Ofelia Medina triunfa con la obra «Cada quien su Frida», en el...

Ofelia Medina triunfa con la obra «Cada quien su Frida», en el Teatro Wilberto Cantón

0 207

José Luis Ramírez Ibarra

Poesía, música tradicional mexicana y grandes actuaciones de su selecto elenco artístico, es lo que ofrece al público «Cada quien su Frida», un emotivo montaje que se presenta sábados y domingos a las 17:00 horas  en el Teatro Wilberto Cantón, donde la primera actriz Ofelia Medina interpreta de manera magistral a Frida Kahlo.

​»Cada quien su Frida» es una propuesta escénica en la que los espectadores disfrutan de la poesía escrita por Frida Kahlo, además de que la obra está basada en las cartas que escribió la pintora a Diego Rivera, creando una atmósfera de gran emotividad durante el desarrollo de la propuesta teatral, cuya dirección corre a cargo de Ofelia Medina.

La obra además incluye las canciones que más gustaban a Frida, por lo que se cuenta con la participación de estos músicos: Ángel Chacón (guitarrista); Montserrat Revah (en las percusiones); Federico Luna (armónica); Julio Aguilar (acordeonista) y Malena Durán (cantante).

La Frida de Ofelia es una de cabal envergadura. Ofelia no la representa: la encarna. El espíritu, el aliento de la pintora entra al torrente de sangre de la actriz. Difícil ver donde comienza una y termina la otra: todo es vasos comunicantes, conjunción de astros, lazo hecho de fluidos y de nervios, amalgama de la vida y la muerte. Ofelia, quien ya nos ha dado varias versiones de Frida, ahora escribe y dirige esta puesta en escena, donde borda las palabras y preferencias musicales de Frida con la presencia de otros personajes.

En la parte actoral, se cuenta con la presencia de Alejandra Hayde, a cargo del personaje de la «Obrerita», mientras que César Romero es el acróbata y actor que interpreta a la «Frida calaca».

Acerca de la Casa Azul de Frida Kahlo

En la calle Londres en Coyoacán, uno de los barrios más antiguos y hermosos de la Ciudad de México, está Casa Azul, la casa donde nació en 1907 la famosa pintora Frida Kahlo y murió en 1954. La casa fue construida en 1904 por el padre de la artista y desde 1958 es un museo interesante, un hito cultural en la capital mexicana. La casa-museo está abierto todos los días, excepto los lunes, y es visitado por curiosos y amantes del arte; En su interior alberga obras, joyas, ropa, numerosos artículos personales, como una silla de ruedas y una vasta colección de artefactos precolombinos que su esposo Diego Rivera amaba coleccionar. La casa de Frida Kahlo se llama «azul» porque está dominada por el azul cobalto.