Retuvo su corona el “Alacrán” Berchelt

Retuvo su corona el “Alacrán” Berchelt

0 152

Hugo Martínez Zapata

 

En otra guerra mexicana Miguel ¨Alacrán¨ Berchelt demostró su superioridad y derrotó por nocaut técnico en el sexto asalto Francisco ¨Bandido¨ Vargas, en una feroz pelea para realizar su quinta exitosa defensa del cinturón mundial Superpluma CMB, en la pelea estelar en la Arena Tucson del Convention center en Tucson, Arizona, en una promoción de Top Rank en asociación con Zanfer y Max Boxing.

“Alacrán” Berchelt (36-1-0, 32 ko’s) siempre fue el más fuerte, aunque tuvo una gran oposición de un valiente Vargas (26-2-2, 18 kos) en una pelea frenética.

Berchelt comprobó su categoría y tras conceder oportunidad de venganza al olímpico mexicano en Beijing 2008, simplemente se mostró superior.

Aunque recibió castigo, tuvo la oportunidad de meter fuertes combinaciones, de cortar de nuevo el rostro de “Bandido” y fue ahí cuando la esquina del ex campeón, encabezada por Joel Díaz, detuvo la contienda cuando ya la balanza se inclinaba notablemente para “Alacrán”.

Al final del rounds seis, Díaz informó a la Comisión de Boxeo que la pelea no iba más y así Berchelt, quien llegó con un altísimo porcentaje de peleas ganadas por nocaut, defendió exitosamente por quinta vez el cetro Superpluma del organismo verde y oro al que llegó precisamente tras destronar a Vargas en enero de 2017 con nocaut en 11 episodios.

Con este resultado, Berchelt mejoró a 36-1 con 32 nocauts, mientras que Vargas se quedó con 25-2-2 y 18 fueras de combate.

¨Vargas fue un digno guerrero, le di la oportunidad que bueno que la esquina detuvo la pelea, primero es una salud.  Quiero demostrar que soy el mejor 130 lbs, quiero unificar los títulos”, dijo Berchelt.

Navarrete brilla y noquea

En la pelea semifinal, el mexicano Emanuel “Vaquero” Navarrete tuvo una pelea portentosa ante el ex campeón ghanés Isaac Dogboe y tras destronarle en diciembre pasado por la vía de los puntos, volvió a repetirse la dosis, ahora, por la vía del nocaut técnico en 12 rounds para conservar el cetro Supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Navarrete mejoró su andar profesional a 27-1 con 23 nocauts, mientras que Dogboe hiló derrotas y se estancó con 20-2 y 14 fueras de combate.

Dogboe cayó dos veces en la pelea y la última de ellas obligó a su equipo a detener la muy dispareja contienda al ver que sus oportunidad de nocaut era prácticamente nula.