J. Guillermo Sánchez G., Director de Coros y Orquestas infantiles de México...

J. Guillermo Sánchez G., Director de Coros y Orquestas infantiles de México se presentará en la sala Ollin Yoliztli

0 2144

En el arte de enseñar y contribuir en el desarrollo musical de la niñez mexicana,  J. Guillermo Sánchez, es sin lugar a dudas el embajador por excelencia de nuestros tiempos y es que no por nada el Presidente y Director de Coros y Orquestas Infantiles de México año con año da muestra de la transformación que cientos de niños viven a través de su método musical.

 J. Guillermo Sánchez, será quien marqué el ritmo los próximos 8 y 15 de diciembre  en los cuatro conciertos que ofrecerá en el Centro Cultural Ollin Yoliztli, donde reunirá en cada uno a más de 250 niños que ejecutarán obras musicales impregnadas de esperanza y notas navideñas.

La pasión y  la capacidad  de los cientos de niños es  reflejada en la majestuosidad de sus interpretaciones que dan un grado de nobleza a temas de maestros como: Tchaikosvsky, Vangelis y temas propios del también compositor Guillermo Sánchez, como: Historias de Cristal y Es Navidad

Ya suman 29 años, desde que el maestro Sánchez ha enseñado a decenas de generaciones, mostrándoles el mundo de la música y así transformando su vida al brindarles la oportunidad de crecer en este ámbito cultural y artístico.

“Es un honor trabajar  con los niños de México; día a día yo me enriquezco son su genuina avidez de aprender. La base que sustenta esta majestuosa gala lo conforman músicos profesionales de diferentes orquestas. El programa del próximo domingo 8 y 15 de diciembre, incluirá música de concierto y popular, canciones en diferentes idiomas, música instrumental y obras originales que en ningún momento dejarán de lado la magia de la navidad.

El Director Guillermo Sánchez, asegura que después de estos conciertos los niños y jóvenes no vuelven a ser los mismos, “Tras veintinueve años de trabajo sé que la fórmula para cautivar a los niños, está en mostrarles con el ejemplo que la música puede ser el cómplice perfecto para crear no sólo una navidad llena de ilusiones, sino un mundo mejor y especial, que no sea un lugar común, sino una realidad que transforme vidas y de esperanza para un mundo mejor “.

“A través de la música los niños también aprenden a reconocer que tenemos diferencias, por lo que respetarán la diversidad, transforman y alimentan su espíritu; se trata de hacer de la música una herramienta de formación integral, para que desarrollen disciplina, alta autoestima y trabajo en equipo”.