Andrés Manuel López Obrador aseguró que en la búsqueda de desaparecidos dará...

Andrés Manuel López Obrador aseguró que en la búsqueda de desaparecidos dará la cara

0 431

El presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que en el grave problema de la búsqueda de personas desaparecidas por la violencia no se ocultará y dará la cara.

“No voy a ocultarme y voy a dar la cara siempre, por difícil que sea, por doloroso que sea, por incómodo que sea, voy a estar siempre dando la cara y tratando con ustedes este lamentable asunto”, afirmó.

Al dirigirse a familiares de víctimas de la violencia en la reunión del Informe de Trabajo del Sistema Nacional de Búsqueda, les aseguró que estos encuentros continuarán cada tres meses en Palacio Nacional, para que entre todos se avance en el propósito de encontrar a los desaparecidos por la violencia.

López Obrador expresó que puede enfrentar ese problema porque no tiene problemas de conciencia y recordó que cuando fue opositor, “siempre me opuse a la política que aplicaron los gobiernos neoliberales y di la cara y protesté en todas las plazas públicas.

“Por eso puedo enfrentar cualquier circunstancia por difícil que sea y también como aquí se ha dicho, por convicción este lamentable asunto es el que estamos atendiendo con prioridad en el gobierno”, añadió.

Al señalar que el gobierno federal tiene 72 prioridades, pero que la primera es atender la inseguridad y la violencia, pero sobre todo la de los desaparecidos, destacó que el problema de la violencia y la inseguridad en el país es la peor herencia que le dejaron los gobiernos anteriores.

“Y vaya que nos dejaron muchos pendientes, se robaron miles de millones de pesos, pero eso tiene remedio, porque ya se ha va a terminar por completo, ya no hay corrupción tolerada en el gobierno. Eso se los puedo garantizar eso tiene solución, pronta y expedita”, enfatizó el Ejecutivo federal.

Añadió que también dejaron una enorme deuda pública, lo cual tiene solución, porque no “vamos a endeudar más al país, también nos dejaron un pueblo empobrecido con hambre y sed de justicia. Tengo la convicción de que vamos a saciar esa hambre y esa sed de justicia de nuestro pueblo”, lo que ya se hace con programas de bienestar que nunca en la historia se habían aplicado.

Antes y durante el mensaje del mandatario, fue interrumpido por gritos de los familiares de personas desparecidas, que según dijo son más de 40 mil en el país, y que exigían que vivos tenían que aparecer.

De esta manera, el presidente pidió que los dejaran hablar, pues en su gobierno no se cuarteará la libertad de nadie y les dijo: “no importa que griten, tienen todo el derecho, es legítimo”.

Sostuvo que el gobierno federal siempre garantizará las libertades y el derecho a disentir, y dijo que se trabaja y se avanza en la construcción de este sistema nacional de búsqueda, por lo que expresó que la Subsecretaria de Derechos Humanos de Gobernación tiene todo su apoyo y respaldo.

Además, aseguró que se acabará con la corrupción, y rechazó que los recursos para la búsqueda de desaparecidos vayan a sufrir recorte alguno, pues no se tratas de cosas materiales, sino de acciones de humanidad.

A su vez, la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció que las familias de los desaparecidos han vivido la violencia en carne propia y han sufrido el inmenso dolor de la incertidumbre, por lo que afirmó que es su responsabilidad y convicción buscar a las personas desaparecidas y tomar todas las medidas necesarias para lograrlo.

“Hoy las familias no están solas, cuentan con el apoyo total del señor presidente, Andrés Manuel López Obrador, y tienen el acompañamiento de la Secretaría de Gobernación, de la Subsecretaría de Derechos Humanos a cargo de Alejandro Encinas, de la Comisión Nacional de Búsqueda, a cargo de Karla Quintana, y de las comisiones estatales de búsqueda”.

EXIGEN RENUNCIA

Varias organizaciones se congregaron afuera de Palacio Nacional para atestiguar la presentación del informe de trabajo del Sistema Nacional de Búsqueda de desparecidos, misma que resultó un cúmulo de quejas para los ahí presentes, exigiendo incluso la renuncia del titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, a quien acusan de disimular y no hacer nada.

María Ignacia González, madre de un joven desaparecido, demandó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que preside Luis Raúl González Pérez, actuar y dejar de simular.

La madre de familia, residente en Puebla, estuvo presente en Palacio Nacional y fue de las que coreó a todo pulmón “¿dónde están, dónde están? ¿nuestros hijos, dónde están?”, durante la presentación del informe de trabajo del Sistema Nacional de Búsqueda.

Andrés Ascención Téllez González, el hijo de María Ignacia, desapareció en marzo de 2011 junto con su amigo Braulio Hernández en la carretera que lleva a Nuevo Laredo, Tamaulipas. Entonces tenían 37 y 22 años, respectivamente.

“La CNDH no ha dicho nada, nada, nada, nada hacen. No sé qué está pasando ¿esto es simulación? ¿qué está pasando con México? Por favor hagamos conciencia ¿ustedes tienen hijos o nietos? Por favor hagan conciencia, no esperen a vivir esta pesadilla», manifestó.

“Es un dolor que no tiene nombre, no tiene nombre perder a un hijo que se perdió por las manos de los malditos delincuentes”, sentenció Téllez González en entrevista.

El diputado independiente Emmanuel Reyes Carmona sugirió a Luis Raúl González Pérez que por «ética moral» renuncie como presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), tras las acusaciones de que ese organismo encubrió torturas en el caso Ayotzinapa.

Luego que organizaciones civiles denunciaron que el video que exhibe la tortura a un detenido, acusado por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, acreditaría que la CNDH encubrió esa práctica, el legislador advirtió que esas evidencias dejan en entredicho el trabajo de la Comisión.

A su parecer, ese caso de tortura prende las «alertas rojas» y muestra una complicidad, porque el video fue conocido a través de las redes sociales y no por la fuente oficial que debió ser la CNDH y las autoridades competentes. Insistió en que el caso pone en entredicho el trabajo del organismo defensor, que tendrá que aclarar dicha circunstancia, y justificó las exigencias de los padres de los normalistas desaparecidos, quienes, opinó, tienen la autoridad moral para hacerlo porque son los interesados en que se esclarezca la situación.

Explicó que la Comisión está obligada a manejarse con imparcialidad sin favorecer a nadie, «me parece que en este contexto se deja entrever que aquí se están manejando intereses particulares, intereses de unos cuantos».

Sostuvo que si realmente se quiere que la CNDH siga al frente como institución de defensa de los derechos humanos de los mexicanos, «me parece que por ética moral tendría que presentar su renuncia». «Si no, le estaríamos dando la razón a quienes han estado pidiendo desde hace un tiempo que termine la CNDH para darle paso a la defensoría del pueblo», subrayó.

Resaltó que esa es una propuesta impulsada por los partidos del Trabajo y Morena, «es precisamente uno de los fundamentos que ellos habían anunciado de que se necesita imparcialidad del propio organismo». Reiteró que si realmente se quiere que la CNDH continúe defendiendo realmente los intereses de los mexicanos, pues tendría que poner sobre la mesa su renuncia González Pérez.