Recorta Banco Mundial previsiones de crecimiento para América Latina

Recorta Banco Mundial previsiones de crecimiento para América Latina

0 177

Washington.- El Banco Mundial (BM) recortó hasta el 0.9 por ciento las previsiones de crecimiento económico para América Latina en 2019, principalmente por el desarrollo “débil o negativo” en Brasil, México y Argentina y el “trágico colapso” en Venezuela.

Hace seis meses, las previsiones del organismo multilateral para la región eran de una expansión del 1.6 por ciento para este año, una cifra que ya había sido rebajada ampliamente del pronóstico anterior.

Excluyendo a Venezuela, sin embargo, el BM prevé que Latinoamérica y el Caribe crecerá un 1.9 por ciento en 2019 y un 2.7 en 2020.

La falta de datos sobre Venezuela complica la labor de previsiones del BM, por lo que el pronóstico de la región al completo para 2020 aún no ha sido calculado.

Para hacer frente a esta situación, el economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Carlos Végh, espera que los países de la región desarrollen redes de protección social para apoyar a la población más pobre y vulnerable durante los ciclos de desaceleración económica.

“Los programas sociales que ayudan a absorber el impacto de las crisis económicas son comunes en los países desarrollados, pero no están lo suficientemente extendidos en esta parte del mundo”, explicó Végh.

Para el directivo del BM, esta es una agenda social “pendiente” en la región para asegurar que “aquellos que recientemente escaparon de la pobreza no den ningún paso atrás”.

En este sentido, el vicepresidente del BM para la región, Axel van Trotsenburg, consideró que en tiempos “desafiantes” para la economía, “es más importante que nunca que los países hagan las reformas necesarias para impulsar un crecimiento sostenible e inclusivo.

Las perspectivas de crecimiento para 2020 preocupan más que las de este año, dice Jonathan Heath

México ha empezado el año con un crecimiento “modesto, pero estable”, por lo que el organismo con sede en Washington proyecta un crecimiento del 1.7 por ciento para 2019.