“Fidelito” Herrera golpeó a Fidel Kuri, presidente del Veracruz

“Fidelito” Herrera golpeó a Fidel Kuri, presidente del Veracruz

0 2717

Fidel Kuri, propietario de los Tiburones Rojos del Veracruz, fue agredido en la Ciudad de México por FidelHerrera Borunda, hijo del exgobernador veracruzano, Fidel Herrera, delante de un grupo de 10 personas entre amigos e integrantes de su equipo de seguridad.

Fidel Kuri resultó con el ojo amoratado y con golpes diversos en el cuerpo, por lo que no asistió al partido en el que Veracruz derrotó 1-0 a Tijuana.

como se muestra en una imagen publicada por el diario veracruzano.

De acuerdo a testigos que estuvieron en el lugar de los hechos, en conocido restaurante de la lujosa zona de Polanco en el Distrito Federal, de nombre: «La Buena Barra» en la avenida de Presidente Mazarik, el presidente del club de futbol de primera división de «Los Tiburones Rojos» de Veracruz, Fidel Kuri Grajales, fue golpeado por alrededor de 10 sujetos, todos ellos miembros del cuerpo de seguridad y amigos de Fidel Herrera Borunda, hijo del ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán (2004-2010), cuando el junior le reclamó al orizabeño de seguir investigando los presuntos fraudes cometidos contra su ahora equipo y que por ello le estén cobrando por desfalcos cometidas por anteriores directivas como la del poblano, Mohamed Morales.

Todo comenzó cuando ambos personajes se encontraron en el restaurante , y ahí en el bar defeño, al cual iba cada quien por su lado, acompañados por distintas personas, se empezaron a reclamar sobre el tema de los adeudos con los cuales fue dejado el equipo de futbol por sus anteriores directivas y que presuntamente tenían ligas directas y negocios con Herrera Borunda.

Fue especialmente sobre ese tema que se centro la discusión acalorada que duró varios minutos y que provocó la pelea posteriormente entre el equipo de seguridad del hijo del ex gobernador del mismo nombre y la humanidad de Fidel Kuri, que terminó con un saldo de su ojo morado y diversos golpes en varias partes del cuerpo tal como se ve en la fotografía que se muestra mandada por un testigo de los hechos.

Los testigos presenciales cuentan que en el momento más álgido de la discusión, Herrera Borunda le grito a Kuri en pleno bar: «Ya deja de meterte en ese asunto, en los centroamericanos, en todo, no declares nada, pero sobre todo con los Tiburones, no chingues más a Mohamed (Morales), tú más que nadie sabe que yo estoy ahí con él, deja de chingar o no te van a pagar nada. Tú sólo la armas de a pedo».

A lo que dicen los testigos que Kuri Grajales le contestó: «Me vale madres… lo que me digas, es mi negocio, no te metas tú, yo te apreciaba Fidelito, pero vete a la fregada mocoso cabrón… y te vas a la %&%&#&// ratero».

Lo que la respuesta fue súbita por parte de Herrera Borunda, dicen los testigos, de esta manera: «Neta Kuri que te vas a meter conmigo, ¿estás seguro?». A lo que el orizabeño sólo espeto: «Me vale madres… lo que me dices, voy a llegar hasta el final y me pagarán el dinero que me han chingado porque es mi lana y mi patrimonio, no me la van a robar».

Ya después no hubo palabras. Los guaruras de Fidel Herrera junior y sus amigos se fueron encima de Kuri Grajales, quien iba con dos escoltas y un chofer, por lo cual se liaron a golpes en la zona del bar, lo que provocó que los comensales y asistentes ajenos al encuentro empezaran a salir despavoridos por toda la avenida Presidente Mazarik para abordar sus automóviles por si salían a relucir armas que llevaban los equipos de seguridad.

Al final todo fue sólo una golpiza resultando el más dañado físicamente el ex diputado federal veracruzano por que el grupo que traía el hijo del ex gobernador, Herrera Beltrán, era más numeroso al igual que sus amigos. Después salieron rápidamente del lugar para evitar que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF llegaran al sitio de los hechos, pero los testigos lo vieron todo y al final son los que cuentan la historia y hasta foto a Fidel Kuri le tomaron de cómo le quedó el rostro después de un puñetazo limpio. De seguro esta historia continuará en Veracruz.