Congreso de Tabasco aprueba la llamada “Ley Garrote”

Congreso de Tabasco aprueba la llamada “Ley Garrote”

0 393

Con la modificación del artículo que levantó la polémica en la llamada “Ley Garrote”, se dio paso a que el Congreso de Tabasco, aprobara entre protestas de opositores, aun cuando el gobierno estatal afirma que está enfocado a la penalización de la extorsión.

La iniciativa, enviada por el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, fue avalada con 24 votos favor y uno en contra, mientras que los integrantes de la bancada priísta abandonaron el recinto.

“Esto fue una burla al pueblo, por quedar bien los asesores de la comisión de seguridad enredaron todo el dictamen, ni siquiera fue el gobernador”, dijo el coordinador de la fracción del PRI, Gerald Washington Herrera, quien desconcertado agregó: “no sé qué va a pasar con este Congreso, todo es un desmadre aquí”.

El PRI había señalado que presentará un recurso de inconstitucionalidad contra esta iniciativa de penalizar con cárcel de seis a 13 años, a quienes impidan la ejecución de trabajos u obras públicas, y de uno a ocho años a quien obstaculice una vía de comunicación local.

La integrante de la Comisión de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y Protección Civil, Ingrid Rosas Pantoja, expuso que se trata de una ocurrencia y abuso del artículo 9 constitucional que permite la libre manifestación.

La mayoría de diputados de Morena aprobó el dictamen el pasado viernes para ser presentado ante el pleno legislativo este lunes, por lo cual expuso que se buscarán los canales adecuados desde el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Al llegar a la sede legislativa, dijo que Morena se equivocó y exageró las penas, que incluso son mayores a otros delitos graves que se cometen como violación, abuso sexual o cortar algún miembro corporal a alguna persona, por lo cual se trata de una ley antimarchas.

Antes de la sesión, el secretario de Gobierno, Marcos Medina Filigrana, se reunió con legisladores para aclarar dudas o escuchar puntos de vista, e incluso, para mejorar la redacción de la propuesta, aunque legisladores de oposición finalmente abandonaron la sesión del Congreso local.

La discusión de la redacción del artículo 308 bis, el cual fue el centro del debate se prolongó por más de dos horas, e inconformidad de diputados del PRI que abandonaron la sesión antes de la votación, mientras la fracción del PRD votó dividida y Morena en favor del dictamen.

De acuerdo con la presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y Protección Civil, Julia Pardo, la reforma no trata de penalizar la libre manifestación de los ciudadanos ni es contra la libre organización sindical.

El fin, dijo, es contra la extorsión a cambio de beneficio económico para unos cuantos que ocasionan atrasos en obras y retrasan las inversiones, pues en los artículos se señala que es contra quienes carezcan de facultad legal y se ostenten, como integrantes de un sindicato sin reconocimiento oficial.

Al respecto, la priista Ingrid Rosas, integrante de la Comisión, señaló estar en contra de la modificación porque el contenido del artículo 308 bis no tiene nada que ver con el delito de extorsión o delincuencia organizada.

Por el contrario, expuso, se podrá aplicar en contra de cualquier marcha, protesta o manifestación no solo en alguna calle, sino en cualquier plaza bajo el argumento de impedir el libre tránsito de terceros, encuadrándolos en la pena y cárcel de uno a cinco años.

Se trata, dijo, de una afrenta a los derechos humanos y un golpe al sistema democrático, pues no son cambios para beneficiar al pueblo sino para reprimirlo.

Del PRD, dos de sus integrantes votaron a favor, aunque la legisladora Dolores Gutiérrez, quien votó en contra, expuso que la reforma criminaliza la genuina protesta ciudadana, pero reconoció que, en el caso de los llamados pseudosindicatos que han hecho de la extorsión su modus operandi, sí deben acabarse.

Vergonzoso

El senador del PRD, Juan Manuel Fócil Pérez, condenó la aprobación de la llamada “Ley Garrote” en el estado de Tabasco, que consideró un hecho vergonzoso debido a que representa una traición a los ciudadanos que votaron por más progreso.

