Crece 11.5 por ciento el robo de trenes de carga en...

Crece 11.5 por ciento el robo de trenes de carga en tres meses en Tlaxcala y Puebla

0 356
Tlaxcala.- El robo de trenes de carga pasó de 948 a mil 57, del último trimestre de 2018 al primer trimestre de 2019 en su mayoría en las rutas ferroviarias de Tlaxcala y Puebla.
De manera subrepticia, agazapada, la inseguridad y robo en los trenes de carga en México es una crisis que poco a poco se agudiza, pues este delito  va al alza en los últimos meses  en un 11.5 % de un trimestre a otro, donde los ladrones han aumentado la frecuencia con la que  bloquean, aflojan las vías o de plano las asaltan a mano armada para robar su contenido.
En el último trimestre del 2018 se registraron  948 robos en contra de ferrocarriles de carga, pero en el primer trimestre de este 2019, esa cifra subió a mil 57 eventos de este tipo, lo que representa un incremento intertrimestral del 11.50 por ciento, según datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
El “robo a producto/carga” concentra el 89.36 por ciento de todos los casos de “robo a tren” y el 64.90 por ciento del total de hurtos en el sistema ferroviario durante el presente periodo, alerta el secretario de la Comisión de Infraestructura en la Cámara de Diputados, Jorge Alcibíades García Lara, quien solicita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana que instrumente e intensifique operativos de vigilancia en las zonas que registran alta incidencia de robo y vandalismo en perjuicio del sistema ferroviario.
De acuerdo con reportes de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), los productos que más roban los  ladrones de trenes  son granos, semillas, autopartes y material de construcción, de los ferrocarriles  que circulan a través de los más de 26 mil 900 kilómetros de red que atraviesa el territorio nacional.
El legislador de Movimiento Ciudadano  detalló que el modo de operar más común es colocar piedras y ramas en el riel para obligar al maquinista a frenar y que un grupo armado robe la mercancía; otras veces atacan en silencio, vandalizan las tolvas para que los granos se esparzan por la vía y mujeres y niños los recojan.
Todo el territorio nacional, salvo la península de Baja California, tiene vías férreas, por lo que “todos los días circula por el país una enorme cantidad de mercancías que representan un fuerte atractivo para la delincuencia”.
Dicho reporte asegura que el primer trimestre de 2019 se registró un total de 3 mil 694 casos de inseguridad en el sistema ferroviario mexicano, de los cuales se tienen 1,057 robos y 2 mil 637 actos vandálicos, un incremento de 11.50 por ciento y 17.93 por ciento, respectivamente, respecto al cuarto trimestre de 2018.
En un punto de acuerdo, que analiza la Primera Comisión de la Permanente, se precisa que son tres los estados que concentran el mayor  robo de mercancías en este período: Sonora, Tlaxcala y Puebla. En conjunto, estas tres entidades contribuyen con el 35.10 por ciento del total de hurtos a trenes.
Sin embargo, en cuanto a actos de vandalismo, es decir obstrucción, bloqueo o destrucción de vías,  los estados que más registraron este tipo de actos  son  Sonora (313 que equivale al  11.8 %  Tamaulipas (280, el 10.6 %)  y Guanajuato, (263, el 9.9 %).
Lara  precisó que los casos de vandalismo durante el periodo trimestral bajo análisis, pasaron de dos mil 236 a dos mil 637 eventos reportados, lo que equivale a un incremento de 17.93 por ciento con respecto al periodo trimestral previo.
Puntualizó que si a estos datos se suman las consecuencias derivadas de los sucesos ocurridos a principios de 2019, cuando se bloquearon las vías férreas en Michoacán, ocasionando pérdidas económicas, “podemos concluir que es apremiante que las autoridades apliquen medidas preventivas para inhibir la comisión de delitos y actos vandálicos en el sistema ferroviario mexicano”.
Recordó que  los trenes permiten el acceso y tránsito oportuno de mercancías desde los puertos, descongestionan el sistema carretero (un tren puede sustituir hasta trescientos camiones). Además, se abaten importantes niveles de contaminación, y provee un ambiente más seguro y amable para la comunidad en general; lo que permite al gobierno, a través de particulares, lograr una integración ­real del territorio nacional y ejercer así su papel rector.
De acuerdo con la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, la infraestructura en México está compuesta por 17 mil 360 kilómetros de vía principal y secundaria concesionada; 4 mil 474 kilómetros de vía auxiliar (patios y laderos) y mil 555 kilómetros de vías particulares, las cuales en conjunto suman un total de 23 mil 389 kilómetros de vía operada.  Si se consideran los tres mil 525 kilómetros de vía fuera de operación, la red total dentro del territorio es de 26 mil 914 kilómetros.