En alerta permanente Sedena ante cualquier desastre natural, sismo u otros

En alerta permanente Sedena ante cualquier desastre natural, sismo u otros

0 801

José Ángel Somera

Debido a las fallas geográficas y suelo accidentado en el que se encuentra México, conocida como “El Cinturón de Fuego” la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se mantiene en alerta constante por medio del Plan DN-III-E, que data desde el año de 1926, lasfuerzas de apoyo que conforma este programa se encuentran en alerta permanente, las acciones van desde monitoreo de volcánes en activo como “Don Goyo” –Popocatépetl-, estaciones de sistema meteorológico y permanente capacitación ante cualquier desastre.

Al respecto, el coronel del Estado Mayor y encargado del área de Protección Civil de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Juan José Montiel Maldonado, explicó que dentro del Plan DN-3-E de la institución se tiene contemplado este tipo de contingencias, en el caso de sismo y de los volcanes del país en actividad, se encuentran monitoreados diariamente, desde las regiones militares, se han monitoreado 140 mil exhalaciones del Popocatépetl especialmente, “mantenemos coordinación con las cinco entidades incluidas la Ciudad de México, en caso de que haya que tomarse otras medidas como la evacuación, rescate de personas, albergues, alimentos, y otras.

Asimismo se mantiene reuniones constantes con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) de la Secretaría de Gobernación (Segob), “también mantenemos ejercicio de simulacros de eventuales situaciones, en caso de vía aérea permanece en alerta permanente la base de Santa Lucía, así como otras nueve más, así como la disposición de recursos materiales y humanos, también se mantiene una constante capacitación de personal, ya que desgraciadamente nunca podemos saber a ciencia cierta cuando puede ocurrir un desastre natural como un sismo, inundaciones, tormentas tropicales, temporada invernal o la erupción de un volcán”,

Expuso que desde 1926 el Ejército mexicano en coordinación con la Fuerza Aérea Mexicana han mantenido una fuerza de apoyo permanente para la población que sufre algún desastre, en esa época el estado de Guanajuato sufrió una fuerte inundación a lo que las fuerzas armadas acudieron en su apoyo.

, para el año de 1965 la Sedena estableció la tercera parte del Plan DN-III-E que se conoce actualmente a nivel nacional y mundial, el cual se encuentra circunscrito en tres puntos: prevención, fase de auxilio y fase de recuperación, en la primera el personal militar se encuentra constantemente en preparación en materia de Protección Civil y administración de zonas de desastre, se desarrolla una importante fase de alerta para la población susceptible de verse afectada por un desastre previsible, se lleva a cabo la actualización del Atlas militar de riesgos,  que pone especial énfasis en el monitoreo de los fenómenos hidrometeorológicos,  revisión de planes, programas y directivas de Protección Civil, revistas de material y equipo, reconocimiento de las vías de comunicación, reuniones de trabajo interinstitucionales con las autoridades que integran  el Programa Nacional de Protección Civil.

El mando militar comentó que en lo que respecta a la Fase de Auxilio, corresponde a la movilización de elementos y material para el auxilio de la población afectada, se delimita los lugares afectados dividiéndose en áreas de operación, los mandos militares apoyan a las autoridades civiles de centros coordinadores , se lleva a cano la búsqueda y localización de personas, se inicia ladistribuir alimentos, se realiza la evacuación de afectados a albergues o refugios temporales, se brinda atención médica, odontológica y psicológica, , se lleva a cabo la reconstrucción de las vías de comunicación y la reincorporación de los servicios básicos.

Con el apoyo de la Fuerza Aérea se establecen puentes aéreos y con helicópteros, para el traslado y evacuación de personas, y el abastecimiento de medicamentos, o bienes en las áreas incomunicadas.

Sobre la fase 3 que es recuperación Montiel Maldonado manifestó que en ésta  se identifican los trabajos de recuperación de los servicios básicos, se lleva a cabo la entrega de despensas, medios de supervivencia y el despeje de las vías comunicación afectadas.

Destacó que el personal que se encuentra adscrito al Plan DN-III-E tanto del Ejército como de la FAM cuenta con conocimientos en primeros auxilios, búsqueda y rescate, traslado de heridos, empleo de binomios canófilos, rescate de estructuras colapsadas, evaluación de daños, técnicas para extinción de incendios –en coordinación con la Conanfor, medidas de protección civil en coordinación con la Sinaprot, empleo de medios de comunicación, salvamento acuático, vertical, espeleología, y de otra especialidad, las unidades tipo corporación establecen Centros de Coordinación PLAN DN- III-E que se enlazan con los Consejos Municipales de Protección Civil, siendo las fuerzas de reacción, las bases de operación y servicios desplegados los que en primera instancia proporcionan el apoyo a la población civil en caso de presentarse un siniestro.

Subrayó, en caso de verse rebasadas las capacidades de las unidades tipo corporación las zonas y regiones militares, se establecen Centros Coordinadores de Operaciones de Zona o Regiones Militares, quienes en coordinación con Consejos Estatales de Protección Civil proporcionan el apoyo a municipio o municipiuos afectados. Mismo esquema se utiliza para apoyar a países amigos en desgracia integrándose una delegación que es encabezada por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).