Woody Allen dirigirá una ópera en la Scala de Milán

Woody Allen dirigirá una ópera en la Scala de Milán

0 148

Milán.- El realizador estadounidense Woody Allen debutará en la Scala de Milán, templo de la lírica italiana, como director de la ópera «Gianni Schicci» de Giacomo Puccini, espectáculo que también filmará.

«Es algo de fábula, un sueño, estar en el teatro de ópera más grande del mundo. Si alguien me hubiese dicho que algún día iba a dirigir una ópera en la Scala mientras paseaba por Nueva York o Brooklyn le hubiese dicho que era pura locura, que ni siquiera hubiera pensado poder ver desde afuera, y mucho menos trabajar allí», dijo Allen en diálogo con los estudiantes de la Academia de la Scala, quienes serán los encargados de representar «Gianni Schicci», dirigida por él junto a Grisha Asagaroff.

 Woody no parece un hombre de 83 años cuando se lo ve sentado junto al protagonista de la obra, barítono italiano Ambrogio Maestri. Lejos de vérselo como una persona cerca de la jubilación, abatido por las polémicas del #MeeToo, se le  observa muy enérgico.

Su paso por Milán es solo una «pausa» antes de iniciar el rodaje de su nueva película, en España. De hecho, después de la premier de la ópera, volará desde la ciudad italiana directamente a San Sebastián.

La obra, que será presentada del 6 al 19 de julio, ya había sido montada en Los Ángeles en 2008 por insistencia de Plácido Domingo y desde entonces fue reeditada, incluso en la ciudad italiana de Spoleto, centro del país.

«Gianni Schicchi» es la ópera adecuada para Woody Allen: breve y divertida. Lo demostró con un chiste típico de él cuando explicó que, en principio, había pensado ambientar la ópera en un mundo de ratones en el que Gianni Schicchi era una rata; o tal vez, que todos las personas fuesen «comidas sanas y Gianni un cigarrillo». «Pero me dijeron que era una pésima idea», remató. En fin: la ópera está ambientada como una película del neorrealismo italiano de los años ’50. La versión es idéntica a la montada en Los Ángeles, a diferencia del final (en el que el realizador había hecho apuñalar a Gianni por Zita).

Finalmente confesó: «El final no lo repito. Aquí haré otro, porque cuando vi el palco con los estudiantes me emocioné y tuve una idea nueva. Se los dije hace muy poco y representaremos esta nueva idea, la verán la noche del estreno».