Especialistas científicos asesoran al GCDMX en materia sísmica

Especialistas científicos asesoran al GCDMX en materia sísmica

0 231

Leonardo Juárez R.

Ante los recientes microsismos que se han registrado en la metrópoli en particular en la zona poniente –siendo el último de 2.1 en Álvaro Obregón a las 14:28 horas de ayer-,  la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo, anunció que se invitó a un grupo muy importante de expertos científicos nacionales para que acompañen el proceso de atención sísmica local; “de hecho los hemos incorporado ya como un Consejo Asesor del Gobierno de la Ciudad de México en estos temas”.

En conferencia de medios Sheinbaum dio a conocer que entre ellos se encuentra el investigador del Instituto de Geofísica en el Departamento de Sismología, Gerardo Suárez., el responsable del área de Análisis del Servicio Sismológico Nacional, Víctor Hugo Espíndola Castro, y el investigador del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Juan Manuel Mayoral Villa

Informó que estos microsismos se han registrado en el poniente de la Ciudad, particularmente con epicentro en este límite entre Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo, es algo que ha ocurrido previamente en la capital, pero eso no significa que porque ha ocurrido antes sencillamente no vamos a hacer nada.

Resaltó, “quereos informarle a la población que no se debe a la obra de la Línea 12, ni al incremento de construcciones en el poniente de la Ciudad -que ocurrió en años previos-, tampoco a la extracción de agua del acuífero en esta zona, si no se debe a fallas geológicas que existen en esta franja volcánica”.

Apuntó, “estás se encuentran entre Veracruz y Jalisco, la Ciudad de México es parte de ella, se encuentran activas en la metrópoli, no son recientes, pero se conocían. Ya se han estudiado estas fallas desde hace tiempo por la comunidad científica nacional”.

Subrayó, “qué tenemos que hacer frente a esta situación… incrementar las labores de prevención. Nosotros hemos estado trabajando en estos meses de manera muy intensa en un esquema preventivo para información a la población, lo vamos a  acelerar para que a partir de la próxima semana ya sea directamente, no solamente la zona poniente, sino en toda la Ciudad de México dado que vivimos en una zona que es una zona sísmica”.

Apuntó, “lo mejor que podemos hacer como habitantes de la Ciudad es prepararnos frente a estas circunstancias, con medidas preventivas que tienen que ver con normas de construcción y otras acciones que se han venido tomando y conocer como habitantes qué debemos hacer en caso de sismo. Esa labor la vamos a iniciar a partir de la próxima semana, ya la teníamos preparada, íbamos a iniciar a partir de agosto, pero dada esta circunstancia vamos a iniciarla a partir de la próxima semana teniendo la asesoría de los investigadores”.

Indicó, “nos han solicitado, y es muy importante y se va a hacer junto con el gobierno federal, hay que aumentar la instrumentación en la zona poniente de la capital. La ciudad tiene mucha instrumentación debido a que es una zona sísmica, pero para tener mayor conocimiento de qué ocurre en esta zona poniente tenemos que tener mayor instrumentación a cargo de las instituciones científicas.  Eso lo vamos a hacer a partir de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación; de la Secretaría de Protección Civil y con el apoyo del gobierno federal para poder tener mucho mayor conocimiento de lo que está ocurriendo en esta zona”.

Manifestó, “evidentemente hay que estar tranquilos frente a esta circunstancia, sabemos todos los que vivimos en la Ciudad que es una zona sísmica, tenemos que incrementar las labores preventivas para poder afrontar de mejor manera tanto situaciones como estas del microsismos, como otro tipo de sismos a los que ya ha vivido la Ciudad de México que tienen epicentros fuera de la metrópoli”.

En tanto, Suárez Reynoso indicó “vale la pena primero aclarar a la población lo que no son estos sismos, ha habido algunos rumores, algunas explicaciones de que estos sismos se deben a la explotación de los acuíferos en el Valle de México, se ha dicho que se deben a la construcción de la Línea 12, a la proliferación de edificaciones en la zona, en fin, una serie de razones que yo creo que es importante dejar claro que este no es el caso”.

Resaltó, “estos sismos de magnitud relativamente pequeña si los comparamos con otros sismos que ocurren en el resto del país, ocurren a profundidades de unos 2 a 3 km, muy por debajo de la zona en donde estamos realizando obras civiles o donde estamos extrayendo agua. Realmente no hay visiblemente una correlación con estas actividades; y por otro lado hay que considerar que este tipo de sismos, si bien son poco frecuentes, han ocurrido en el pasado, y eso también nos indica que no son las actividades actuales las que los están provocando, han ocurrido en el pasado, son poco frecuentes, han sido afortunadamente en la historia que tenemos en los últimos años que hay instrumentación, de magnitud relativamente moderada”.

Sostuvo, “no podemos predecir sismos, hacer afirmaciones absolutas de decir que esta actividad va a parar,  ya pasó lo que tenía que pasar, ni tampoco podemos hacer afirmaciones temerarias de que es el presagio de un sismo más grande. Creo que tenemos que aceptar que vivimos como ciudadanos en una zona geológicamente activa, que estamos construyendo una Ciudad, porque seguimos construyendo sobre ella, sobre fallas geológicas y que estas fallas geológicas ocasionalmente se activan y producen sismos de esta magnitud, que como les decía, de los 15 sismos que hemos tenido en los últimos días, el mayor es de magnitud 3”.

Espíndola Castro, comentó “históricamente han ocurrido no solamente en esta región, sino en todo lo que es la Ciudad de México, todo lo que es la cuenca de México tiene un historial amplio en actividad sísmica. En el Servicio Sismológico Nacional revisamos las señales sísmicas, cuando decimos que esta actividad está asociada a las fallas no es un capricho o una idea. Sino que es, precisamente, por el comportamiento que tienen ese tipo de fallas y cómo nosotros lo analizamos en las señales sísmicas”.

Mayoral Villa, aclaró “no es conveniente detener la obra que se está ejecutando, la obra de la Línea 12 que coincide con la zona en donde se han registrado los temblores y cuya construcción no tiene nada que ver, Es importante continuar con ella ya que hay procesos durante la construcción que obligan a colocar lo que le llamamos el recubrimiento secundario en ciertos tramos, de no hacerlo pueden poner en riesgo la seguridad de la construcción. Tenemos que continuar con el procedimiento constructivo como tal, para que al menos tengamos colocado el recubrimiento secundario en los frentes que tenemos abiertos”.