Reconoció el WBC la calidad de los guantes Cleto Reyes

Reconoció el WBC la calidad de los guantes Cleto Reyes

0 259

Hugo Martínez Zapata

Interesante, amena, llena de historias, salpicada de anécdotas y sucesos que cambiaron el curso del boxeo, así resultó la  WBC Talks 41, en el cuál Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), tuvo como invitados a Elizabeth Reyes, directora adjunta de Cleto Reyes, y a su esposo Guillermo Moreno, de CRUSA.

Fue una charla con mucho punch, porque no sólo se dejó de manifiesto la histórica amistad de las familias Sulaimán y Reyes, sino la manera en que el organismo verde y oro y Cleto Reyes han caminado por el mundo del boxeo.

En la WBC Talks 41, Mauricio Sulaimán, contó con la participación de XóchilLagarda, la directora de la WBC University, Pepe Toño Sulaimán y Víctor Silva.

En su primera intervención, Elizabeth Reyes, tras escuchar de labios de Pepe Toño, que él estaba en el boxeo y el WBC por su abuelo Don José Sulaimán y de Don Alberto Reyes, afirmó que “estamos orgullosos de estar aquí, con la mejor intención de preservar ese legado de calidad moral y empresarial”.

Recordó que fue a partir de 1988, en la Convención del WBC, en la Ciudad de México, cuando su papá, Don Alberto, comenzó a participar en ellas, hasta el año de 2018 y que durante ese tiempo ambas familias han compartido muchas cosas.

A la pregunta¿qué es Cleto Reyes?, Eli respondió: “Justamente este año celebramos el centenario del natalicio de mi abuelo y estamos de fiesta honrando su memoria. Don Cleto Reyes nació en una familia humilde. Le gustaba hacer deporte, jugaba beisbol y trabajaba en un taller de manoplas de beisbol. En ese tiempo estaba viva la trilogía de Juan Zurita-Rodolfo Casanova-Joe Conde y mi abuelo participó en una pelea de espontáneos y dio un peleón que hasta le aventaron dinero, pero fue su debut y despedida”.

Comentó que antes los guantes tenían un relleno muy duró, que provocaba que los golpes fueran sólidos. Así que en 1968, con el apoyo del doctor Gilberto Bolaños cacho, jefe de los Servicios Médicos de la Comisión de Box, buscaron un relleno que protegiera a los boxeadores y fue cuando se incorporó la crin de caballo cardada al relleno de espumado a los guantes de pelea.

Elizabeth recordó tres cambios importantes para la protección al boxeador: el guante con pulgar sujeto, las cuatro cuerdas en el ring y que en 1991 se dejaran de usar los guantes de seis onzas.

De los guantes con pulgar adherido, Mauricio Sulaimán recordó que “yo estuve en varias de las reuniones que tuvo mi papá con el tuyo. Everlast había hecho uno con el pulgar ahogado, pero le lastimaron el puño a Ray Leonard y fue tu papá, quien logró el pulgar adherido, nadie más, fue algo formidable”.

También se reconoció que fue Mauricio quien le propuso A Don Alberto Reyes el colocarle una etiqueta de caducidad a los guantes “pues la vida de los guates de pelea es muy corta, sólo de 30 rounds, ya después dejan de proteger al pugilista”, señaló Elizabeth.