La Secretaría del Bienestar de BC cambiará la política social

La Secretaría del Bienestar de BC cambiará la política social

0 464

Mexicali, BC.- Con un nuevo padrón de beneficiarios de programas sociales, reestructuración de apoyos a organismos de la sociedad civil, apoyo integral y fortalecimiento a centros comunitarios, la Secretaría del Bienestar de Baja California buscará darle un giro de 180 grados a la política social de la administración pública estatal, que fue diseñada y operada durante 30 años por gobiernos del PAN.

Los programas panistas están diseñados para cuestiones electorales y de desvíos de recursos, señaló Cynthia Gissel García Soberanes, secretaria del Bienestar a partir del 1 de noviembre, quien dijo que ahora se privilegiará la atención a las comunidades más vulnerables de los cinco municipios al llevar programas y proyectos de manera directa a las clases populares.

“Estamos haciendo una base única de personas que verdaderamente necesitan el recurso, no queremos ser un gobierno clientelar como el actual que solo hace programas cuando hay elección o para cuando un alcalde le va mal por una razón y necesita llevar despensas al distrito para que la gente no diga nada”, mencionó, al tiempo de advertir que en el gobierno de Morena se apostará porque los proyectos vayan de forma directa a cada una de las comunidades, “para eso estamos trabajando actualmente con un voluntariado”.

García Soberanes aseguró que no es complicado realizar un padrón único de beneficiarios del Estado, que se complemente con el de la federación y municipios, ya que, afirmó, se requiere de voluntad.

“Estamos haciendo un análisis completo, porque el Estado tiene los recursos, lo que pasa es que esos mismos recursos no se aplicaban correctamente, se desviaban” comentó.

Por ello, la ex diputada federal por Baja California reiteró que se cambiarán totalmente los programas que actualmente tiene la Secretaría de Desarrollo Social del Estado (SEDESOE), pues consideró que los 21 programas, principalmente el “De la Mano Contigo”, que cuenta con un presupuesto superior a los 400 millones de pesos anuales, no funciona y son meramente para sustentar acciones político-electorales.

“No vamos a ser un gobierno que regale zapatos y cobijas. Si está en nuestras posibilidades, y con un proyecto definido, y si las necesidades de la comunidad lo establece, los vamos a dar; pero, no vamos a comprar millones de zapatos solamente para que al final del día ni los entregan y terminan almacenados, mientras que la gente en sus comunidades está descalza”, apuntó.

 Cynthia Gissel García Soberanes aseveró que un punto central de la próxima política social del gobierno de Jaime Bonilla Valdez será el de fortalecer los centros comunitarios: apoyando a los gimnasios, zonas recreativas y los espacios comunes para que se integren las comunidades, con el compromiso, dijo, de dotarlas de servicio de internet, y en general en donde tengan cabida los principales programas del gobierno estatal.

Reveló que en el rediseño de programas de la próxima Secretaría del Bienestar se incluyó a esta dependencia la Subsecretaría de Adicciones para atender de manera transversal desde la política social y de salud a los consumidores de drogas que presenten adicción, pues consideró que si hay un adicto en la familia “toda esa está enferma, por eso debemos llegar al tejido social y a la casa, y a partir de ahí establecer el programa para los adictos”.

Como parte del combate a la corrupción, la próxima secretaria del Bienestar en Baja California indicó que es vital la creación del padrón único de beneficiarios y una reestructuración de las OSC’s, ya que representantes de estas asociaciones civiles han expresado el modo de operación de los funcionarios estatales condicionándoles el apoyo a cambio de una mordida o gran tajada del recurso público.

“Hay muchos grupos que reciben recurso porque pertenecen al partido que gobierna en este momento; pero, al llegar a entrevistar a muchos presidentes de las organizaciones civiles, nos han dicho que les tocan 100 mil pesos mensuales pero que los llevan al banco para cambiar el cheque condicionándolos a solamente recibir mil pesos de los 100 mil”, explicó.

Ante esta situación, García Soberanes refirió que la fuga de recursos que hay en todos los programas y proyectos de la dependencia, es similar, por ello adelantó que van a fortalecer a las OSC’s y eliminarán a muchas otras.

“Las organizaciones que son de parapeto, las que no funcionan van para afuera, por eso desde una vez lanzamos la convocatoria a todas las asociaciones civiles que no han sido tomadas en cuenta por este gobierno para ir encauzándolas y que queden registradas”, puntualizó.

Por último, la política y abogada tijuanense declaró que el gobierno morenista en el estado será de proximidad. “Sabemos que es una tarea titánica porque son 30 años de divorcio del gobierno con la sociedad, pero la gente esta creyendo en nosotros, tenemos la vara muy alta y las expectativas son muy altas”.