Primer debate demócrata: Prometen despenalizar la migración ilegal y plan para dreamers

Primer debate demócrata: Prometen despenalizar la migración ilegal y plan para dreamers

0 216
Miami, Florida.- Diez de los veinte precandidatos demócratas dieron ayer en la noche en Miami, Florida, el pistoletazo de salida oficial a la precampaña electoral de Estados Unidos de cara a las elecciones presidenciales de 2020.
Este jueves seguirán los otros diez, con la esperada presencia de Joe Biden y Bernie Sanders, favoritos en la carrera progresista.
Si hubo un tema en el que los diez precandidatos se mostraron de acuerdo fue el migratorio; todos ellos, incluyendo a la senadora Elizabeth Warren, al exsecretario de Vivienda, Julián Castro y al congresista por Texas Beto O’Rourke, coincidieron en la necesidad de dejar de perseguir penalmente la entrada ilegal a Estados Unidos y rebajar el hecho a una ofensa civil.
Además, candidatos como el senador afroamericano por Nueva Jersey, Cory Booker, o el propio Castro apostaron por realizar una fuerte inversión en el Triángulo Norte de Centroamérica para atajar la raíz del problema.
 Asimismo, se extendió la promesa de no solo resucitar el plan DACA, sino ofrecer a los “soñadores” un camino para la ciudadanía estadunidense.
Las referencias a Trump en el capítulo migratorio fueron menores, y aquellas hacia su prometido muro en la frontera sur, o hacia México, brillaron por su ausencia durante todo el debate.
Donde las críticas a Trump se multiplicaron fue en el capítulo exterior, donde el consenso fue la necesidad de regresar al acuerdo nuclear con Irán. También hubo consenso en la necesidad de reforzar el control de armas en el país, priorizando la prohibición de armas de asalto y la instalación de mayor escrutinio a los compradores.
Casi todos los candidatos prefirieron no ser muy explícitos respecto a la posibilidad de iniciar un juicio político, o impeachment, hacia Donald Trump, con la excepción de Beto O’Rourke, que lo consideró imprescindible.
Todos prometieron proteger a la comunidad LGTB, y Booker puso énfasis en la necesidad de prestar especial atención a los transexuales.
Las posturas respecto al cambio climático se pueden considerar poco contundentes, con Ryan enfatizando la necesidad de proteger a los trabajadores, mientras que Castro prometió regresar al Acuerdo de París.