Buscan dotar de autonomía al Instituto de Defensoría Pública de la CDMX

Buscan dotar de autonomía al Instituto de Defensoría Pública de la CDMX

0 625

Leobardo Reyes

Los titulares de la Consejería Jurídica del Gobierno de la Ciudad de  México, del Tribunal Superior de Justicia local y del Instituto de la Defensoría Pública, apoyaron la propuesta de los  legisladores del Congreso capitalino en el sentido de fortalecer al Instituto y dotarlo de plena autonomía, que ayudaría a transitar hacia una mejor justicia.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso

(Jucopo), Ricardo Ruiz Suárez, y eldiputado Eduardo Santillán Pérez, participaron en el foro “La  Defensoría Pública en la Ciudad de México, un nuevo modelo de acceso a la justicia”, en el cual se reconoció la necesidad de convertir a la Defensoría Pública en un órgano autónomo.

Ruiz Suárez presentó una iniciativa para que la Defensoría Pública se  convierta en un órgano autónomo. El propósito es que todas las personas tengan pleno acceso a la justicia y ésta no se supedite a los recursos económicos de cada persona para pagar una buena defensa.

Mientras que el director general del Instituto de la Defensoría Pública  de la Ciudad de México, Netzaí Sandoval Ballesteros, se pronunció en favor de transitar hacia esta autonomía, “qué bueno que los legisladores le den esta autonomía a la institución; actualmente los defensores lo que hacen es argumentar sobre el derecho, pero no presentan pruebas, además ellos –los defensores- habían tenido  un abandono, ellos no defienden delincuentes, cuidan el debido proceso”.

Manifestó, “a nivel federal, la Defensoría Pública atiende 150 mil casos  al año y éstos son de personas indígenas, individuos que  no saben leer  o escribir. A nivel local se atienden grupos vulnerables que son acusados de cometer delitos y que no pueden pagar a un abogado. Con esta autonomía se protegerán los derechos humanos y se logrará un equilibrio”.

Asimismo, el presidente de la Jucopo, diputado Ricardo Ruiz, explicó que  el Instituto y quienes lo integran deben tener un buen nivel de capacitación, tiempo para estudiar y desahogar los asuntos, “puede haber una defensa no muy buena, pero se debe a la cantidad de trabajo que tienen los defensores”.

Reiteró, la importancia de transitar hacia una autonomía plena, “no sólo  debe ser en la parte jurídico- administrativa. Por eso el modelo de autonomía en el sentido de que el Instituto dependa del ámbito Judicial no me convence, no creo que sea lo mejor. Hay litigios en materia mercantil, civil y otras, y será difícil litigar contra el patrón”.

Recalcó, “tenemos que entender que la autonomía constitucional es para tener  independencia, pero en particular porque ahora tendremos abogados de  oficio en materia fiscal y administrativa, es decir, se tendrá que litigar contra el gobierno; en este sentido, no puede haber un litigio adecuado sin la autonomía necesaria”..

Apuntó, desde el ámbito legislativo, se debe generar una norma con  visión progresista que permita el desarrollo en diferentes ámbitos, al mismo tiempo genere las condiciones óptimas para quienes integral el Instituto de la Defensoría Pública.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de la  Ciudad de México, Rafael Guerra Álvarez, resaltó que transitar hacia el fortalecimiento y autonomía de la Defensoría Pública es un tema de relevancia, “es ampliar su profesionalismo, proyectar su prestigio”.

Añadió, “nos encontramos ante la creación de un nuevo modelo para ampliar la balanza de la justicia para todos los ciudadanos. La Defensoría Pública  es una herramienta para ampliar los cauces de la justicia”.