Chihuahuenses enfrentan a Conagua por apertura de presa

Chihuahuenses enfrentan a Conagua por apertura de presa

0 130

La apertura de las compuertas de la presa La Boquilla, cuyo fin es entregar agua a Estados Unidos, como parte de un tratado internacional, provocó que ayer por la mañana, Agricultores de la región centro-sur de Chihuahua cerraron la circulación en la carretera Panamericana y las vías del ferrocarril, además de incendiar vehículos de dependencias federales y tomaron las oficinas de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en ciudad Delicias.

Con la apertura de la presa, Conagua busca, además de entregar agua a la Unión Americana, suministrar líquido para el uso público y urbano de ciudades fronterizas de los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, que forman parte de la cuenca del Río Bravo.

La medida inició el miércoles alrededor de las 19:00 horas, pero fue a temprana hora de ayer que los productores iniciaron las movilizaciones, en las cuales han llegado incluso a conatos violentos con elementos de la Guardia Nacional.

Durante la toma de las instalaciones de la Conagua en el centro de ciudad Delicias, los agricultores incendiaron cuatro vehículos de la dependencia, en otro sector de la localidad hicieron lo mismo con una camioneta de la Comisión Federal de Electricidad y dos patrullas de la Policía Federal, así como de dos tráileres para bloquear el tramo Lázaro Cárdenas – Chihuahua, de la carretera Panamericana.

También intentaron prender fuego al acceso principal de un supermercado.

Los manifestantes anunciaron que mantendrán la movilización hasta que sean cerradas de nuevo las compuertas.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Conagua, por la apertura de las compuertas de la presa se desfogan 110 metros cúbicos por segundo, lo cual, según los productores, afectará en la producción de cientos de miles de hectáreas de cultivos en la zona para el presente ciclo agrícola, en una región cuya economía subsiste de esta actividad.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, señaló que, con esta acción, la dependencia violó un acuerdo establecido el 11 de febrero del presente año, en el que se comprometieron con la Asociación de Usuarios de Distritos de Riego de Chihuahua (Aurech) a buscar una solución en conjunto antes de iniciar la extracción.

“Deploramos la insensibilidad y el abuso que se realiza sobre el delicado momento que vive nuestro estado y el país, en medio de una contingencia sanitaria y una emergencia económica”, enfatizó Corral, quien advirtió, respaldará a los productores en sus exigencias.

Legisladores federales, en rueda de prensa, criticaron la acción emprendida, pero solicitaron a los productores tiempo para arreglar la situación directamente con el Gobierno de la República.

«Abuso» de la Federación

Vía Twitter, el gobernador Javier Corral acusó al gobierno federal de ser «insensible» y «abusivo» por la apertura de la presa.

En un comunicado, negó que el gobierno y mucho menos él estuviera enterado de la medida «como afirma falsamente» la Conagua.

El documento íntegro

El Gobierno del Estado rechaza enérgicamente la acción emprendida del Gobierno Federal a través de la Comisión Nacional del Agua, liberando el caudal de agua de la presa La Boquilla y con ello, violentando unilateralmente los acuerdos establecidos.

De igual manera, desmiente determinantemente que existiera acuerdo previo con el Gobierno del Estado y mucho menos que el gobernador Javier Corral, hubiera sido enterado, como afirman falsamente a través de un comunicado de prensa.

“Deploramos la insensibilidad, y el abuso que se realiza sobre el delicado momento que vive nuestro estado y el país, en medio de una contingencia sanitaria y una emergencia económica. Siempre lo dijimos: ante el dilema de apoyar a los productores chihuahuenses o al Gobierno Federal, no tendríamos ninguna duda en respaldar las exigencias de nuestros usuarios y exigir respeto al agua de los chihuahuenses”, señaló anoche mismo el gobernador Javier Corral.

La presa Boquilla representa un equilibrio económico para el estado y se requiere el agua para enfrentar la recuperación económica por la situación que se vive en estos momentos; es además un baluarte para la región como fuente de abastecimiento, lo que ha quedado ampliamente expuesto en los acuerdos ahora violentados por el Gobierno Federal.

El gobernador hizo un llamado a Conagua para que detenga la apertura de las compuertas, debido al daño que compromete la subsistencia de todos los chihuahuenses.

Aclaró que fue informado por Eduardo Seldner Ávila, subdirector general de Administración de Conagua, minutos antes de que abrieran más las compuertas, afirmando que “la decisión rebasaba a la dependencia y al propio proceso de negociación en curso”.

“Elevamos nuestro enérgico rechazo y aprovecharemos nuestra estancia este jueves en la Ciudad de México, para expresar en forma directa que no estamos de acuerdo con las formas y que defenderemos como hasta hoy, el derecho de nuestros agricultores chihuahuenses”, concluyó el jefe del Ejecutivo estatal.