Abuso contra menores vulnera a toda la sociedad

Abuso contra menores vulnera a toda la sociedad

0 1878

El abuso hacia los menores de edad genera miedo, inseguridad, trastornos psicológicos y físicos con efectos permanentes en su mayoría, además de que no sólo vulnera a la víctima, sino a todo su entorno y, en consecuencia, a la sociedad.

Marina Mandujano Curiel, directora general del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y Equidad de Género de la Cámara de Diputados, señaló que a ese problema se le debe ver como un flagelo de descomposición social.

Mencionó la necesidad no sólo de conocer y reconocer su existencia, sino de prevenir, atender y combatir los delitos de ese tipo, de los que se desconoce la cifra exacta de víctimas, debido a que el temor es la principal causa de que se padezca el silencio.

En el foro “Por un Mundo sin Violencia, la Importancia de la Prevención”, Mandujano Curiel expuso que los delitos sexuales representan una de las manifestaciones más perversas de la violencia contra las personas.

Suponen, alertó, múltiples tipo de maltrato contra la infancia que no ha logrado su desarrollo fisiológico y evidencian el ejercicio más brutal del poder de dominio sobre otra persona.

Subrayó que de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar en violencia física, abuso sexual y homicidio de menores de 14 años.

Y a decir de la PGR e instituciones de seguridad internacional, dijo, en 2013 se detectaron más de 12 mil cuentas personales en Internet donde se exhiben imágenes de explotación sexual a menores de edad, cuyas edades oscilan entre cuatro y 16 años.

Enfatizó que esa situación representa una amenaza constante y latente, por lo que es prioridad tener conocimiento de las medidas preventivas que permitan mantener a niños, niñas y adolescentes a salvo.

Recordó que en todo el mundo el 19 de noviembre se reconoce y se evidencia una de las violaciones más aberrantes contra la infancia: el abuso sexual.

Según las Naciones Unidas, cada minuto cuatro menores sufren abuso sexual en América Latina, de los que al menos tres son niñas, y que la mayoría no logrará recuperarse nunca de ese trauma.

“Una de cada cinco niñas y hasta 10 por ciento de los niños son víctima de abuso sexual, lo que equivale a alrededor de 4.5 millones en México, de los que únicamente dos por ciento de los casos se conocen en el momento que se presenta el abuso.

Hizo notar que las personas abusadas en su infancia llegarán a la adolescencia y a la edad adulta con ansiedad y depresión, entre otros trastornos, además de relaciones disfuncionales.

Esta realidad, dijo, “nos obliga a reforzar nuestro compromiso como sociedad de seguir generando acciones de prevención contra la violación de derechos humanos de la infancia, especialmente aquellos como tener una vida plena y de acuerdo con los derechos humanos universales, entre ellos la libertad sexual y el respeto a la dignidad humana”.