Arranca el programa Teatro Escolar, impulsado por el INBA

Arranca el programa Teatro Escolar, impulsado por el INBA

0 1316

La sexualidad debe observarse sin prejuicios, pero con responsabilidad. Bajo esa consigna nació el montaje Antes del rojo, noche de hormigas moras, propuesta interpretada por la compañía mexicana A Poc A Poc, que aborda diversos mitos sobre la sexualidad en la adolescencia.

Ahora, tal propuesta interpretada por Edisel Cruz, Michele Ferrer, Yansi Méndez, José Ortiz, Maite Arregui,  Cinthia Mendoza, Dania García y Gabriela Ruiz, será apreciada por centenares de estudiantes gracias al programa Teatro Escolar impulsado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

La pieza será escenificada en el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque del 7 al 15 de octubre del presente año. Serán funciones especiales para toda la comunidad estudiantil adolescente y para el público que quieran ser parte de una experiencia estética de profunda reflexión.

Antes del rojo, noche de hormigas moras aborda el tema de los cambios y mitos psicológicos, físicos y sexuales de la adolescencia. Es una pieza creada y dirigida por el maestro Jaime Camarena.

El primer motor de este montaje fue el análisis y reconstrucción de Sueño de una noche de verano de William Shakespeare.

Al respecto, Camarena explica: “En este análisis, percibimos que se trataba de una producción literaria que mencionaba de formas diversas la sexualidad y reconstruimos la obra partiendo de esta perspectiva, en el entendido de los muchos prejuicios y construcciones sínicas que condenan desde hace mucho tiempo este acto, que pensamos debe ser entendido como una función normal de la especie”.

Puntualizó que no se trata de una representación formal ni lineal de la obra de Shakespeare. Explicó que se hizo un trabajo de análisis y de construcción de la obra, y se lograron conclusiones que permitieron interpretarla desde la paráfrasis, retomando pasajes y personajes, pero sobre todo, activando un potencial imaginativo en los intérpretes (co-constructores del hecho escénico), que sugirió un mundo de posibilidades re interpretativas que se transformaron día a día durante el proceso. La consigna fue volver a inventar lo que supusieron era la esencia de la obra.

Sobre la decisión de basarse en una obra del autor inglés, Camarena señaló que las razonas para elegir a Shakespeare son simples, ya que toda su obra está inundada de pasajes exquisitamente poéticos y explícitos que no dejan de sorprenderle por su vigencia.

Estructura del montaje

Sobre el formato en que fue diseñado Antes del rojo, noche de hormigas moras, Camarena dijo que es una estructura un tanto «randomizada»: “Supuse que lo mejor era idear una estructura que nos permitiera en primera instancia delinear los personajes, asignarles nuevas identidades y reiterar en todos aquellos momentos que nos parecían cruciales en el desarrollo de nuestra historia. Resulto particularmente interesante trabajar la leyenda de Píramo y Tisbe, retomada de Ovidio por Shakespeare en su obra y asimismo, insertarla en otro contexto. Inventamos un bosque habitado por «hormigas moras».

“La noche en que desarrolla su historia el escrito inglés, se trata nada menos que del equinoxio de verano (21 de junio), noche en la cual, distintos tipos de hormigas salen a aparearse para conservar la especie, de tal suerte que re inventamos todo este mundo, solo insertando esos elementos que nos parecieron fundamentales en la línea argumental. Se trata, diría yo, de un mapa escénico, con varios cuadros en un no orden lineal, que construyen una historia, la historia de esos jóvenes hablando y expresando sus inquietudes acerca de la sexualidad”.