Moody’s recorta de 1.3 a 1 por ciento pronóstico de crecimiento...

Moody’s recorta de 1.3 a 1 por ciento pronóstico de crecimiento de México para 2020

0 372
La agencia calificadora Moody’s recortó este martes su pronóstico de crecimiento para México en 2020 a 1 por ciento, desde la previsión de 1.3 por ciento publicada en octubre del año pasado.
La contracción económica que registró el país en 2019 ejercerá una presión sobre la calificación soberana, ya que los riesgos a la baja para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional se han incrementando, advirtió la firma en un comunicado.
“Según el desempeño del año pasado, creemos que los riesgos a la baja para el crecimiento han aumentado. Aún así, proyectamos un crecimiento real del PIB de aproximadamente el 1 por ciento en 2020”, indicó la agencia en un reporte firmado por la analista soberana Ariane Ortiz-Bollin.
Moody’s destacó que el entorno externo desafiante y una política monetaria interna restrictiva contribuyeron a la desaceleración económica. Sin embargo, el factor clave fue la reacción adversa de los inversionistas a los mensajes contradictorios de políticas y el miedo a los cambios fundamentales en los entornos regulatorios y fiscales, particularmente en el sector energético.
«Si el sentimiento comercial negativo persiste y la inversión privada sigue teniendo un rendimiento inferior, los ingresos del Gobierno podrían quedarse cortos, lo que afectaría el resultado fiscal, ya que el presupuesto de este año se basó en un supuesto de crecimiento económico anual de 2 por ciento”, advirtió.
Para que se materialice un crecimiento de 1 por ciento en 2020, Moody’s señaló que tendría que haber un consumo privado relativamente estable que hasta ahora se ha beneficiado de salarios reales más altos dados en los niveles de empleo, una reversión del sentimiento empresarial negativo y un mayor gasto de la administración federal.
Si bien la agencia prevé que el Gobierno supere los desafíos administrativos y mejoren la ejecución del presupuesto este año, no espera un flujo abundante de inversiones por la aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), dado que la mayoría de los inversionistas ya daban por hecho la ratificación del pacto comercial.
“Aunque la confianza empresarial puede recuperarse ahora que la firma del T-MEC por parte de los tres países participantes está casi completa, creemos que su potencial para impulsar materialmente la inversión es relativamente limitado”, agregó.