Rinden declaración edil con licencia de Iguala y su esposa en la...

Rinden declaración edil con licencia de Iguala y su esposa en la SEIDO

0 1024

José Ángel Somera

A un mes y ocho días de haber ocurrido la desaparición de 43 normalistas y el fallecimiento de seis personas –tres estudiantes y tres civiles- en Iguala, la Policía Federal capturó la madrugada de ayer al presidente municipal de esa localidad, José Luis Abarca Velázquez y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, en una casa ubicada en la calle de Cedro número 50 de la colonia Tenorios en Iztapalapa, asimismo, en la calle de Jalisco 27 colonia Santa María Aztahuacán, fue detenida Noemí Berumen García, quien les brindaba apoyo para permanecer prófugos de la justicia.

En rueda de prensa, el abogado de la nación Jesús Murillo Karam acompañado del comisionado Nacional de Seguridad, informó que Abarca Velázquez, Pineda Villa y Berumen García, rinden testimonio ante el Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), de las declaraciones de la pareja se espera obtener información que lleve a la localización de los desaparecidos, mientras que a la otra persona enfrentará cargos por el delito de encubrimiento.

Cabe señalar que el matrimonio enfrenta con tres órdenes de detención en su contra tanto en el orden federal  y otras más en el fuero común, por su presunta responsabilidad en los ilícitos de desaparición forzada de los normalistas, homicidio en agravio de las seis personas fallecidas en los dispositivos realizados por policías municipales de Iguala y Cocula, así como homicidio en grado de tentativa y lesiones, por las 22 personas que resultaran heridas en el operativo ordenado por Abarca Velázquez y Pineda Villa, quienes no querían que los normalistas volvieran a impedir un evento de la segunda que se verificaría el 25 de septiembre, quedando pendiente otra acusación por el crimen del luchador social Arturo Cardona Hernández ocurrido en mayo del 2013.

El titular de la PGR informó que estas  detenciones son el resultado de trabajos de inteligencia desplegado por las instituciones del gabinete de Seguridad del gobierno de la República.

Destacó que en la captura de estas personas se realizaron “sin efectuar un solo disparo y en estricta observancia a los procedimientos de salvaguarda de sus derechos humanos”.

Comentó que las pesquisas continúan avanzando de manera importante, “espero que en los próximos días,  podamos darles una información mayor y más profunda”.

Dijo que “para cada uno de los que estamos buscando, que consideramos responsables de estos hechos delictivos, hay exactamente los mismos grupos que se señalaron, independientemente de cuál de las instituciones del Gabinete de Seguridad estén trabajándolos, trabajamos en una coordinación plena, compartimos la información, la analizamos conjuntamente y eso nos ha permitido esta localización, y espero nos permita la localización de todos los demás”.

Resaltó que la casa en que se encontraron “la Pareja Imperial de Iguala” daba la impresión de estar abandonada y la razón por la que se empezó a sospechar de Berumen Rodríguez, quien les proporcionaba todo lo necesario para que no salieran del inmueble de dos niveles –comida y utensilios de limpieza-, “en función de que parecía entrar a una casa abandonada, eso es lo que produjo la certeza y el acierto de haberlos detenido”.

Al hacer uso de la palabra, el Comisionado Nacional de Seguridad Montealejandro Rubido García, expuso que “a partir de que solicita Abarca Velázquez licencia a la presidencia municipal de Iguala, se empieza a tratar de ubicársele y se trabaja con base en los distintos bienes inmuebles con el que cuenta, tanto él, como la esposa y la familia tanto en Guerrero como en algunas otras entidades del país”.

Indicó que “esta información se complementa con un diagrama de vínculos de familiares, amigos, socios, para establecer una lista de aproximación a los objetivos, con base en las investigaciones, se precisa que las dos plazas donde existe mayor posibilidad de encontrar a los ahora detenidos es en Monterrey, Nuevo León y aquí en la ciudad de México”.

Apuntó, “se empezó en esa lógica a montar discretas vigilancias y seguimiento a las personas que entraban y salían de los domicilios de los inmuebles identificados, en este seguimiento fue que empezó a cobrar relevancia el nombre de Noemí Berumen Rodríguez, por lo cual también se le dio seguimiento, decantando los seguimientos realizados, se privilegiaron tres domicilios, ubicados todos ellos en la delegación de Iztapalapa”.

