Llega al Bajío impacto de la desaceleración

Llega al Bajío impacto de la desaceleración

0 487
Querétaro.- La desaceleración que ‘contagió’ al país desde el último tramo de 2018 impactó negativamente a las economías del Bajío durante el inicio de 2019.
Querétaro fue la única entidad de la zona que registró un saldo positivo durante el primer trimestre del año, de acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), con base en cifras ajustadas por estacionalidad.
La caída más pronunciada del trimestre se observó en Aguascalientes, al registrar una contracción de 1.2 por ciento a tasa anual. Este fue el primer retroceso para los hidrocálidos desde 2009, año en el que la crisis mundial afectó a la economía nacional.
Guanajuato no pudo contar una historia muy distinta, ya que presentó una disminución de 1 por ciento anual, lo que significó su mayor contracción desde el tercer trimestre de 2009, según registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
A pesar de esta caída, Miguel A. Calvo, gerente de economía regional de Grupo Financiero Banorte, consideró que Guanajuato, la entidad con la mayor contribución al PIB regional, continuará soportando a la región en 2019.
“Algunos de los elementos favorables para este estado incluyen el relativo dinamismo de las inversiones extranjeras y un mejor desempeño relativo de algunas de las actividades industriales manufactureras, tales como los sectores automotriz, de alimentos y químico, además de una situación de finanzas públicas sanas”, dijo.
A su vez, San Luis Potosí reportó una disminución de 0.7 por ciento anual. Para encontrar la última caída de la economía potosina hay que remontarse al cuarto trimestre de 2009, fecha en la que también se observó una variación negativa de 0.7 por ciento.
Querétaro reportó un crecimiento de 1.5 por ciento anual, durante el periodo de enero-marzo de 2019, cifra superior al ‘estancamiento’ de 0.2 por ciento observado en el mismo periodo del año anterior.
La expansión económica de Querétaro fue muy superior al crecimiento de 0.1 por ciento que registró el Producto Interno Bruto (PIB) del país durante el primer tercio del año. Querétaro fue la decimotercera economía que más creció a nivel nacional en el periodo.
Para el especialista de Banorte, la economía del Bajío ha mostrado un fuerte dinamismo en los últimos años, no obstante, en 2018 el crecimiento de la región se moderó considerablemente a 2 por ciento anual, su nivel más bajo desde la crisis de 2009.
“En este sentido, consideramos que es probable que 2019 continúe con un crecimiento relativamente bajo, sobre todo ante el menor dinamismo en la actividad manufacturera global, además de una menor actividad en la construcción y la minería”.
La industria es una pieza clave para la economía del Bajío, ya que contribuye con poco más del 38 por ciento del PIB regional, aunque la contribución de la zona al PIB del país es relativamente baja (10.7 por ciento), por lo que el menor dinamismo que mostraron no afectará significativamente el crecimiento nacional, puntualizó Calvo.