México se abrirá a la observación internacional en materia de seguridad

México se abrirá a la observación internacional en materia de seguridad

0 169

El Gobierno de México instrumenta un nuevo enfoque para lograr la paz y la reconciliación mediante una estrategia de protección a la ciudadanía y atención a las causas que originaron la violencia. Además, la nueva figura de la Guardia Nacional habrá de desempeñarse con absoluta transparencia y bajo la observación y el acompañamiento de organismos internacionales, quienes tomarán parte activa en la formación de los cuerpos de seguridad con énfasis en la protección de los derechos humanos.

Así lo expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador ante la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet Jeria.

“Lo fundamental, como usted lo sabe, señora Bachelet, es atender las causas que originan la inseguridad y la violencia. Tenemos un amplio programa para el bienestar del pueblo, se está destinando como nunca presupuesto a ayudar a la gente humilde, a la gente pobre, atender a los jóvenes.”

El jefe del Estado Mexicano y la representante de Naciones Unidas suscribieron el Acuerdo Marco para brindar asesoría y asistencia técnica para la formación de la Guardia Nacional en materia de derechos humanos y operación, de acuerdo con estándares internacionales.

En su mensaje, el presidente se dirigió a Bachelet Jeria para exponer la grave situación de inseguridad y de violencia que se ha padecido en los últimos años que hizo necesaria la creación de la Guardia Nacional con el aval del Congreso de la Unión.

Agregó que, si bien se trata de un gran reto, se cuenta con el respaldo de las Fuerzas Armadas, a quienes él, como comandante supremo, “nunca, jamás dará la orden de reprimir al pueblo”.

“¿Cómo garantizar al mismo tiempo la seguridad y proteger la vida, que es el principal de los derechos humanos? Por eso le agradecemos mucho que nos acompañe en este proceso, porque queremos que México se abra a la observación internacional en esta materia y en otras.

“En lo que tiene que ver con el combate a la corrupción, que actuemos con absoluta transparencia, que nos ayuden para que se formen los elementos de la Guardia Nacional en el principio de la defensa de los derechos humanos y en el uso moderado, adecuado de la fuerza.”

Durante su intervención, Michelle Bachelet hizo patente la disposición de la Oficina de la Alta Comisionada, de acompañar al Gobierno de México hacia la construcción de un modelo sin precedente:

“El acuerdo que hoy firmamos demuestra el interés compartido por las partes en avanzar hacia un claro cambio de paradigma que coloque a los derechos humanos en el centro del accionar de la fuerza pública.

“Es amplio, va más allá de la capacitación e incorpora elementos que reforzarán el carácter civil que debe tener un cuerpo de seguridad: mecanismos de participación ciudadana, construcción de indicadores, mayor transparencia, rendición de cuentas y dignificación y profesionalización de la función policial.”

La alta comisionada realizó un balance positivo del proceso democrático que dio lugar a la aprobación de la Guardia Nacional, por haber incorporado los planteamientos de actores políticos involucrados en la problemática, especialmente las víctimas de violaciones de derechos humanos:

“Hoy celebro que, fruto de ese proceso, se alcanzó un consenso en una materia especialmente compleja… Mi oficina continuará apoyando estos procesos legislativos y su posterior implementación.”

Señaló que la creación de Guardia Nacional representa un momento adecuado para armonizar la obligación del Estado de garantizar la seguridad y la protección de los derechos humanos, incluyendo a los propios integrantes de las corporaciones policiacas.

“Pongo a disposición de las autoridades mexicanas la experiencia de mi oficina en México, acumulada a lo largo de los últimos 18 años de proceso de construcción de política pública, armonización legislativa, capacitación, construcción de indicadores, documentación de casos y participación de la sociedad civil.

“Esta será una nueva contribución de mi oficina con un compromiso de largo plazo que permita tener cuerpos de seguridad confiables, efectivos y respetuosos de los derechos humanos.”

Al concluir, el mandatario mexicano se dirigió a la representante de la ONU:

“Además de ser comisionada de Naciones Unidas para derechos humanos, independientemente del encargo que tiene, su trayectoria es ejemplar. Yo, como muchos otros mexicanos, le admiramos a usted y nos da mucho gusto que esté de visita en nuestro país. Muchas gracias, señora Bachelet”.