Durazo reitera diálogo con inconformes, pero no marcha atrás a requisitos a...

Durazo reitera diálogo con inconformes, pero no marcha atrás a requisitos a GN

0 565

José Ángel Somera

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño refrendó ayer la disposición de continuar atendiendo a representantes del grupo de policías federales inconformes con la transformación a Guardia Nacional de la PF, por medio de un diálogo respetuoso con la finalidad de concertar las mejores soluciones para que todos los elementos se sientan reconocidos en su situación laboral y por supuesto en su dignidad personal.

En conferencia de prensa, Durazo aceptó “la molestia encuentra su explicación en la velocidad con la que se realizaron los cambios legales, los acuerdos institucionales y el proceso administrativo de implementación de la Guardia Nacional. En ese breve proceso tuvimos fallas, carecimos de mecanismos de comunicación interna paralelos a la creación de la Guardia Nacional que reconocieran los sentimientos y se anticiparan a las demandas de los policías federales”.

Sostuvo, se mantendrán mesas de trabajo temáticas para atender las inquietudes de los policías federales, ya sean estas de carácter administrativo o de carácter jurídico, y se brindará información sobre las distintas opciones laborales dentro y fuera de la Guardia Nacional.

Afirmó, “en apego a las disposiciones en las leyes complementarias de la reforma constitucional que creó la Guardia Nacional y el reglamento interno de la misma,  no se pueden modificar los requisitos de ingreso al nuevo cuerpo de seguridad. Si nos hemos propuesto crear un ente de seguridad con estándares internacionales, los requisitos de acceso deben ser, por supuesto, rigurosos”.

Recalcó, “no hay absolutamente ningún despido para los elementos de la Policía Federal. Todos los buenos elementos van a tener su oportunidad laboral, bien en la Guardia Nacional si es de su interés, o en alternativas como el Servicio de Protección Federal, el Sistema Penitenciario, Aduanas, el Instituto Nacional de Migración, entre otros”.

Detalló, también podrán promover el Programa de Retiro Voluntario, sujeto a la disponibilidad presupuestal, la liquidación o jubilación en términos de ley. “Nada de esto es nuevo, porque son derechos adquiridos de los elementos de la Policía Federal como de cualquier empleado federal”, añadió.

Apuntó, al interior de la Policía Federal está actualmente en litigio la adquisición de un sistema de inteligencia que se contrató el 23 de diciembre de 2015, por dos mil 458 millones de pesos, conocido con el nombre de “Rafael”, se adeudan mil 300 millones de pesos aproximadamente. Por ello el pasado 7 de febrero se presentó denuncia ante la Secretaría de la Función Pública por supuestas irregularidades en la adquisición de este equipo.

Asimismo, el titular de la SSPC indicó que el gobierno federal cerró el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) porque se dedicó a investigar «hasta las preferencias sexuales» de funcionarios, periodistas y empresarios, “no fue una decisión arbitraria como quisieran o como señalan nuestros adversarios, fue una decisión pensada, estudiada, planeada, porque las desviaciones que había sufrido eran ya irreversibles, se dedicó a investigar a todo el mundo, hasta las preferencias sexuales».

En respuesta el grupo de policías federales que protestan para no ser integrados a la Guardia Nacional, aseguró que “su movimiento no está respaldado por líderes políticos y que únicamente tienen voceros de la corporación.Nuestra manifestación no está respaldada por ningún político ni algún ex elemento, tiene portavoces (…) Nos deslindamos de cualquier representación política o cualquier colectivo, estamos haciendo de manera pacífica y ordenada».

Esto en torno a lo refirió Durazo Montaño en el sentido de que «no es casual, que uno de los líderes de los policías que protestan haya pedido que el expresidente Felipe Calderón los represente ante el gobierno federal, los federales inconformes reiteraron que su manifestación ha sido por la vía pacífica y ordena, y que «si no nos dan una respuesta, vamos a recurrir a las presiones».