San Mateo del Mar,  confirmó el deceso de 15 habitantes como resultado de un conflicto político-electoral entre la cabecera municipal y otras comunidades.  Las víctimas fueron torturadas y quemadas vivas; entre ellas dos mujeres.

Detalló, las víctimas eran originarias de la agencia de Huazantlán del Río, los hechos de violencia se dieron tras los comicios municipales, alrededor del mediodía del domingo pasado tras un enfrentamiento en un filtro sanitario contra el Covid-19, instalado en la agencia La Reforma, por else enfrentaron ambas partes en disputa.

Los primeros reportes refieren que los antagonistas son los seguidores del edil Bernardino Ponce y un grupo de comunidades y autoridades auxiliares que no lo reconocen como presiente municipal, luego de que el día de la elección hubo conatos de violencia y quema de casillas.

Por medio de su cuenta de twitterel gobernador Alejandro Murat confirmó qué hay víctimas mortales e instruyó que los titulares de la secretarías de Seguridad y General de Gobierno se trasladaran a esta comunidad indígena.

El presidente municipal Ponce Hinojosa responsabilizó de los hechos a un grupo armado encabezado siete personas, incluido José Luis Chávez Salinas, agente municipal de Huazantlán del Río, de quienes dijo “torturaron, quemaron vivos y asesinaron a 15 de nuestros ciudadanos, incluidas 2 mujeres que no hacían más que por su propia convicción defender su derecho de manifestación pacífica en la cual reclamaban que en semanas previas habían sido violados sus derechos como ciudadanos y ciudadanas al haber sido detenidas y retenidas en contra de su voluntad por quien se ostenta como agente municipal de Huazantlán del Río».

Resaltó, “este grupo armado no solamente arremetió contra las mujeres y hombres que defendían sus derechos; también acometieron violentamente en los domicilios de varias mujeres, quien hoy también son parte de las víctimas mortales y a quien previamente habían privado de su libertad junto con sus menores hijas y había sido encarceladas sin justificación».

Destacó, que gracias a la intervención de la Guardia Nacional fue que se dispersaron parcialmente los ataques, lo cual “evitó una desgracia de índoles

mayores. Ni la misma Guardia Nacional pudo contener los hechos por completo, rescatando con vida solamente a dos de mis ciudadanos indígenas de nombre Adán N y Rosario N”.

Mientras que el grupo contrario al presidente municipal que se congrega en la Unión de Agencias y Comunidades Indígenas responsabilizó de los hechos al presidente y sus seguidores.

Este grupo de habitantes que desconocen al edil había denunciado previamente violencia sistemática por parte de Bernardino Ponce y sus seguidores, luego de que en mayo pasado un grupo de personas afines privó de la libertad a autoridades auxiliares y asesinó al agente suplente  de Huazantlán, hechos por los que la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió medidas cautelares a su favor.