Al menos 40 muertos deja ataque a centro migrante en Libia

Al menos 40 muertos deja ataque a centro migrante en Libia

0 411
Trípoli, Libia.- Se ha confirmado la muerte de 44 personas y 130 heridos por un bombardeo en un centro migrante de la capital de Libia.
Según informes de la ONU, este es el segundo ataque hacia el centro de detención migrante Tajura, pues en abril ya se había suscitado un hecho similar.
Aunque se desconocen las causas y los responsables, la ONU sospecha que se trata de un ataque orquestado por las fuerzas armadas que lidera el general Jalifa Haftar, quien ha intentado tomar Trípoli y desde el pasado lunes anunció que comenzaría la ofensiva.
Ghasán Salamé, representante de la ONU en Libia, ha condenado los actos y los calificó como “crímenes de guerra”, ya que las explosiones causaron la muerte de civiles inocentes que se encontraban en una situación vulnerable, al tener la necesidad de permanecer en el centro migrante.
Según los reportes de las Naciones Unidas, la ofensiva de Jalifa Haftar ha resultado en un total de 650 muertos.
Los enfrentamientos armados también han afectado gravemente a miles de migrantes, en su mayoría subsaharaianos, que se encuentran en los alrededores de la capital a la espera de poder viajar de forma irregular a Europa o que han sido recluidos en centros de detención tras haber fracasado en el intento.
Según varios responsables del GNA, Hafter ha intensificado los bombardeos en respuesta a la pérdida hace varios días de la ciudad de Gharyan, situada a unos 100 kilómetros de Trípoli y base usada por sus tropas para el asedio de la capital
Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera a la victoria de los heterogéneos grupos rebeldes sobre la larga dictadura de Muamar al Gadafi.
Desde 2015 tiene dos gobiernos, unos sostenido por la ONU en Trípoli, que apenas domina la capital y algunas pequeñas poblaciones del oeste del país, y otro tutelado por el mariscal Hafter que controla el resto del territorio y la mayor parte de los recursos petroleros.
De la división se benefician diversos grupos dedicados al tráfico ilegal de armas, combustible y personas, que son el verdadero motor de su destruida economía.
En este contexto, la playas del oeste de Libia se han convertido en el principal trampolín para la inmigración irregular a través de la ruta del Mediterráneo central, una de las más mortíferas del mundo.