Plan del Gobierno Federal para reinicio de actividades, sin estrategia adecuada

Plan del Gobierno Federal para reinicio de actividades, sin estrategia adecuada

0 236

La bancada de las y los diputados del PRI, que coordina René Juárez Cisneros, afirmó que el plan del Gobierno Federal para el reinicio gradual de actividades en el país no tiene una estrategia adecuada y está lejos de ser un plan integral y detallado.

En un comunicado, el grupo parlamentario advirtió nueve riesgos con la implementación del plan denominado “regreso a la nueva normalidad”, entre ellos un posible rebrote de contagios de Covid-19, debido a que no se ha “aplanado la curva”, es decir, no se ha reducido el factor de contagios.

La fracción parlamentaria afirmó estar a favor de comenzar la reactivación económica, debido a los estragos que el confinamiento sanitario ha causado en la economía familiar, pero que se haga con prudencia y responsabilidad, para evitar una nueva ola de contagios.

“El Gobierno de la República debe ser responsable, claro y cuidadoso con la estrategia de reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas, por el bien de las familias mexicanas y para evitar un rebrote de contagios masivos de Covid-19, así como un nuevo confinamiento en los hogares”, indicó el grupo parlamentario en un comunicado, con relación al plan para la reapertura de actividades.

Ante la estrategia para el regreso a la “nueva normalidad”, las y los diputados del PRI advierten nueve riesgos:

“1. Insistimos en la urgencia de realizar el mayor número de pruebas posibles de detección de Covid-19 para contar un mejor diagnóstico que identifique fuentes de contagio y evitar falsas expectativas en los hogares, empresas e instituciones. Una decisión sin fundamento técnico podría ser criminal.

“Es preocupante que aun cuando no se han disminuido los contagios como lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), se presente un plan para la reapertura sin haber “aplanado la curva”, es decir, reducir el factor de contagio.

“2. El documento presentado está muy lejos de ser un plan integral y detallado para el regreso de actividades de las instituciones, comercios y negocios locales en los municipios del país; se podría generar una percepción equivocada sobre los riesgos. No se debe transmitir a la gente la idea de que ya se resolvió el problema.

“3. Es fundamental una efectiva coordinación entre el Gobierno Federal y los gobiernos estatales, sin partidismo ni mezquindades para alcanzar una reactivación eficiente y realista de las actividades económicas; en lugar de un deslinde de responsabilidades por parte del Gobierno Federal, que al igual que con el sector productivo, el mensaje es que los estados y municipios se rasquen con sus propias uñas.

“4. Debe haber claridad sobre la metodología que se utilizará para monitorear los casos de rebrotes de la epidemia, si se regresará al método Centinela o qué otro se utilizará y cómo se tomará la decisión de volver a cerrar instalaciones por una nueva ola de contagios de Covid-19.

“5. Se necesitan protocolos y acciones de sanitización en las empresas y fábricas, así como las medidas de prevención que se implementarán en el transporte utilizado por los trabajadores; de igual forma en los restaurantes, parques, jardines y todos los espacios públicos o de concurrencia que sean necesarios.

“6. Tampoco es clara la estrategia en lo que implica el máximo cuidado, cuidado medio y cuidado de control para las personas vulnerables, cuáles son las actividades específicas a seguir en cada etapa del ‘semáforo’ presentado por el Gobierno Federal.

“7. Es preocupante que haya un desfase entre el inicio de las actividades laborales y las actividades escolares, eso pone en riesgo la seguridad de nuestras niñas, niños y adolescentes. Es urgente una estrategia que permita a los padres y madres regresar a su trabajo sin que eso deje en el abandono a los menores.

“8. Se deben definir incentivos y facilidades que eviten la quiebra y ayuden a los microemprendedores a enfrentar sus pasivos acumulados. Ningún programa social podrá atender a la gran cantidad de desempleados que se está generando. Demandamos medidas complementarias de contención económica, tales como créditos, ingreso vital único y seguro de desempleo, tomando como ejemplo la experiencia internacional.

“9. Es preocupante el alto contenido ideológico y ausencia de rigor científico y técnico en la estrategia presentada por el Gobierno Federal. Es necesario que se involucre a todos los actores a quienes impactan estas decisiones, el sector productivo, los trabajadores, las autoridades estatales y los gobiernos municipales, para que el regreso sea responsable y tenga un equilibrio entre la protección de la salud de las y los mexicanos y la urgente reactivación económica”.

