Refuerzan la atención de emergencias y servicios pre hospitalarios de la CDMX

Refuerzan la atención de emergencias y servicios pre hospitalarios de la CDMX

0 235

Leonardo Juárez R.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo dio ayer el banderazo de salida a 40 motocicletas ambulancias totalmente equipadas para el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) -30- y Cruz Roja Mexicana -10-, para la atención pre hospitalaria, “el propósito es reducir los tiempos de respuesta en emergencias médicas en la Ciudad de México”, el propósito es legar a 10 minutos el tiempo de atención para el primer semestre del 2020 con la integración de los nuevos servicios y voluntarios.

Sheinbaum Pardo, manifestó que se ha estado trabajando en un programa de emergencia de atención prehospitalaria conjuntamente, es decir, mejorar y reducir los tiempos en atención a un incidente con ambulancias y equipo que nos ayuden a acudir de manera más certera y rápida acla atención que nos solicite la población, es un programa de etapas, la primera conjuntamente que es a mejora de atención en el 911, y el despacho de ambulancias, algunas nuevas que tiene la Secretaría de Salud, con la integración de esta 40 motocicletas con paramédicos que se integran a esta primera etapa”.

Detalló, “en una segunda se integrará al programa otro grupo el objetivo es que cada una de la Coordinaciones Territoriales cuente con una moto equipa con tanques de oxígeno, botiquín de trauma, equipo de diagnóstico para poder manejar cualquier tipo de emergencia con los pacientes, o si se requiere de otro tipo de ambulancia, hay unas que son del gobierno de la Ciudad y otras que recientemente han adquirido las Alcaldías, en Iztapalapa hay ya 15, otras jurisdicciones han ido comprando las suyas, pero lo que queremos es que haya un esquema integral de atención pre hospitalaria y de emergencias para la Ciudad de México”.

El coordinador General del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5), Juan Manuel García Ortegón, expuso “esta es la primera ocasión que se utilizan motocicletas masivamente para la atención de accidentes, .ha sido un esfuerzo de diferentes niveles de gobierno e instituciones privadas como Cruz Roja, al inicio de la administración se hizo un diagnóstico y encontramos cuatro puntos que se tenían que corregir a la brevedad, primero el estado de fuerza para la atención de la Ciudad era insuficiente, no había coordinación entre las instituciones de emergencias y atención pre hospitalaria, esto hacía que los tiempos de atención y dependiendo de las zonas geográficas de la emergencia, el 60 por ciento de las atenciones anuales del enfermo no requería ingreso a hospitales”.

Comentó, “solamente teníamos ambulancias para la atención, el 911 carecía de un esquema de clasificación de emergencias, únicamente identificaban la zona y despachaban el servicio y nada más, con ello diseñamos un esquema de atención pre hospitalaria que pasa por tres etapas, una la profesionalización del 911, centralizar el despacho en un solo sitio, que es C5, segundo la delimitación de responsabilidades, regionalización, y tercero la integración de motocicletas masica que es el soporte básico, la idea en general es aumentar el estado de fuerza y el involucramiento de las Alcaldías en este sistema de atención integral”.

Resaltó, “recibimos del orden de entre 30 y 40 mil llamadas diarias, dependiendo del día, de esas que terminen en el despacho de un incidente siempre son alrededor de 4 mil, o sea, básicamente 10 por ciento, básicamente 9 de cada 10 no son procedentes, no quiere decir que sean todas broma, algunas la gente llama para otro tipo de servicios que también la ciudad da y se canalizan pero no genera un incidente, pero bromas recibimos como el 60% del total de las llamadas, es similar a otros países del mundo”.

Aseveró, “mientras más corto sea el número y más popular sea el número, más se padece, la gente no habla tanto a hacer bromas a Locatel, supongo que a los niños se les hace más fácil marcar solo tres números que a ocho; pero para nosotros sí es un problema. Entonces, de entrada no jueguen con el número de emergencia; porque después está las que no son procedentes, o sea que no se hacen necesariamente con dolo, pero cuando llegas la persona ya decidió moverse de lugar y la tenemos que marcar con una categoría que le llamamos nosotros negativa; despachas la unidad pero no hay servicio que atender por la razón que sea”.

Indicó, “lo segundo es mucho más difícil de controlar pero lo primero es solamente un asunto de educación y siempre lo digo también, a lo mejor no es muy simpático comentarlo, pero también que nos ayuden los padres de familia, porque la enorme mayoría de las llamadas de broma que tenemos son niños jugando. Estamos empezando la etapa de vacaciones, la época de vacaciones para el 911 es una época muy difícil, incrementa fuertemente el número de llamadas de broma, entonces siempre una llamada de los padres de familia, a los tutores, que nos ayuden. Lo hemos comentado aquí. Cualquier despachador que está atendiendo, está perdiendo una llamada de broma, es un despachador que potencialmente no está atendiendo algo de vida o muerte”.

Mientras que el director Ejecutivo del ERUM, Guido Sánchez Coello refirió “las unidades están en un esquema de coordinación junto con las 10 motocicletas de Cruz Roja y se van a atender las 16 alcaldías, van a estar distribuidas en base a cargas estadísticas de servicios, pero va a haber presencia de las motocicletas en las 16 alcaldías”.

En su intervención, el titular de la SSC Jesús Orta Martínez señaló que el ERUM puso en marcha «sobre todo el capital humano, al incorporar 150 elementos de la SSC con perfil para este servicio, para el que fueron capacitados y certificados para poder fungir como paramédicos en estas motocicletas, de manera que se les entrenó en fundamentos de atención pre hospitalaria en 15 módulos con 70 horas».

Señaló, los paramédicos cuentan con equipo, vestuario especializado con el que podrán trabajar con situaciones de lluvia y en otras situaciones climáticas para no interrumpir los trabajos, acotó el Jefe de la Policía capitalina, «son 97 elementos, y ya tenemos instrucciones de la Jefa de Gobierno para capacitar a un número mayor con estas funcionalidades, para llevar a cabo la siguiente etapa de crecimiento».