Asalto a Casa de Moneda exhibe la falta de seguridad en la...

Asalto a Casa de Moneda exhibe la falta de seguridad en la Ciudad de México

0 886

José Ángel Somera

El robo a la Casa de Moneda donde un grupo de asaltantes se apoderó al menos un botín de 50 millones de pesos –en centenarios-, pone en evidencia de nueva cuenta la estrategia de seguridad de los gobiernos federales y de la metrópoli, ante el hartazgo de la sociedad que ya no cree en su discurso y en el pretexto de siempre que en los gobiernos anteriores a la IV Transformación se tuvo la responsabilidad de la actual situación de inseguridad.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana a cargo de Jesús Orta Martínez, quien ha sido el funcionario más criticado por su falta de resultados y estrategia, manifestó que “se continúan con los avances en las investigaciones por estos hechos, y se trabaja con la Fiscalía General de la República en el seguimiento de los delincuentes”.

De acuerdo a la SSC, los hechos se suscitaron en la Casa de Moneda ubicada en las avenida Paseo de la Reforma y Río Sena alcaldía Cuauhtémoc, por medio del C5 y del Centro de Comando y Control (C-2), quienes ya cuentan con imágenes proporcionadas por el gerente de la tienda, asimismo, la PGJCDMX entrevistó a los encargados de la seguridad en el inmueble para allegarse de elementos que lleven a identificar a los participantes en el robo.

La SSC detalló que ya se llevó a declarar a la Agencia del Ministerio Público CUH- 2 a dos empleados y al guardia de seguridad que fue desapoderado de su arma, debido a que aparentemente no se aplicó el protocolo de seguridad.  Al momento se está llevando a cabo las investigaciones correspondientes y se está en seguimiento de los responsables de este robo. La Secretaria de Seguridad Ciudadana colabora con la Fiscalía General de la República  para esclarecer el hecho.

La PGJCDMX indicó que al lugar ingresaron seis sujetos armados, pero hasta el momento no se ha confirmado si se logró consumar el robo.  A dos cuadras del establecimiento una persona fue herida de bala, por los que las autoridades investigan si ambos actos estarían relacionados.

Aunado a lo anterior es la poca respuesta que ha dado el presidente Andrés López Obrador con todo y su Guardia Nacional, sino ahí están los hechos de violencia acontecidos en Jalisco, Veracruz, Chihuahua, Estado de México, Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León, la Ciudad de México, Nayarit, Guanajuato, entre otros. Los delitos más frecuentes son los narcotráfico en sus diversas modalidades, robos a negocios, transeúntes, bancos, tarjeta habientes, transporte público, de cagra en toda la red carretera.

Lo  anterior ha motivado que los empresarios tomen medidas de urgencia ante la falta de respuesta de las autoridades federales, estatales y municipales, lo que ha motivado que en algunos casos el alza a productos de canasta básica como el aguacate en Michoacán, donde integrantes del crimen organizado han cobrado “cuotas” a cambio de dejarlos trabajar.

De acuerdo a la organización “Semáforo Delictivo” hasta junio del presente año a nivel nacional se cometieron2 mil 560 homicidios, 87 secuestros, 687 extorsiones, 5 mil 792 casos de narcomenudeo, 15 mil 139 robos a vehículo, 6 mil 456 robos a casa-habitación, 9 mil 224 robos a negocio, 13 mil 763 casos de lesiones, mil 530 casos de violación, 17 mil 967 casos de violencia intrafamiliar, 77 feminicidios,

Frecuentemente es común ver en los espacios televisivos la imágenes de personas extranjeras relacionadas con diversos ilícitos, esto debido a la falta de un programa de vigilancia o falta de responsabilidad en los protocolos de las autoridades migratorias para conocer qué tipo de personas entran al país, y si cuentan o no con antecedentes penales en su país de origen o en otros.

