Los quemaron a mil 600 centígrados para evitar ser reconocidos: PGR

Los quemaron a mil 600 centígrados para evitar ser reconocidos: PGR

0 599

José Ángel Somera

El procurador General de la República, Jesús Murillo Karam reconoció ayer que las labores de identificación de los cuerpos encontrados en el basurero de Cocula y Río San Juan, serán difíciles debido a que los restos humanos hallados en esos sitios fueron incinerados a mil 600 grados centígrados, es decir 800 ó 900 grados más que una incineración normal.

Murillo Karam insistió en una entrevista televisiva que en el caso de las 43 personas desaparecidas los días 26 y 27 de septiembre pasado en Iguala, Guerrero, se realizará todo lo necesario para tener la certeza en la identidad de los restos humanos ubicados.

Recalcó “mi obligación es hacer todo lo humanamente posible para encontrar la identificación plena, en tanto que no se tenga dicha certeza se continuará buscando a los jóvenes estudiantes de Ayotzinapa como desaparecidos”.

Comentó que hasta el momento las pesquisas ministeriales arrojaron que en el basurero de Cocula, donde fueron encontrados cenizas y restos fue el escenario del homicidio de varias personas, pero es indispensable su identificación.

Murillo Karam, refirió que también Estados Unidos cooperó con analistas que contribuyeron en la forma de ordenar la investigación.

El abogado de la nación, indicó que en estos momentos el interés de la autoridad está enfocado en los jóvenes y en la búsqueda de los presuntos culpables, por lo que los trabajos de investigación continuarán hasta que sean encontrados los normalistas de la escuela “Raúl Isidoro Burgos”.

Recalcó que su propósito es terminar con el asunto, a pesar de que elementos de la PGR ya daban seguimiento a los acontecimientos de Iguala, el gobierno federal tomó el caso en el momento que la Procuraduría de Guerrero declinó su competencia.

Dijo que la mejor opción para el análisis de los restos encontrados es el laboratorio de Austria que brindó alguna posibilidad de llegar a algún resultado en un periodo de aproximadamente 15 días o más.

Detalló que aún faltan por cumplimentar alrededor de trece órdenes, entre ellas las del mando policiaco Felipe Flores Velázquez y de Gildardo López Astudillo (a) «El Gil», quien informó vía mensaje celular a Sidronio Casrrubias Salgado líder de “Guerreros Unidos”, los conflictos que se estaban suscitando en Iguala, atribuyéndoselos al grupo delictivo contrario, quien avaló las acciones para entre comillas, defender su territorio.

Detalló que la fogata donde fueron quemados un amplio número de personas, alcanzó los mil 600 grados, con los cual prácticamente se desintegraron los cuerpos de más víctimas, “no hay duda de que sean restos humanos, pero no vamos a cerrar la averiguación hasta que no se tenga la certeza respecto de quiénes son. En sólo una rótula y otro hueso –hasta el momento–  se tiene la posibilidad de extraer ADN, lo que ocurrirá en un laboratorio de Austria”.

Subrayó “voy a seguir y terminar el asunto. No se trata de un problema de vigor, sino de sentimiento. Llevó más de 30 días durmiendo cuatro horas al día y ese día –la conferencia del fin de semana–  levaba 40 horas sin dormir. Soy tan humano como cualquiera”.

Apuntó, “se procederá contra todos aquellos que tengan algún tipo de  relación con los hechos, sin importar nombres o posiciones. Ya tenemos a dos de los autores intelectuales, pero si hay más también serán detenidos”.

En cuando al arraigo por 40 días, contra María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del expresidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, quien se encuentra confinado en el Centro Federal de Readaptación Social Número Uno-El Altiplano, obedece a que ésta cuenta con información valiosa que será de gran utilidad a la Representación Social Federal para fortalecer la indagatoria y, en caso de que existan, proceder contra otras personas que estuvieran relacionadas en la tragedia.

Asimismo, personal especializado de la División de Gendarmería de la Comisión Nacional de Seguridad Pública, al mando del Comisionado Monte Alejandro Rubido García, continúa la búsqueda de los 43 normalistas en ríos, brechas, caminos vecinales y zonas de difícil acceso, para lo cual utilizan equipo especial, entre este cuatrimotos.

La CNS reiteró que las jornadas son intensas, “pero valen la pena, ya que han permitido fortalecer las investigaciones y obtener resultados positivos, si bien no los deseados y exigidos por la opinión pública y los familiares de los alumnos en desgracia.