rán anuncia que superó el límite autorizado de uranio poco enriquecido

rán anuncia que superó el límite autorizado de uranio poco enriquecido

0 230
Teherán.- Irán anunció que superó el límite autorizado de sus reservas de uranio poco enriquecido, impuesto por el acuerdo de 2015 sobre su programa nuclear, al tiempo que Donald Trump advirtió a Teherán que está «jugando con fuego».
«Irán ha superado el límite de 300 kilos de uranio poco enriquecido», aseguró el canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, a la agencia oficial Isna.
El anuncio se produce en medio de graves tensiones con Estados Unidos, haciendo temer un conflicto en la región del Golfo. La crisis entre ambos países aumentó el 20 de junio, después de que Irán derribó un dron estadunidense. Según Teherán, el aparato violó su espacio aéreo; Washington lo negó.
El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA, dependiente de Naciones Unidas) encargado de verificar la aplicación por Teherán del acuerdo, confirmó que Irán excedió el límite impuesto.
«El organismo verificó el primero de julio que las reservas totales de uranio enriquecido superaron los 300 kilogramos permitidos por el acuerdo nuclear», y su director general, Yukiya Amano, lo notificó al consejo de gobernadores, según un portavoz de éste.
Conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), el acuerdo nuclear fue firmado en Viena por Irán, Rusia, Estados Unidos, Reino Unido, China, Francia y Alemania en 2015 y abandonado unilateralmente por Washington en 2018.
Antes de la advertencia de Trump, Estados Unidos insistió en que la regla de no proliferación nuclear que implica prohibir el enriquecimiento de uranio a Teherán debía ser restaurada.
«Debemos recuperar la histórica regla de la no proliferación (nuclear que implica) el no enriquecimiento (de uranio) para Irán», dijo la entonces vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, y reafirmó la voluntad de Estados Unidos de continuar con su campaña de «máxima presión» en la república iraní.
Sanders sostuvo que la comunidad internacional se equivocó al permitir que Teherán produjera alguna cantidad de uranio enriquecido y agregó que Estados Unidos y sus aliados nunca permitirán a Irán desarrollar armas nucleares. Por tanto, la comunidad internacional debería seguir a Estados Unidos y poner toda la presión posible sobre Irán, afirmó Sanders.
La república islámica anunció en mayo que dejaría de cumplir parte de sus compromisos emanados del acuerdo nuclear y dio a la Unión Europea 60 días para garantizar que los intereses iraníes fueran protegidos en el contexto del acuerdo.
La medida fue en parte una respuesta al retiro de Estados Unidos del acuerdo nuclear y que fue acompañado de la reimposición de sanciones contra Irán.
En ese contexto, Zarif tuiteó: «no hemos violado el PAIC. El párrafo 36 del acuerdo muestra por qué: activamos y agotamos el párrafo 36 después de la retirada de Estados Unidos». Dimos al E3+2 (Alemania, Francia, Reino Unido, China y Rusia) unas semanas reservando nuestro derecho. Finalmente empezamos a actuar 60 días después. Tan pronto como el E3 cumpla con sus obligaciones, revertiremos (la decisión)”.
El párrafo 36 del PAIC indica un mecanismo para la solución de diferencias que surjan si una de las partes considera que la otra parte ha incumplido sus compromisos.
Rusia lamentó la decisión, pero afirmó que era consecuencia de «la presión estadunidense», y Gran Bretaña se dijo «muy preocupada»e instó a Teherán a no dar otro paso fuera del acuerdo.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reclamó a Europa que aplique sanciones a Teherán. «Ustedes se comprometieron a actuar si Irán violaba el acuerdo nuclear. Ahora yo les digo: actúen», apremió Netanyahu.
La Organización de las Naciones Unidas instó al país islámico a respetar el acuerdo. Su secretario general, Antonio Guterres, llamó «a la república islámica de Irán a seguir cumpliendo todos sus compromisos nucleares en virtud del PAIC, mientras los participantes sigan buscando formas de superar los graves desafíos que afronta el país», sostuvo su vocero Stéphane Dujarric.
Adicionalmente, Teherán amenaza con reiniciar la construcción del reactor de agua pesada en Arak.
Los países europeos han prometido a Irán un mecanismo para compensar la retirada de Estados Unidos y las sanciones impuestas a su nación, pero Irán considera que la propuesta no se ha materializado satisfactoriamente, por lo que se cree legitimado para dejar de cumplir con sus compromisos.