La economía está sana: Andrés Manuel López Obrador

La economía está sana: Andrés Manuel López Obrador

0 136

En su discurso en el Zócalo capitalino a un año del inicio de su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en su primer año de gobierno se logró contener la inflación, se aumentó el salario mínimo y se mantiene el pago de la deuda externa.

Señaló que hasta el momento se han pagado 454 mil millones de pesos de deuda externa.

Además, destacó que en lo primeros meses las remesas enviadas por mexicanos desde Estados Unidos fueron de 26 mil 980 millones de dólares, “el monto más alto registrado en la historia”.

López Obrador informó que de acuerdo con el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), en lo que va del año se crearon 648 mil nuevos empleos, además de los que se generaron mediante los programas sociales como Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro, y otros que ascienden más de un millón de empleos adicionales.

Recordó que el salario mínimo aumentó en 36 por ciento, como no había ocurrido en los últimos años.

“Tenemos finanzas públicas sanas, la recaudación de impuestos aumentó en 139 mil 699 millones con respecto al año pasado, es decir 1.6 por ciento más en términos reales”, dijo, tras destacar que el peso se ha fortalecido 4.0 por ciento en relación con el dólar.

El titular del Ejecutivo Federal reconoció que no se ha tenido el crecimiento económico esperado, pero afirmó que “existe una mejor distribución de la riqueza, pues el presupuesto no se queda en pocas manos”.

“Cumplimos un año de gobierno y, a diferencia de otras administraciones, no hemos devuelto dinero a patrocinadores de campañas políticas, no hemos privatizado los bienes públicos ni hemos dedicado la guerra a nadie, solo a la corrupción y a la impunidad”, afirmó López Obrador.

Sobre la economía mexicana, el mandatario también aseguró que se lograron 26 mil millones de dólares de inversión extranjera, mientras se lograron ganancias de 384 mil millones de dólares por exportaciones, lo que significa un incremento un del 3.0 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

No a la intervención extranjera

“No aceptamos ningún tipo de intervención” y “democracia sí, militarismo no”, fueron las dos frases con las que el presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a la posición que mantiene con su homólogo estadunidense Donald Trump.

Explicó que la relación con Estados Unidos es de desarrollo mutuo, cooperación y solución de problemas como la migración, el trasiego de armas, el combate al mercado internacional de drogas y el tráfico de personas.

Sin embargo, dijo que su administración ha dejado claro su posición: “no aceptamos ningún tipo de intervención, somos un país libre y soberano”.

López Obrador se refirió también al asilo que otorgó al expresidente de Bolivia, Evo Morales, y aseguró que el boliviano recibió un golpe de Estado, por ello aseguró que en materia de política exterior su posicionamiento es: “democracia sí, militarismo no”.

“Evo no es solo nuestro hermano, que representa mayormente al pueblo indígena, el fue víctima de un golpe de Estado (…), por eso en México sostenemos democracia sí, militarismo no”, afirmó López Obrador.

Venta de amuletos

Desde el paraguas “me canso ganso” en 100 pesos, hasta el amuleto de la Cuarta Transformación: un llavero con la figura presidencial, en solo 10 pesos, forman parte de la vendimia del AMLO Fest en el Zócalo de la Ciudad de México por el primer año de gobierno.

A un año de distancia del inicio del primer gobierno de izquierda, en ese punto de la capital del país se observan autobuses repletos, representantes de sindicatos magisteriales y de gobiernos estatales como los de Veracruz y Ecatepec buscan pasar lista con sus contingentes en primera fila.

“Llévelo, llévelo, es el amuleto de la 4 T en solo 10 pesitos. Es de colección, llévelo”, anuncia un vendedor ambulante de unos 70 años en la desembocadura de Madero hacia la Plaza de la Constitución, epicentro dominical del mensaje presidencial previo un festival de música tropical.

A unos pasos de ahí, Juan, veinteañero, ya casi terminó con la dotación de 100 paraguas “me canso ganso” que vendió sin dificultad en solo dos horas en 100 pesos. “Es que el calor va estar perrón y la gente se previene”.

La venta va. Desde sombreros de palma de entre 30 y 70 pesos, pilas para recargar celulares en 150 pesos, mangas para el sol en 20 o tacos de canasta en cuatro pesos.

El Zócalo casi lleno. Los de la SNTE e invitados especiales en primera fila sentados. Solo algunos sin acreditación que llegaron temprano como don Ángel, tabasqueño, empleado estatal jubilado que ahora se dedica a fabricar palapas.

“Llegamos con unos amigos a las 6 de la mañana. Agarramos buen lugar. En Tabasco la situación está difícil en desempleo e inseguridad, esperemos que después de este primer año todo cambie”, confió.

Los cafés, restaurantes, changarros y baños del Centro Histórico tienen casa llena ante los contingentes provenientes de todo el país al AMLO Fest del primer año.

Se prevé que desde el templete, frente a la Catedral, el presidente Andrés Manuel López Obrador dirija este mediodía un mensaje a la población.

José Mujica

El expresidente de Uruguay, José Mujica, dijo que más que desearle suerte al presidente Andrés Manuel López Obrador, desea que le vaya bien a México.

En un hotel del Centro Histórico de la Ciudad, minutos antes de trasladarse al Zócalo, Mujica refrendó sus vínculos con México y con los mexicanos.

“Yo estoy muy al sur, me siento amigo de México, porque muchísimos de mis compatriotas en años difíciles recargaron en México y tuvieron cama, comida y trabajo y pudieron muchos tener su familia y vivir aquí”, señaló Mujica, al preguntarle por su visión del gobierno de López Obrador.

Aclaró sin embargo que no le corresponde a él tomar partido en los dilemas de la sociedad mexicana. “Lo que tengo que desearle es buena suerte y aventura, porque tengo que agradecerle al pueblo mexicano en gran medida”, comentó.

“Ojalá que México supere los problemas que tiene”, señaló el considerado símbolo de los gobiernos de izquierda en América Latina.

Mujica recordó la frase de Porfirio Díaz: “Yo sé que hay un precio en aquella vieja afirmación de Porfirio: ‘tan lejos de Dios y tan cerca …de (Estados Unidos)’. Eso le ha traído posibilidades y desgracias y a veces pienso que le ha traído más desgracias que posibilidades”.

Mujica consideró que América Latina tiene una gran deuda con su gente, por los contrastes económicos que hay en las sociedades.

“Componemos el continente más injusto, tal vez el más rico en recursos naturales, pero muy injusto. Hay una deuda con nuestros pueblos muy grande. “Lo que pasa es que nuestra historia económica arrancó mirando al mundo y no mirándonos entre nosotros”, opinó en la entrevista.

Mujica, quien asiste como invitado especial a la celebración del primer aniversario del inicio del mandato de López Obrador, destacó la tradición de asilo que tiene México.

“México tiene una historia secular en materia de recoger gente perseguida, de abrir sus puertas. Lo hizo con la Revolución Española con cantidad de gente. Yo le tengo que agradecer y respetar los gobiernos que estén”, puntualizó.