Ponen en marcha “Monitoreo Integral y Seguridad del Transporte Público vía GPS”

Ponen en marcha “Monitoreo Integral y Seguridad del Transporte Público vía GPS”

0 299

Dentro de las acciones para reforzar la seguridad en la capital, el gobierno de la Ciudad de México implementó ayer el proyecto “Monitoreo Integral y Seguridad del Transporte Público vía GPS” que consiste en la instalación de GPS, botón de pánico, contador de pasajeros y videocámaras en 16 mil unidades durante este año.

El gobierno local informó que para ello se canalizaron 313 millones de pesos en la colocación del equipo, con la finalidad de garantizar un transporte público y concesionado más seguro y moderno, erradicar la incidencia delictiva a bordo de las unidades, y brindar un mejor servicio a los usuarios en la ciudad. A la fecha, dijo, 400 unidades ya cuentan con el equipamiento.

Apuntó, “estamos mostrando cómo la innovación tecnológica, es decir, un geolocalizador en cada uno de los autobuses, una cámara y -con la alcaldía de Iztapalapa- una pantalla en cada autobús, permiten que haya seguridad en el transporte y al mismo tiempo permite la mejora del servicio de transporte público”.

Indicó, “estas acciones forman parte de una Ciudad Innovadora y de Derechos”, ya que se emplea la tecnología para garantizar a los capitalinos el acceso a una vida segura y a un transporte sustentable. También recordó que el GPS en las unidades era obligatorio desde 2014, pero no fue instalado por transportistas y el Gobierno capitalino absorbió el gasto del equipo e instalación”.

Detalló que en esta estrategia participan las secretarías de Movilidad (Semovi), Seguridad Ciudadana (SSC), la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5) de la Ciudad de México, la alcaldía Iztapalapa; así como transportistas y concesionarios.

Al presentar el proyecto “Monitoreo Integral y Seguridad del Transporte Público vía GPS”, el titular de la Semovi Andrés Lajous Loaeza, explicó que el botón de pánico permite que los despachadores informen sobre la situación a elementos de la policía para que estos acudan a atender la emergencia.

Resaltó, “el objetivo es que podamos mejorar la seguridad de los pasajeros, que la gente sepa que la policía está dándole seguimiento y está disponible en caso de una emergencia, pero también en términos de la movilidad de la ciudad, para que sepamos realmente cuál es el transporte que está operando en la ciudad, cómo está operando, y a partir de ahí podamos reforzar los proyectos de mejora y reforma del transporte concesionado”.

Comentó, la ADIP próximamente presentará una aplicación para que los usuarios cuenten un botón de pánico en su celular que haga sonar la alarma en el C5. Además, la alcaldía Iztapalapa contará con acceso a la plataforma para darle seguimiento a la operación de sus unidades en el territorio y que sumará una pantalla en el interior de cada una.

Mientras que el titular del Órgano Regulador de Transporte de la Ciudad de México, Pavel Sosa Martínez, indicó que el avance de la instalación a la fecha es del 40 por ciento en autobuses; 33 por ciento en microbús; 19 por ciento en vagonetas o combis; y 7 por ciento en autobuses. Asimismo, notificó que el Centro de Monitoreo de Transporte Público y Concesionado se encuentra ubicado en Avenida del Taller 17, colonia Álvaro Obregón, alcaldía Cuauhtémoc.

“Para que nos demos una idea de la magnitud de este proyecto, que lo convierte por la cobertura y por el número de unidades que se van a rastrear aquí en la Ciudad de México en el proyecto más grande de América Latina de monitoreo y rastreo en términos de transporte público. Son 9 millones de personas que utilizamos este transporte público concesionado”, apuntó.

De acuerdo con el Órgano Regulador de Transporte, anualmente el transporte público concesionado en la capital deja una derrama económica de 19 mil millones de pesos.

El coordinador del C5, Juan Manuel García Ortegón, dijo que con el apoyo de estas herramientas tecnológicas cambiará el modelo de atención, gracias al conocimiento de la ubicación de cada unidad para dar atención inmediata.

Los módulos para la instalación de los equipos estarán en una primera etapa en los Centros de Transferencia Modal (CETRAM) de Buenavista, Xochimilco y Periférico Oriente, el proceso se realizará en todos los tipos de transporte como vagonetas, microbús, autobús corto y largo, vehículos de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) y trolebuses del Sistema de Transportes Eléctricos (STE). Próximamente se habilitarán cinco módulos adicionales en diversos CETRAM.

La estrategia se implementará en cinco pasos: Revista vehicular 2019; revisión del paquete de monitoreo y seguridad; instalación del paquete en unidades; verificación del funcionamiento del paquete en la plataforma; e identificación del vehículo.