En cuanto a lo planteado por el presidente Andrés López Obrador de que la Guardia Nacional es en mayor parte la solución al problema de inseguridad junto con los programas sociales y educativos, la Fundación México SOS y la Red Nacional de Mesas de Seguridad y Justicia, que agrupa a más de 30 Mesas en 16 entidades federativas, expresó “la Guardia Nacional no puede ni debe pensarse como una solución final ni única, si bien no todos los gobiernos locales cuentan con instituciones de seguridad sólidas y preparadas, no se puede soslayar la contribución y el diálogo que deben mantenerse con los estados en la construcción de soluciones a largo plazo”.

Refirieron, “el planteamiento de la Guardia Nacional debe responder a una temporalidad definida para su actuación, así como contar con mecanismos de seguimiento, evaluación y establecer un criterio de máxima transparencia a los recursos destinados a la nueva institución policial. Debe marcar detalladamente las competencias y la vinculación y coordinación con las entidades federativas.

Simultáneamente debe emprenderse el esfuerzo, con el mismo nivel de intención y atención, para el crecimiento y fortalecimiento de las policías locales: una ruta crítica definida, acordada con los estados y municipios para fortalecer a sus instituciones de seguridad.Para combatir eficazmente la inseguridad se requiere de una estrategia integral donde todas las piezas se pongan en juego y funcionen de manera ordenada: sistema penitenciario,

Sheinbaum Pardo rebasada en su totalidad en el ámbito de seguridad

En la Ciudad de México son constantes las críticas a las estrategias de combate a la seguridad en la metrópoli, donde ni Jesús Orta Martínez en la SSC y Ernestina Godoy Ramos en la PGJCDMX han obtenido los resultados esperados, incluso la oposición principalmente el PRD le han insistido en que les de las gracias a ambos funcionarios, que en el caso del primero se dice que le fue impuesto a petición del canciller Marcelo Ebrard Casaubon.

La cúpula del Sol Azteca en la CDMX sostiene que “a falta de estrategia de seguridad el gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo trabaja con base en ocurrencias, la población quiere saber cómo 2 mil 700 elementos van a patrullar las calles, tener presencia en el Metro y evitar robos en el transporte público  A un mes de que comenzaron operaciones, no se ve la reducción en la inseguridad, solo declaraciones alegres”.

Destacó que a un mes de la entrada en operaciones de la Guardia Nacional en la Ciudad de México no se tienen resultados, es más su presencia  se ha convertido en una serie de actos mediáticos, que responden más a ocurrencias de la autoridad que a tareas de inteligencia, “Al principio nos dijeron que los dos mil 700 elementos del nuevo cuerpo de seguridad patrullarían y recorrerían las colonias con mayor índice delictivo, pero en el transcurso del primer mes los hemos visto en otras zonas”.

Refirió, los instalaron en el Metro donde su presencia no es necesaria dado que ahí no ocurren delitos de alto impacto y luego ante la ola de asaltos en el transporte público los pusieron a hacer presencia, aunque solo fue para la foto.

Estos hechos demuestran que no hay estrategia y que la presencia de la Guardia Nacional se hace a partir de ocurrencias o actos mediáticos de alto impacto.

“Como dirigencia estatal queremos saber cómo 2 mil 700 que están en la ciudad cubrirán todas las contingencias que en materia de seguridad se presentan en la ciudad. La Guardia Nacional cuenta con las atribuciones necesarias para combatir el crimen organizado así como para prevenir el delito, sin embargo sus funciones han sido servir de foco mediático a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo”, subrayó.

La cúpula amarilla conformada por Brenda Paola Villena Guillén, Daniel Pacheco Santiago, Nora Arias Contreras y Carlos Estrada Meráz, lamentó que la mandtaria de la CDMX “solo se limite a salir a los medios para decir que se ha disminuido la inseguridad, pero sin fundamento, sin cifras, sin datos específicos, por lo que urgieron se presente un informe serio a la brevedad. Esperamos para diciembre el gobierno ya tenga resultados notorios y una reducción en los índices de inseguridad, aunque para ello se requiere diseñar una estrategia, misma que no tiene que ser pública ni mediática pero si efectiva”.

Sostuvo, “como oposición nuestra responsabilidad es informar qué pasa pero también exigir al gobierno capitalino brinde seguridad y certeza a los capitalinos, a partir de un política pública bien diseñada  y no solo basada en ocurrencias”, concluyeron los dirigentes perredistas”.