Aumentan penas para robo, extorsión, despojo y otros en el Código Penal

Aumentan penas para robo, extorsión, despojo y otros en el Código Penal

0 654

Leobardo Reyes

El Congreso de la Ciudad de México aprobó lasreformas al Código Penal local, con lo que se incrementan las penas deprisión para delitos de alto impacto social, entre los que seencuentran el feminicidio, el robo en sus diversas modalidades, la extorsión y el despojo; además, las modificaciones buscan “cerrar lapuerta giratoria” a los delincuentes reincidentes, a quienes se lesretiran todos los beneficios penales.

Asimismo, avaló reformar también la Ley de Cultura Cívica, para eliminar del CódigoPenal el delito de ultraje a las autoridades y especificar, en cambio, que será intimidar o incitar a la violencia contra de integrantes dealguna corporación de seguridad ciudadana será una infracciónadministrativa contra la dignidad de las personas. La pena aplicable eneste caso será de entre 20 y hasta 36 horas de trabajo comunitarioinconmutable.

Al respecto, Eduardo Santillán presidentede la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, mencionó que para la integración del proyecto se analizaron las iniciativaspresentadas por los diputados locales y por la jefa de Gobierno, “sehizo una valoración, una sistematización, para generar un dictamen queretoma el interés de tener instrumentos jurídicos y legislativos eficientes”.

Apuntó, “el Congreso de la Ciudad de Méxicoasume su responsabilidad que le corresponde. Con estas reformas seotorgan instrumentos útiles para el gobierno capitalino enla lucha contra la delincuencia. Este Congreso está haciendo una aportación importante en el fortalecimiento de la estrategia en materia de seguridad”.

Indicó que con las propuestas de los legisladores “fortalecen el marco jurídico, que se complementará con transición deProcuraduría General de Justicia a Fiscalía General de Justicia,instancia que tendrá los instrumentos necesarios para garantizar quelas investigaciones se lleven de manera adecuada”.

Resaltó, de las modificaciones al código penal de la CDMX destaca el castigo al delito de feminicidio, con una pena de 35 a 70 años de prisión, también se incrementan las sanciones para el delito de robo: cuando setrate a casa-habitación la pena será de ocho años; el robo deautopartes se sancionará hasta con seis años de cárcel, el devehículo se castigará hasta con ocho años; el robo de celular secastigará con hasta seis años de prisión.

Comentó, “si el robo se comete a bordo de una motocicleta, la sanción será dehasta seis años de prisión; el robo a cuentahabiente se castigará con hasta 10 años de prisión, pena que aumentará al doble si la personaque participa es o fue servidor público. Por extorsión la pena será de hasta 10 años de cárcely la sanción se duplicará cuando participe un elemento de algunacorporación policiaca. Se aplicará una sanción adicional cuandointervengan una o más personas armadas”.

Aseveró, “con las reformas, además se ´cerrará la puerta giratoria´ en el caso de delincuentes reincidentes. En delitos graves, la segundacomisión de un delito tendrá una pena adicional de las dos terceraspartes que corresponda.

También se reformó lo correspondiente al despojo, uno de los delitos con mayor incidencia en los últimos años.  Se aplicará una sanciónde hasta cinco años de prisión en el despojo básico; una pena dehasta 10 años cuando éste se ejecute por un grupo de tres o máspersonas o cuando la víctima sea mayor de 60 años de edad.

Durante la discusión del dictamen, el diputado Diego Orlando Garrido presentó una reserva al artículo 29 TER del Código Penal,con el propósito de establecer que las personas reincidentes en delitosgraves no tuvieran ningún beneficio penal, “que se les aplique lamáxima pena: cadena perpetua”.

Al respecto, el diputado Ricardo Fuentes argumentó que “la cadena perpetua va contra el espíritu de la reinserción”. El legislador Jorge Gaviño resaltó “es un debate viejo”. La propuesta no prosperó.

La entrada en vigor de las reformas será al día siguiente de su publicación en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, debido a laurgencia que reviste el dotar a la autoridad de mayores herramientaspara combatir los delitos.