EU rebasa el millón de casos de Covid-19

EU rebasa el millón de casos de Covid-19

0 442
Washington.- El número de contagios confirmados por coronavirus en Estados Unidos superó el millón este martes, según el balance de la Universidad Johns Hopkins.
La pandemia ha cobrado la vida de más de 57 mil personas en Estados Unidos, que encabeza la cuenta total de infectados en el mundo con un millón dos mil 498, según el conteo de la universidad.
Con esto, Estados Unidos se convirtió este martes en el primer país del mundo en rebasar el millón de casos confirmados de Covid-19.
A las 18:00 GMT de ayer martes, la cifra de decesos llegó a 57 mil 266.
El epicentro de la epidemia estadounidense se encuentra en Nueva York, y solo ese estado de la costa este registra casi un tercio de los casos declarados en todo el país.
Detrás de Estados Unidos, el segundo país con más casos reportados es España con más de 210 mil pacientes infectados con coronavirus, seguido de Italia y Francia.
Europa totaliza más de 1,4 millones de casos hasta este martes, según un recuento de la AFP.
Estados Unidos justifica su gran cantidad de contagios registrados por una política de detección ampliamente incrementada, con más de 5,6 millones de pruebas realizadas, según la Universidad Johns Hopkins.
El presidente Donald Trump destacó el lunes por la noche que Estados Unidos realizó «más del doble de pruebas que cualquier otro país», dijo. El número de casos nuevos «en las regiones de Nueva York, Nueva Orleans, Detroit, Boston y Houston está disminuyendo (…) y vemos muy pocos [lugares] que observaremos como nuevos focos «de la enfermedad», detalló.
Una hipótesis respecto de la posible causa para la disparidad sugiere qué, por haber sido afectados antes, los gobiernos decidieron a actuar antes. En Washington, el gobernador Jay Inslee declaró el estado de emergencia el 29 de febrero, y el 15 de marzo ordenó el cierre de bares, restaurantes y comercios no esenciales. El vecino Oregon siguió sus pasos un día después. En California, el gobernador Gavin Newsom declaró el estado de emergencia el 4 de marzo y avanzó con el cierre de comercios el 17. Ese mismo día, San Francisco se convirtió en la primera ciudad en dictar una cuarentena, pidiendo a sus ciudadanos que se queden en sus casas.
No obstante, los estados de la costa este actuaron casi al mismo tiempo. Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, declaró el estado de emergencia el 7 de marzo, y el 16, antes que Newsom, ordenó que las escuelas, los bares y los restaurantes permanezcan cerrados. New Jersey y Connecticut actuaron el mismo día, coordinando con Nueva York.
Las medidas no fueron diferentes, pero sí el resultado. Porque California y Washington lograron aplanar rápidamente la curva de contagios después de tomarlas, algo recién ahora se empieza a ver en Nueva York, con muchas más muertes en el medio.
Eso lleva a ver las diferencias estructurales entre los estados en cuestión. Un factor decisivo es la densidad de población. La ciudad de Nueva York es la más poblada del país, con 8,1 millones de habitantes. Los Angeles, California, está segunda, pero con menos de la mitad, 3,7. Pero las diferencias de densidad no solo se ven en el tamaño de las ciudades. El mapa muestra claramente cómo toda la costa oeste se la reparten tres estados muy grandes, pero con la población muy bien distribuida en el territorio, cuando en el este hay más de una docena de estados, la mayoría muy pequeños, pero muy poblados.
Una alta densidad poblacional parece favorecer la propagación del virus. Especialmente debido al carácter de transmisión comunitaria del virus, el cual se puede exacerbar en escenarios como el de transporte público. Cientos de miles de personas usan cada día el transporte público en Nueva York, especialmente el metro. En cambio, California es el estado de los autos, lo que favorece el distanciamiento social.
Hay causas económicas que también son decisivas. California es el epicentro de las empresas tecnológicas, lo cual implica una mayor proporción de personas en condiciones trabajar desde sus casas. Eso llevó a que rápidamente miles de compañías adoptaran esa modalidad, algo más complejo en otros rubros.