Explicó que a través de un operativo puntual de vigilancia se establecieron tres grupos de trabajo integrado cada uno por 20 elementos de la Policía Federal y agentes del Ministerio Público Federal, los cuales en la madrugada de ayer con esa vigilancia, lograron las detenciones referidas.

Presumen que los estudiantes hayan sido ejecutados

Por otra parte, de acuerdo a la causa penal 100/2014 integrada por la SEIDO, se asienta que dos de las más de 50 personas detenidas por estos hechos –entre policías municipales de Cocula, Iguala, integrantes del grupo criminal “Guerreros Unidos”, entre ellos su líder Sidronio Casarrubias Salgado, y un administrativo del segundo municipio-,  Osvaldo Ríos Sánchez (a) «El Gordo» y su hermano Miguel Ángel (a) «El Pozol», supuestamente confesaron a elementos de la Marina que los capturaron que los 43 normalistas desaparecidos en Iguala  fueron asesinados.

Los inculpados dijeron que  Casarrubias Salgado, uno de los líderes de “Guerreros Unidos”, dio la orden de ejecutar a los estudiantes de Ayotzinapa y que sus cuerpos los enterraron en una fosa localizada en Pueblo Viejo, entre Iguala y Cocula. Los hermanos Ríos Sánchez fueron detenidos el pasado 8 de octubre en Cuernavaca, Morelos.

En las pesquisas de la PGR se logró establecer que el alcalde José Luis Abarca ordenó detener a los estudiantes, una vez en manos de “Guerreros Unidos”, quien decidió que los mataran fue «El Mochomo» otro integrante del citado grupo delictivo.

Podría estar vivos los desaparecidos

Por otra parte, el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, expresó que probablemente los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos la noche y madrugada del 26 y 27 de septiembre pasados en Iguala, siguen con vida y que presuntamente permanecen secuestrados.

El mandatario guerrerense manifestó que contaba con indicios de que los estudiantes desaparecidos desde hace un mes y ocho días continúan vivos y que están retenidos por un grupo criminal que pide una “millonada” para liberarlos, además de que ha recibido evidencias de que los autores del secuestro son grupos “antisistema” que se oponen a cualquier diálogo.

Refirió que el “gobierno” debe estar dispuesto a pagar por la liberación de los jóvenes que desaparecieron, y que las autoridades estarían dispuestas a encontrar la forma de reunir el dinero que se solicita con tal de que los estudiantes sean liberados.

Informó que las pruebas con las que cuenta, le han sido entregadas por normalistas que han tratado de recopilar información sobre el paradero de sus compañeros.

En ese sentido, el director de la Agencia Criminal de la PGR, Tomás Zerón de Lucio, indicó que la dependencia no cuenta con registros de las evidencias que dice tener el gobernador.

Los antecedentes

El 21 de octubre pasado, el titular de la PGR Jesús Murillo Karam dio a conocer que en sus declaraciones ante el Ministerio Público Federal, el líder del grupo criminal “Guerreros Unidos”, Sidronio Casarrubias Salgado, reveló que en torno a la desaparición de 43 normalistas desaparecidos en Iguala el pasado 26 de septiembre, “María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del exalcalde de Iguala, es la principal operadora de actividades delictivas de la citada asociación criminal desde la presidencia municipal, desde luego, en complicidad con su esposo, José Luis Abarca y el Secretario de Seguridad, Felipe Flores Velázquez”, además de que el edil ordenó la captura de los estudiantes.

Refirió que con las declaraciones obtenidas, las investigaciones realizadas, los peritajes hechos, “lo acontecido el 26 de septiembre en Iguala constituyó una represión violenta por parte de las policías de Iguala y Cocula, dirigidos por el grupo delincuencial que ya está muy señalado, con la intensión de disuadir a un grupo de personas a hacer presencia en el evento de celebración que el alcalde y su esposa estaban realizando esa noche en Iguala, con motivo del informe de actividades de Pineda Villa”.

Recalcó “en resumen, se tiene acreditado el modo de operar y los móviles del grupo delictivo de las policías y funcionarios de Iguala y Cocula; se tiene acreditado el aval de acción dado por Sidronio Casarrubias a los elementos policiacos; se tiene acreditado el lugar donde los detenidos fueron entregados a este grupo delincuencial; se tiene plenamente identificados y acreditados a los policías municipales de Iguala y Cocula que incurrieron en los ilícitos de secuestro y delincuencia organizada, además se están concluyendo diligencias para acreditar el delito de funcionarios municipales de desaparición forzada”.