PRD

La coordinadora de las y los diputados del PRD, Verónica Juárez Piña, aseveró que el Ejecutivo Federal ha errado en sus decisiones para enfrentar la pandemia de Covid-19, empezando por minimizar la magnitud del problema, y ahora se vuelve a equivocar “al apresurar la apertura de actividades cuando estamos entrando a una espiral cada más grande de decesos y contagios”.

“El Presidente de la República se equivoca una vez más si piensa que puede promover una ‘nueva normalidad’ para el país basada en omisiones, mentiras y descalificaciones en contra de todo aquel que ejerza su derecho a la libertad de expresión o que proponga acciones alternativas con el fin de fortalecer las acciones para enfrentar la emergencia sanitaria y económica”, externó en un comunicado.

La legisladora perredista consideró que el regreso a la llamada “nueva normalidad” es una triquiñuela del Presidente de la República “para proteger sus intereses, su proyecto político y mantener su agenda”.

“De qué ‘nueva normalidad’ habla el Presidente, si producto de las omisiones del gobierno que encabeza, y como consecuencia de la pandemia, han muerto miles de personas, se han perdido miles de empleos, miles de micros, pequeñas y medianas empresas tuvieron que cerrar y probablemente ya no abrirán; la economía del país está devastada y se ha ahondado la brecha de desigualdad y pobreza”, señaló.

“El Presidente pretende sacar rentabilidad política llamando a los municipios con menos contagios, que serán los primeros en reabrir actividades, municipios de la ‘esperanza’, en clara referencia a lo que fue el slogan de su campaña. El presidente sigue en campaña, en lugar de ponerse a gobernar para todas y todos los mexicanos”, manifestó.

Destacó que el Ejecutivo “debería aceptar que se ha equivocado de cabo a rabo en muchas de las decisiones que ha tomado para enfrentar la pandemia, y que la única manera en que podemos revertir los efectos negativos que dejará, es sumando esfuerzos con todos los sectores sociales para implementar mejores alternativas que ayuden a reconstruir el sistema de salud pública, mejorar las percepciones del personal del sector salud, fortalecer la economía, apoyar a quienes crean empleo y a las familias mexicanas afectadas con la paralización de las actividades”.

Por su parte, el diputado Antonio Ortega Martínez (PRD) llamó al Gobierno Federal y al Consejo de Salubridad General a impulsar en lo inmediato una campaña informativa donde se precise a la ciudadanía que el control del Covid-19 no es total y que debe aprender a vivir con él hasta que se encuentre una vacuna.

En un comunicado, por separado, afirmó que “tras el anuncio del Presidente de la República sobre el regreso a una ‘nueva normalidad’, se ha desatado una gran incertidumbre, dudas, desinformación, producto, de nueva cuenta, de una mala estrategia para esta fase del problema”, expuso.

“Es criticable, reprobable que haya un descuido estratégico en la comunicación y no se genere un esquema de crisis de largo plazo, en la que tenemos que ir liberando espacios, actividades con mucha previsión y cuidado”, agregó.

Comentó que se prevé que la vacuna contra el coronavirus esté lista hasta dentro de 18 meses, por lo que es posible que las campañas electorales de 2021 estén acompañadas por el Covid-19 y, “por lo tanto, el Gobierno Federal necesita ser responsable para no generar una megacrisis sanitaria, económica, social y política, si establece una ruta de que el problema está resuelto y solo es cuestión de tiempo”.

En tanto, la diputada Mónica Almeida López (PRD) pidió que el Gobierno Federal implemente urgentemente una serie de políticas públicas que logren garantizar que todos los mexicanos, en especial aquellos con más carencias, logren contar con los recursos necesarios para impedir que caigan en la desnutrición y pobreza alimentaria durante la pandemia.

La congresista propuso que se otorgue un ingreso vital único durante tres meses, para todas aquellas personas que se encuentran en una situación de alta vulnerabilidad y que con los estragos económicos de la pandemia, quedarán aún más expuestos.

Comenta que el gasto público actualmente tiene un rumbo equivocado, ya que, “hablando de cifras anuales, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que en el 2019 con la austeridad logró ahorrar 230 mil millones de pesos, por lo tanto con esos ahorros se podría generar un ingreso básico vital para otorgar 2 mil 58 pesos a todas las personas que se encuentran en pobreza extrema”.

Aseguró que la reducción del ingreso familiar incrementará la debilidad alimentaria que tiene el país. “Antes de la pandemia, México registró un 15% de menores de cinco años con desnutrición 38% de bebés entre 12 y 24 meses con anemia y un 36% de niños en edad escolar con sobrepeso, cifras que amenazan con incrementarse con esta pandemia”.