Gobierno de Colima dedicará ingresos para controlar entrada del Coronavirus

Gobierno de Colima dedicará ingresos para controlar entrada del Coronavirus

0 358

Colima.- Peralta Sánchez detalló que dichos módulos se contará con la participación de más de 200 elementos de la Guardia Nacional, Semar, Sedena y la Policía Estatal, quienes aplicarán los protocolos de detección con cámaras termográficas.

Debido a que Colima no ha presentado casos confirmados de COVID-19 y con el propósito de identificar a las personas que puedan ingresar con el coronavirus, el Gobierno del Estado anunció la instalación de cercos sanitarios, denominados “módulos de control”, en sus 15 ingresos, carreteros, centrales de autobuses, aeropuertos y puerto.

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, informó que si se detecta algún caso sospechoso en dichos módulos, y si es habitante de la entidad, se le enviará a su domicilio para que permanezca ahí en cuarentena, se le aplicará la prueba y se le atenderá en caso de ser positivo, o bien se le enviará al hospital si sus síntomas son graves.

Si la perdona no es habitante de este estado, se le pedirá de forma voluntaria retornar a su lugar de origen, si se niega se le aplicará cuarentena en el domicilio al que originalmente tendría pensado quedarse, como un hotel, familiares o amigos, o se habilitarán espacios para ese fin.

“No hay casos confirmados de coronavirus en Colima. Lo que busca esta estrategia es que no ingresen personas que pudieran estar infectadas sin control. Si ingresan es porque sabemos quiénes son, donde están y se les dará un seguimiento a su condición en materia de salud”, explicó el mandatario estatal.

En rueda de prensa, junto con su gabinete de Salud, Seguridad y Económico, Peralta Sánchez detalló que dichos módulos se contará con la participación de más de 200 elementos de la Guardia Nacional, Semar, Sedena y la Policía Estatal, quienes aplicarán los protocolos de detección con cámaras termográficas.

Asimismo determinó aislamiento social para mitigar la dispersión del virus, por lo que anunció que se adelantará la suspensión de clases en todos los niveles, desde el martes 17 de marzo, además que serán cancelados todos de eventos masivos.

“No son vacaciones. No es para que salgan a la calle o se vayan a la playa. Es aislamiento social. Es para que la gente se queden en sus casas. Pueden ir a comprar los víveres, pueden hacer las situaciones de la vida cotidiana demanda, pero la recomendación es el aislamiento social”, indicó el gobernador.

También anunció el cierre de oficinas de atención al público, sólo trabajará personal que no tengan relación directa con la ciudadanía y recordó que muchos trámites y pagos se seguirán prestando de forma digital.

Aclaró que en esta instrucción se exceptúa las áreas de Salud, Seguridad y Protección Civil, cuyos colaboradores laborarán con un protocolo de higiene y protección, para continuar con sus labores.

Por último, llamó a la población a no entrar en pánico y evitar las compras de insumos en exceso, para no afectar el abasto, aunque reconoció que habrá afectaciones económicas, pero confío en que sean las menos posibles.