Amplía ISSSTE cobertura de servicios funerarios a nivel nacional

Amplía ISSSTE cobertura de servicios funerarios a nivel nacional

0 790

El Día de Muertos es una celebración mexicana de origen prehispánico que honra a los difuntos el 2 de noviembre. En el año 2003, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), declaró a esta festividad como “Obra maestra del patrimonio cultural de la humanidad”. Con motivo de esta celebración, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), presenta información sobre defunciones y los servicios que brinda a sus derechohabientes y población en general en relación con esta etapa final de la vida.
La mortalidad es componente fundamental de la dinámica demográfica, forma parte importante de los cambios en la estructura por edad de la población y su evolución, y sirve para explicar el proceso de transición demográfica en el país, el cual se caracterizó por el tránsito de elevadas tasas de fecundidad y mortalidad a otras con niveles más bajos y controlados. En 2012, el número de defunciones en el país fue de poco más de 600 mil.
La muerte y sus causas no solo dependen de las condiciones sanitarias, acceso a la salud y de factores biológicos, también están presentes elementos como las condiciones y el estilo de vida. En la actualidad se presenta un cambio en las causas de muerte, pues han pasado de un perfil caracterizado por enfermedades infecto-contagiosas a otro en el que se combinan con las crónico-degenerativas. En el país, las enfermedades del corazón fueron causa de 18.1% de las muertes, la diabetes ocasionó 14.1% y los tumores malignos 12.1%, principalmente.
En el ISSSTE, el número de defunciones registradas en 2013 fue de 14 mil 160, cuyas causas principales fueron las enfermedades del corazón (12.2%), los tumores malignos (13.6%) y la diabetes (12.4%), mismas causas que se presentan a nivel nacional.
En este sentido, el Instituto atiende a sus derechohabientes desde el momento de su nacimiento hasta después de su muerte. Para este último caso, brinda la prestación de servicios funerarios, los cuales puede obtener de manera previsora o ser beneficiario de los mismos al momento de fallecer.
Es importante resaltar que por servicios se entiende aquellos como la renta de capilla, de carroza y/o autobús, embalsamado, cremación y venta de ataúd, entre otros. Cabe mencionar que a una persona que falleció puede aplicarse más de un servicio, por lo cual no necesariamente el número de personas fallecidas atendidas debe coincidir con el de servicios brindados.
Para atender dicha prestación, la Institución cuenta con siete velatorios propios ubicados en el Distrito Federal, el Estado de México, Jalisco y Nuevo León, con un total de 42 capillas, 33 carrozas, diez autobuses, cuatro crematorios y un panteón, ubicado en el Estado de México, donde se otorgan descuentos significativos, ya que los costos en promedio equivalen en algunos casos al 30% de lo que cobran otras agencias funerarias.
En el resto del país, el ISSSTE otorga esta prestación a través de 121 convenios de servicios funerarios firmados con instancias públicas y privadas, donde se hacen extensivos los descuentos y beneficios a los derechohabientes.