Dijo que los diputados locales aprobaron reformas al Código Penal para Tabasco, mediante las cuales se impedirá la libre manifestación, pues se castigará hasta con 20 años cárcel a quienes obstruyan las vías públicas.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) consideró una incongruencia la postura de Morena, partido que gobierna el estado y que tiene  mayoría en el Congreso local.

Recordó que hace 25 años, el exgobernador de Tabasco, Roberto Madrazo Pintado, modificó las leyes para acusar de pandillerismo y delincuencia organizada a quienes se manifestaran, aplicándoles una sanción de cinco años de cárcel, lo que fue muy criticado por el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador.

Finalmente, agregó que con la aprobación de dichas reformas se comete una injusticia para quienes demandan empleo, más y mejor atención de sus autoridades y quienes exigen justicia. “Es una traición a los ciudadanos que votaron por más progreso”.

Al momento de aprobarse la iniciativa, algunos de los asistentes al Congreso gritaron: “traidores, traicionaron a López Obrador”, mientras que afuera otro grupo afirmó que en el 2021 (cuando se renueven las alcaldías y la Legislatura) votarán en contra de Morena.

“Ley Garrote” no es para reprimir

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que la llamada «ley garrote” en Tabasco, que prevé castigos de hasta 20 años de cárcel a quien bloquee carreteras y obstruya obra pública, sea para reprimir a quienes se manifiesten contra la construcción de la refinería Dos Bocas.

El mandatario indicó que de acuerdo con la información que él tiene, de lo que se trata es de frenar los casos de soborno y extorsión a funcionarios, principalmente de Pemex, que sufrían ese flagelo por parte de grupos que cobraban hasta 500 mil pesos para dejarlos pasar.

“Se está buscando corregir un vicio, se sobornaba a autoridades y en particular a Pemex para poder llevar a cabo un trabajo de esa empresa o una compañía que trabajaba para ella. Se les extorsionaba, se les cobraba 500 mil pesos a la semana para poder pasar”, comentó.

Dijo que espera que el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, aclare el objetivo de esa propuesta, que este lunes será votada por el pleno del congreso de Tabasco y cuenta con el aval de la bancada mayoritaria de Morena, y confió en que no sirva de pretexto para reprimir libertades.

Es «para que no haya sobornos y no se instaure el moche como forma de gobierno. Se acaba el moche, se acaba el huachicoleo”, remarcó López Obrador.

El Ejecutivo federal señaló que se tiene que hacer la investigación y separar, o sea, no mezclar, «hay que garantizar el derecho de manifestación, pues es un derecho sagrado».

A pregunta expresa de si esa iniciativa de ley fue mandada a hacer para reprimir a quienes se manifiesten contra la construcción de Dos Bocas, mencionó categórico: “No, no, que se aclare, no es ese el propósito.

“En el caso de Dos Bocas no hay oposición en Tabasco; al contrario, la gente está contenta, se hizo una consulta en Paraíso, donde se va a construir la refinería y en todo Tabasco la gente está muy contenta.

«¿Desde cuándo no hay una inversión así en Tabasco? Se han dedicado nada más a sacar petróleo crudo de la entidad, así como de Campeche, y no se devolvía nada a los estados petroleros del sureste”.

Afirmó que ahora la gente de la zona está contenta porque va a haber trabajo. De hecho “ya se están dando muchos empleos, no solo para los tabasqueños, sino también para los veracruzanos, los chiapanecos y los tamaulipecos, para todos los que han trabajado siempre en la industria petrolera”.

Mientras que la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky señaló que la denominada “ley garrote” que fue aprobada en el congreso de Tabasco es para evitar cualquier tipo de chantaje o sabotaje al proyecto de la refinería de Dos Bocas, lo cual es inaceptable.

Se refirió a que “las protestas son sagradas y deben atenderse, pero (no) cuando se manipula para movilizar con otros intereses”, contra la refinerías.

Partidos de oposición y organizaciones no gubernamentales rechazaron iniciativa aprobada en el Congreso del estado de encarcelar a quienes realicen bloqueos de carreteras y obstruyan la obra pública y privada en Tabasco, lo cual provocó reacciones en las redes sociales donde fue calificada como “represiva” y violatoria de las garantías individuales”.