Pide AMLO no ser agente de la corrupción

Pide AMLO no ser agente de la corrupción

0 166

El presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló que una de las principales causas de nuestros problemas sociales, es la corrupción que imperó en el país, pues por ella, se produjo una monstruosa desigualdad económica y social, y eso es lo que ha dado al traste con todo. Pese a todos los problemas, afirma, que no cambiará la estrategia, nosotros vamos a seguir atendiendo las causas que originan la inseguridad y la violencia.

“Estamos seguros que es la forma más eficaz y más humana de enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia, lo que estamos haciendo. Estamos convencidos de eso”.

Entonces, ahora que se han iniciado los cambios vamos a procurar, en el marco de la ley, que haya una mejor distribución del ingreso, que no haya tanta desigualdad económica y social. Y lo tenemos que conseguir con la participación de todos.

El gobierno juega un papel importante, pero también la sociedad y el sector empresarial. El gobierno puede dar el ejemplo orientado el presupuesto, por ejemplo, a los que más lo necesitan. Eso es lo que estamos haciendo, atender a todos, escuchar a todos, respetar a todos, pero darle preferencia a la gente humilde, a la gente pobre, que sean los que reciban más. Esa es una parte importante.

La otra es la que tiene que ver con la actitud del sector privado, que debe de procurar desde luego hacer negocios, esa es su función principal, pero al mismo tiempo buscar ganancias razonables y que se respete el marco legal, que se paguen los impuestos. Todo eso ayuda mucho.

Y la sociedad en su conjunto, que todos contribuyamos para denunciar la corrupción, no ser agente de la corrupción y ser responsables, como lo son y hay que reconocerlo, la mayoría de los trabajadores de México, que cumplen, trabajan, reciben hasta pocos salarios y gracias a ellos el país sale adelante.

Este es un tema interesante a tratar, porque luego nos quedamos nada más en los efectos y no analizamos las causas, y se requiere saber por qué la crisis de México. Es muy fácil decir desde un medio de información, más si es un medio de información extranjero, que existe una crisis sin tener los antecedentes. Por lo general, estos medios se dedicaron a aplaudir al régimen que produjo esta monstruosa desigualdad económica y social, y nunca advirtieron que se iba a producir una descomposición social y que se iba a provocar inseguridad y violencia, todo lo que estamos padeciendo.

También decirles, comentarle a toda la gente, que va aplicándose el plan de transformación a pesar de todos los obstáculos, de todos los problemas que tenemos que enfrentar. Seguimos avanzando.

Y reafirmo que se ha logrado mucho en poco tiempo, yo podría decir que ya están las bases de la transformación, pero todavía falta terminar la obra. Por eso estoy planteando que nos va a llevar un año más y que entonces sí va a quedar terminada la obra de transformación en un año más.

Y va a ser muy difícil -no me gusta la palabra ‘reversible’ usarla- decir que no se va a poder dar marcha atrás, porque en la historia siempre hay cambios, además es hasta saludable; pero sí les va a costar trabajo a los conservadores dar marcha atrás a todo lo logrado, de eso estoy absolutamente seguro, no van a poder, porque vamos a cimentar bien, son nuevas condiciones, nueva política y va a ser muy difícil regresar al oprobio que significó el periodo neoliberal, la política de pillaje, de saqueo, el abandono del pueblo. Va a ser muy difícil. Y ese es el propósito, por eso también la prisa.

¿Por qué doy a conocer esto?

Porque últimamente hemos enfrentando situaciones difíciles, pero esto no nos va a desviar; al contrario, en las crisis, aunque sean transitorias, se definen más las posturas.

Por ejemplo, todo esto de la violencia de Culiacán hasta los lamentables hechos de la familia que es asesinada, despertó, alentó los afanes autoritarios, de uso de la fuerza, todo esto que llevó en su momento a declarar la guerra al narcotráfico. En aquel entonces no estaba ni siquiera así, no se tenía un diagnóstico de lo que estaba sucediendo, fue una determinación que se decide pensando que de esa manera se iba a adquirir legitimidad.

Acababa de pasar la elección y era como un golpe espectacular, es decir, esto le va a gustar a la gente, pensando que sí hay un sector de la población con afanes autoritarios, de los que quieren resolver todo con el uso de la fuerza, ayer hablábamos de eso, y resultó un fracaso el tomar esa decisión, no se logró nada.

Como fracasa esa estrategia -porque ni modo que digan que no fracasó- decimos nosotros: Ya no vamos a seguir por el mismo camino trillado de siempre. En sus propios términos, hablamos de un nuevo paradigma para enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia, que tiene como sustento atender las causas que originan la inseguridad y la violencia, es decir, el que haya bienestar. Empezamos.

Como existen las inercias, y no sólo eso, los grupos de la delincuencia, se presentan los casos como lo de Culiacán y lo de ahora, repito, de los asesinatos de las familias LeBarón, brota de nuevo, como el grito de las ranas: ‘Necesitamos fuerza, necesitamos violencia, necesitamos guerra’. Bueno hasta eso, que es lamentable, ayuda a la definición porque se vivía en una especie de enajenación.

Ustedes pueden ver que nunca en el periodo neoliberal se habló de atender las causas que originaban la inseguridad y la violencia, nunca, lo pueden ver en el discurso.

Todo era resolverlo con medidas coercitivas, resolver el problema con leyes más severas, con cárceles, con mano dura, enfrentar la violencia con la violencia y los personajes más siniestros manejaban el tema de la seguridad con esa concepción. Ahora se presenta esta situación lamentable y vuelven. Una gran lanzada.

En conclusión, nosotros no vamos a cambiar la estrategia, nosotros vamos a seguir atendiendo las causas que originan la inseguridad y la violencia. Estamos seguros que es la forma más eficaz y más humana de enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia, lo que estamos haciendo. Estamos convencidos de eso.

Dos, no vamos a usar la violencia para enfrentar la violencia. Estamos absolutamente convencidos que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia. Y respetamos a quienes piensan de otra manera, pero nosotros llegamos al gobierno con esa propuesta, incluso está escrita en el Plan Nacional de Desarrollo con toda claridad. No es una ocurrencia, es algo que hemos analizado durante mucho tiempo, vamos a seguir actuando de la misma manera.

Y agradecerle a mucha gente que nos está dando su respaldo y su confianza. Agradecerles porque se necesita sacar adelante la transformación y enfrentar todas las adversidades.

Y vamos bien, que no haya duda de que vamos muy bien y que vamos a ir superando todo esto que es una herencia de una política fracasada, que nunca más se va a volver a aplicar en el país, nunca más.