Polémica entre diputados por asilo a ex presidente de Bolivia

Polémica entre diputados por asilo a ex presidente de Bolivia

0 316

El Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, a través del diputado Antonio Ortega Martínez, alertó que el gobierno mexicano –particularmente de la Secretaría de Relaciones Exteriores- vienen dando pasos y tomando decisiones precipitadas, cargadas de protagonismo estéril que pueden poner en riesgo la imagen del país, su autoridad política y moral frente a los hermanos de Latinoamérica, y señaló que la figura del asilo debe concederse; pero sin protagonismos estériles ni argumentos ideológicos que hagan perder a nuestro país sus activos.

Después de que el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón anunciara que el hoy ex presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma hiciera oficial su solicitud de asilo político al gobierno mexicano y que la Secretaría de Gobernación lo ha avalado; Ortega Martínez recalcó que, pese a lo que se afirma desde sectores gubernamentales – y que figura como motivo principal para atender favorablemente la solicitud- “no es el típico golpe militar, hay que decirlo con claridad”.

“Un golpe militar, explicó, trae como consecuencia inmediata que los militares se hagan cargo de la conducción política del país y sean ellos quienes decidan la vida pública; y en Bolivia lo que hay es la renuncia de un presidente electo en ciernes; de los líderes de las cámaras del Congreso; de los ministros del gobierno, y de muchos gobernadores. Estamos, pues –subrayó- ante una crisis constitucional que alguien tiene que llenar mientras se encuentra una salida”.

Estamos hablando, precisó el legislador, de un proceso electoral cuestionado en donde la Organización de Estados Americanos da un informe producto de observación internacional imparcial en donde describe irregularidades y acusa fallas en el proceso electivo de Evo Morales; pero, además ¿quién puede negar que Evo Morales y la corriente política que encabeza, acomodó la Constitución, la reformó para que -igual que Venezuela, Nicaragua y otros países- pudiera alargar su permanencia como gobernante?

Es cierto, dijo, los números económicos de Bolivia hablan de un crecimiento importante, de la recuperación de riqueza del país para control y tutela en el gobierno; de que se disminuyó la desigualdad y se sacó de la pobreza extrema a muchos habitantes; pero ese proceso desgastó al grupo hegemónico, polarizó la vida política en el país y, en el último período, la corriente y propuestas que Evo encabeza fueron cuestionados al grado tal, que su permanencia y la consulta finalmente se resolvieron en tribunales a su favor; pero no se respetó una consulta en donde salía en desventaja.

El proceso electivo, resaltó Antonio Ortega, entró en conflicto, el país se polarizó, las principales centrales obreras, mineras, y una corriente importante de coqueros se desmarcó de la insistencia para que Evo Morales continuara en el gobierno; vino después de la “caída del sistema”, una reacción masiva de la población contra un fraude electoral que generó confrontación, muertos y, finalmente, hay una crisis constitucional.

El día de hoy, resaltó el legislador perredista, se ha solicitado formalmente a México el asilo para Evo Morales cuando los cubanos, los nicaragüenses y los venezolanos, anticipándose, le habían ofrecido la protección consular ¿por qué razón no la acepta y prefiere venir a México? ¡Pues sin duda porque nuestro país tiene una autoridad moral y política en América Latina, y es un actor con privilegios por sus antecedentes históricos!, subrayó.

No obstante, el diputado federal planteó que, desde el inicio del conflicto, el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, y en especial el canciller Ebrard, están asumiendo decisiones precipitadas, influenciadas por posicionamientos ideológicos y alianzas que no se animan a confesar públicamente; pero –alertó- pueden llevar al país a la pérdida de sus activos políticos y morales.

“Creo que conveniente que cese el protagonismo del Secretario de Relaciones Exteriores, que cese la precipitación, y que las decisiones que se tomen, se hagan sin argumentos ideológicos; sino que sean producto de la historia de nuestro país frente a la persecución de adversarios políticos, que se den las garantías necesarias; pero -repito- sin apresuramientos” remató.

El Partido Acción Nacional (PAN) rechazó el otorgamiento de asilo político al expresidente de Bolivia Evo Morales, decisión anunciada por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Marko Cortés, expresó el rechazo del partido a “la decisión de dar asilo a quien violentó la voluntad popular para perpetuarse en el poder”. A través de un tuit, Cortés afirmó que “La política exterior de México debería estar comprometida con la defensa de la democracia y los derechos humanos”.

También Juan Carlos Romero Hicks criticó que el presidente Andrés Manuel López Obrador y Ebrard “se adelantaron a felicitar a Evo Morales cuando no había certeza en su triunfo electoral. Y ahora, faltando a la congruencia le brindan asilo político”. Romero Hicks exhortó a Ebrard a “no manchar la honorabilidad” de la política exterior mexicana.

El senador priista Manuel Añorve declaró dirigiéndose a Evo Morales “no eres bienvenido en México, tu intolerancia, tu reeleccionísmo tramposo y tu presidencialismo autoritario, ha llevado a tu país a la tragedia y confrontación. Igual que Maduro lo hizo en Venezuela, tú lo hiciste en Bolivia”.

Mientras que el grupo parlamentario del PT celebró que el gobierno mexicano conceda asilo político a Juan Evo Morales Ayma, luego de presentar su renuncia “forzada” a la presidencia de la República de Bolivia.

“Este acto, sin duda, demuestra que México cuenta con un Estado que se caracteriza por ser solidario con quienes, por persecución política, tienen la necesidad de abandonar sus países de origen”, indicó la bancada en un comunicado.

Expuso que el asilo político es un derecho soberano del Estado mexicano, que coincide con los principios que rigen la política exterior para proteger los derechos humanos y respetar la autodeterminación de los pueblos, la solución pacífica de las controversias y la no intervención.

Los diputados del PT lamentaron la situación que atraviesa el Estado Plurinacional de Bolivia que originó, “a todas luces, un golpe de Estado”.

“Condenamos estos deleznables actos, pues a todas luces se trata de un golpe de Estado, ya que el mandato del presidente fue interrumpido mediante un procedimiento inconstitucional, debido a que no hubo destitución parlamentaria sino renuncia forzada y en el cual las fuerzas armadas participaron”, aseveraron.

Reconocieron la decisión de Evo Morales para evitar un estado de violencia que afectaría severamente al pueblo boliviano y ponderando en todo momento la estabilidad social y confiaron en que, a la brevedad logren restablecer su democracia.

“México es fiel a su historia, se caracteriza por defender los derechos humanos, así como por enarbolar el respeto a la vida, la libertad y la integridad de las personas”, reiteró el grupo parlamentario.

El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, afirmó que su bancada apoya el anuncio del gobierno federal de conceder asilo político al presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma.

“Brindar el apoyo, dar el respaldo al gobierno mexicano de este anuncio que hizo el Canciller (Marcelo Ebrard Casaubón) de conceder asilo político al presidente Evo Morales Ayma”, indicó en rueda de prensa.

Ayer, Ebrard Casaubón anunció que el gobierno mexicano otorgó asilo político al presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, por razones humanitarias y para salvaguardar su vida e integridad ante la crisis que se vive en ese país.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) saludó la decisión, ya que “es congruente con la tradición de política exterior de nuestro país”.

“Por supuesto, que apoyamos al gobierno mexicano y le damos la bienvenida a Evo Morales a México”, dijo.

Expresó su solidaridad con el gobierno mexicano en pedir a la comunidad internacional la protección de la embajada mexicana en Bolivia.

“Reafirmar nuestra convicción de que prevalezca la democracia y no los golpes que tanta sangre han propiciado en el pasado en América Latina”, finalizó.