Enfrentamiento entre Sedena y sicarios deja un muerto en Matamoros

Enfrentamiento entre Sedena y sicarios deja un muerto en Matamoros

0 908

José Ángel Somera

Intensa movilización de las fuerzas federales se registró en la fronteriza ciudad de Matamoros, Tamaulipas, tras el enfrentamiento entre elementos del Ejército mexicano y sicarios al servicio del Cártel del Golfo, que dejó un saldo preliminar de un gatillero muerto, un lesionado y varios detenidos.

Al respecto la Sedena y el Grupo de Coordinación Tamaulipas, indicaron que los hechos se suscitaron cuando un convoy castrense acudió en auxilio de policías estatales que habían sido atacados por un grupo de “mensajeros de la muerte”,  en la esquina de las calles de Francisco Villa y Río Nilo de Matamoros.

Detalló que los policías estatales realizaban patrullajes de vigilancia, cuando fueron agredidos por los sicarios que iban a bordo de tres camionetas de diversos modelos.

A un kilómetro y medio de donde fueron agredidos los policías estatales, los militares alcanzaron a los civiles armados y les ordenaron detenerse, sin embargo, éstos optaron por atacarlos, suscitándose un enfrentamiento entre ambos bandos con el referido saldo. Los asegurados quedaron a disposición de la delegación de la PGR en Tamaulipas.

Por otra parte, un sobrino del exlíder del Cártel del Golfo Osiel Cárdenas Guillén, Rafael Cárdenas Vela (a) “El Junior”, fue sentenciado hoy a 20 años de prisión por un juez federal en la Corte de Distrito Sur en Brownsville, Texas.

Cárdenas Vela, fue detenido por las fuerzas federales en octubre de 2011, operaba como jefe de plaza en Matamoros para el CDG. El capo de 41 años, se declaró culpable de conspirar para introducir a Estados Unidos 5 kilogramos de cocaína y mil kilogramos de mariguana, con la intención de distribución y comercialización.

Un año después, colaboró como testigo en el juicio que se le seguía en Texas a Juan Rincón Rincón, otro líder del Cártel del Golfo, sentenciado a 20 años de prisión por narcotráfico.

“El Junior” en sus declaraciones a la Corte estadounidense refirió que la forma cómo operaba la organización criminal, qué autoridades lo apoyaban y cómo habían permeado algunas dependencias municipales para hacerse de recursos. Sin embargo, su colaboración no sirvió para disminuir su condena.

El juez de la causa le fijó una multa de 100 mil dólares, pero los fiscales están pidiendo que se le aplique una multa de 5 millones de dólares, así como la confiscación de una residencia de su propiedad en Brownsville.

Cárdenas Vela ocupó la plaza de Matamoros tras la muerte de su tío, Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén (a) “Tony Tormenta”, fallecido durante un enfrentamiento con elementos de la Marina-Armada de México en noviembre de 2010.