El presidente debe rectificar su experimento de economía moral: Antonio Ortega

El presidente debe rectificar su experimento de economía moral: Antonio Ortega

0 526

Una vez confirmada por el Inegi, la caída de la economía nacional tal como se venía advirtiendo, el presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá que rectificar sobre su experimento de “Economía Moral” y dejar en libertad a la Secretaría de Hacienda para que tome las medidas de reajuste conducentes anunciadas el lunes pasado, señaló el diputado Antonio Ortega Martínez, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática y secretario de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados.

 El Presidente ha anunciado que dedica parte de su tiempo a escribir un libro sobre la “Economía Moral” (que es como ha dado llamar a la estrategia de su gobierno), y pareciera ser algo similar a los alquimistas que dedicaron tiempo, esfuerzo, años de estudio y reflexión sobre cómo convertir los metales en oro. Él piensa que los deseos de “los buenos”; que la ética; el correcto comportamiento de los funcionarios y la austeridad franciscana, serán los capítulos de su libro que, sin duda, servirán de chascarrillos y bromas; lo grave será que los use de guía para conducir la vida económica del país porque hasta el momento –aclaró- para conducir y decidir las cuestiones económicas, en ningún lugar del mundo esos parámetros han dado resultado, y en México tampoco lo darán.

 Tras darse a conocer la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), donde se destaca que la economía nacional registró un avance de 0.1 por ciento, muy lejos del 2.0 por ciento que se tiene proyectado para este primer año de la actual administración; el legislador expuso que “el Presidente debe dedicar más horas al estudio, al reconocimiento de la realidad, a las reuniones de planeación, al ejercicio del gobierno con sus equipos en las diversas áreas para darse cuenta de que sus políticas son diferentes a la realidad”.

 “El país –dijo- está a la deriva y el secretario de Hacienda tiene la responsabilidad de decirle qué medidas pueden aliviar la situación y sacar a México del hoyo en el que se encuentra; esperemos que haya sensatez, habilidad y contundencia del Secretario Arturo Herrera para que el Presidente acepte sus juicios y decisiones”, planteó.

 Ortega Martínez, quien también forma parte de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados expuso que “la celebración casi eufórica del Presidente de que los expertos fallaron en su vaticinio respecto a que se declararía en este segundo trimestre la recesión técnica, habla de que López Obrador vive en otro país, que está aislado de la información, y que está negado a estudiar y a reconocer la realidad económica”.

 “Es indispensable, dijo, que el gobierno –y particularmente Hacienda- diga: ‘No’ al Presidente en sus datos y cálculos que son más instintos y posiciones políticas e ideológicas, que análisis técnico, científico, económico, con información estadística y con todos los datos a los que se tienen para configurar los indicadores”.

 No hay manera de debatir ni de discutir que la economía mexicana está a la baja. Hay un debilitamiento y lo que se pone en juego no es la apuesta del Presidente de que “se equivocaron los expertos o de que él tiene otros datos”; sino lo que está en juego –recalcó- es la calidad de vida de los mexicanos. “Estamos hablando de que los números traducidos nos llevan a menos empleos, menos ingresos, menos inversión pública y privada y, por lo tanto, a menos riqueza generada y menos bienestar para los mexicanos”, enfatizó.