Hace 50 años se tomó la legendaria foto de Abbey Road, de...

Hace 50 años se tomó la legendaria foto de Abbey Road, de los famosos Beatles

0 180

Londres.- Me pregunto si cuando tomaron esa foto, los Beatles imaginaron que se convertiría en uno de los más icónicas (y más reproducidas) en su historia, así como en la historia de la música. Un día de verano, en un Londres que parece semi desierto; un cruce peatonal en Abbey Road, donde se ubicaron los estudios de la famosa grabación de Emi; 4 jóvenes con cabello largo, ya estrellas mundiales, que siguen su camino. Un camino que desde allí habría llevado a los Fab Four a dividirse para siempre.

Han pasado 50 años desde esa toma, que se convirtió en la portada del álbum Abbey Road. Era el 8 de agosto del año mágico 1969 (entre Woodstock y algunos de los álbumes más importantes de la historia). John Lennon, Paul McCartney, Ringo Starr y George Harrison estaban grabando el álbum, que, lanzado más tarde el 26 de septiembre de ese año, sería el último de la banda.

Abbey Road llegó en un momento complicado en la historia del grupo: después de los fracasos debido principalmente a desacuerdos internos y la ‘mala influencia’ que Yoko Ono tuvo sobre John Lennon, la alquimia se perdió y los Beatles no habían estado de gira durante tres años. Regresaron al centro de atención después del famoso concierto en el techo de Apple Records, y luego los cuatro decidieron que Let It Be, un gran fracaso para debutar, pero que se había convertido años después en una de las canciones más representativas de los Beatles, no podía ser el último trabajo juntos. En resumen, durante las grabaciones de Abbey Road, los Beatles ya sabían que este era el final de una era. Fue idea de McCartney nombrar el álbum como el camino que los vio trabajando a plena capacidad.

El camino estuvo bloqueado por solo diez minutos, y el fotógrafo Iain Macmillan realizó seis tomas, subiendo una escalera ubicada en el centro de Abbey Road. Fue el propio McCartney quien eligió entre los seis. Lennon abre la cola (con un traje blanco y zapatillas de deporte), le sigue Ringo (muy elegante con un traje oscuro), luego Paul (con una camisa azul y blanca, con los pies descalzos) y finalmente George (con jeans). Los pies descalzos de McCartney alimentaron la leyenda sobre su muerte (basada en algunas religiones orientales que entierran a los muertos sin zapatos) y su reemplazo por un doble, y la línea india de los cuatro fue interpretada como una procesión fúnebre. Entre las otras curiosidades relacionadas con el disparo, la del escarabajo en el fondo: fue identificada por los fanáticos y la placa fue robada muchas veces. Al final, los propietarios decidieron ponerlo a subasta.