Renuncia de Carlos Urzúa pone en entredicho administración de AMLO

Renuncia de Carlos Urzúa pone en entredicho administración de AMLO

0 341

El coordinador de los senadores del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, consideró que la salida del gabinete de Carlos Urzúa refleja la descomposición de la economía y la puesta en marcha de una austeridad mal entendida, además de mostrar en dónde hay realmente “mano negra”, pues fue el mismo –ahora ex secretario- quien acusó que hay mano negra de algunos otros funcionarios.

Osorio Chong dijo que la renuncia del secretario de Hacienda «deja muy claro lo que está sucediendo en la política económica del país; ratifica que no se están haciendo correctamente las cosas».

La salida del titular de Hacienda muestra que la economía «no va por el camino correcto». Urzúa «no quiere ser parte de lo que ya es una descomposición económica».

Refirió que Urzúa Macías «habla, ahí sí, de ‘mano negra’, respecto de quienes lo han acompañado en su encargo, de quienes están participando en la toma de decisiones, y de manera muy honesta lo habla de cara a los mexicanos».

La descomposición económica, agregó, «se ve en todos los sectores, en esos planes de austeridad mal entendidos, que recorta al sector Salud e impacta los servicios y también en la atención de las guarderías, los refugios, la infraestructura, no hay construcción en el país», subrayó Osorio Chong.

Por su parte, Antonio Ortega Martínez, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática y secretario de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados, afirmó que la renuncia de Carlos Urzúa al frente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se genera justo a unos días de la presentación del Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos, que debe establecer el rescate de la empresa actualmente en quiebra, por lo que consideró que uno de los funcionarios a los que el hoy ex secretario alude en su carta como responsables de su dimisión, puede ser la Secretaria de Energía, Rocío Nahle.

 Tras recordar que es la segunda vez que Carlos Urzúa renuncia a su cargo en un gobierno de Andrés Manuel López Obrador (la primera vez, siendo titular de Finanzas con AMLO en la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México), Ortega destacó que en esta oportunidad, “debió haber en las últimas horas, un momento en el que saturaron, condicionaron su responsabilidad y lo obligaron a presentar –de manera correcta- su renuncia”, contemplada ya por muchos porque los escenarios de aquel entonces y hoy, son similares: La imposición, las ordenanzas, las obsesiones en el manejo financiero que lo forzaron a dimitir.

Sostuvo que lo que está en debate -y no se dice en esta renuncia- es la concepción de la política energética del gobierno, diseñada y decidida por el Presidente López Obrador: “La política energética que ha trazado es insostenible, va directo al fracaso y conduce de la mano a su gobierno hacia el desastre; pero, sobre todo, al país. La alerta dada por muchos de que México estaba sostenido económicamente por alfileres hoy entra en crisis porque le han quitado varios de los alfileres fundamentales y determinantes”, alertó el legislador federal.

Primero, han resuelto la construcción de la refinería “Dos Bocas” contra la opinión de todos, incluida la de los funcionarios principales de la Secretaría de Hacienda (el nuevo secretario Arturo Herrera, entre ellos).

Han decidido también, de una manera absurda, litigar en tribunales internacionales los contratos para la construcción de los gasoductos y -desde luego- el abastecimiento de este energético indispensable para la demanda de electricidad en todo el país, y particularmente en el sureste, expuso.

Igual determinaron acabar con las rondas que permitirían la inversión privada nacional y extranjera para cumplir la política de elevar la producción de petróleo, aumentar las reservas y garantizar competencia y soberanía en el país en el plano económico, explicó Ortega Martínez.

Y lo que desató la crisis, añadió, es el Plan de Negocios de Pemex que debe ser presentado los primeros días de la próxima semana y será determinante para la calificación a Pemex y con ello a la deuda soberana; pero refirió que “está sostenido en el uso de los recursos del Fideicomiso para la Estabilización del Precio del Petróleo, al cual el Presidente anunció modificaciones legales para hacer uso de esos fondos.

“Esto puede llevarnos a complicaciones y, desde luego, a una situación fatal que sería la recesión económica en México. Lo que está de por medio, sin duda –anunció- es la inconformidad de un funcionario que ya no aceptó más imposiciones de ‘funcionarios influyentes’ cercanos al Presiente que deciden qué hacer con la política económica del régimen. Y lo más grave es el debilitamiento en la confianza en el país”, subrayó.

El perredista subrayó que “sería un grave error dejar que la política económica fuera conducida por bufones. Me parece que dejar a (Gerardo Fernández) Noroña, a Jesusa Rodríguez, y a Rocío Nahle el espacio de influencia con el presidente López Obrador para determinar esta política, sería absurdo y nos conduce a un abismo”, sentenció.

“El Presidente debe entender que la realidad es terca y se le va seguir imponiendo. Tiene que rectificar sobre la construcción de ‘Dos Bocas’, sobre el Aeropuerto de Santa Lucia, las Rondas Petroleras, desistirse de usar indiscriminadamente las reservas que garantizan la estabilidad del precio del petróleo y, desde luego, la controversia con las gaseras; y -de manera especial- el Plan de Negocios de Pemex”.

En referencia al nombramiento del subsecretario Arturo Herrera como nuevo responsable de la política hacendaria del país, Ortega Martínez señaló que “es correcto; sin embargo –citó- el mensaje que lo acompaña, prácticamente confirmando y ratificando las líneas estratégicas generales de la política económica, generan incertidumbre, rechazo e inconformidad. Es un mensaje esquizofrénico y corremos el riesgo de que, si no cambian el contenido, el fondo del tema a debatir que es la ruta hacia el crecimiento; la estrategia energética, la maniobra para enfrentar la desaceleración, en poco tiempo veremos -de nueva cuenta- decisiones encontradas, definiciones no precisas y navegaremos sin rumbo, sin claridad, sin puerto seguro”.

En nuestro caso como legisladores, finalizó, habremos de discutir en los próximos días la posible ratificación del Secretario Herrera y ésta puede transitar si, en los próximos días, él describe un mensaje claro del escenario económico-financiero y social que ve; cuáles son las posibles medidas que propondrá para enfrentar los desafíos -actuales y los que están por venir- de modo que, conjuntamente, los actores corresponsables de la conducción del país definan una estrategia.

Jesús Ramírez

El vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez, subrayó que habrá continuidad en el proyecto de gobierno y en el manejo responsable de las finanzas públicas, luego de la renuncia de Carlos Urzúa como secretario de Hacienda.

Todas las decisiones económicas que ha tomado el Gobierno de México “han sido con respeto a las finanzas públicas para mantener el equilibrio» y que, no obstante que hay planes a futuro, se aceptan puntos de vista particulares como el desde hoy exsecretario, aseveró.

El coordinador general de Comunicación Social explicó que las expresiones de Carlos Urzúa son de índole personal, por lo debe ser él quien las explique, y al gobierno le corresponde aceptarlas, seguir adelante y nombrar un nuevo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Señaló que el nombramiento del antes subsecretario de esa dependencia, Arturo Herrera, es un mensaje de que se mantendrá la política en finanzas públicas, que habrá continuidad en el proyecto, y que los argumentos que dio Urzúa Macías para dejar el cargo no son compartidos por la administración.

En entrevista, consideró que había predominado un modelo económico que sujetó las finanzas públicas y les impuso un régimen draconiano que castigó los salarios, mantuvo el control del gasto social y permitió un régimen de corrupción y privilegios.

“Esta contradicción, que es la que se está atendiendo, genera problemas y, hasta como dice el presidente, ‘rechina’ la estructura, porque se están moviendo cosas, se están tomando decisiones que efectivamente están cambiando el rumbo de la política económica del país”, indicó.

Ramírez Cuevas sostuvo que el tipo de cambio del peso frente al dólar ya se estabilizó después de la muy baja caída de la moneda nacional luego de que se dio a conocer la renuncia de Carlos Urzúa, y que esa estabilidad se mantendrá, pues hay un equipo que respalda el manejo de las finanzas; un sólo funcionario no hace la economía.

Aseguró que el nuevo titular de la Secretaría de Hacienda, Arturo Herrera, es un funcionario de primer nivel que conoce las políticas que se están implementando en la dependencia federal y lo demostrará.