Llaman a CFE a frenar violencia contra usuarios de Iztapalapa

Llaman a CFE a frenar violencia contra usuarios de Iztapalapa

0 881

El diputado Alejandro Ojeda dio a conocer que alrededor de 15 mil usuarios de energía eléctrica de colonias de la delegación Iztapalapa enfrentan amenazas de corte de luz, así como la sustracción forzada de sus medidores.

El también  presidente de la Comisión Especial sobre Suministro y Cobro de Energía Eléctrica de la ALDF, Alejandro Ojeda, indicó que ante esta problemática llamó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a detener los actos de amedrentamiento, intimidación, incluso, violencia en contra de la ciudadanía que se niega a pagar los abusos cometidos por la paraestatal.

Denunció que con el pretexto de realizar cambio de cableado, han dejado sin luz a colonias completas como son los casos de Reforma Política, Reforma Agrícola, Reforma Popular y en las inmediaciones de la avenida de las Torres.

Apuntó, “lo más grave es que estas acciones se están llevando a cabo de manera ilegal por la empresa Constructora Sathie S.A., de tal manera que su personal llega y sin presentar identificación o documento oficial de por medio, simplemente desmontan los medidores y hasta se llevan el cable, dejando sin servicio de energía eléctrica”.

Puso como ejemplo el hecho de que ayer, familias de las colonias mencionadas se vieron hostigadas por personal de la empresa privada en las que se les amenazó de que si no permitían el cambio de medidor, entonces se llevarían todo el cableado de la colonia, incluso cortaron el alumbrado público.

Reiteró el llamado a las autoridades del GDF para que intervengan ya que aparte de dejar sin energía los hogares, ahora CFE y sus empresas cómplices pretenden dejar sin alumbrado público a los habitantes de Iztapalapa.

Comentó que se tienen testimonios de innumerables denuncias en contra de CFE, en las que se relata que empresas particulares, llegan a los domicilios y por medio de engaños o intimidaciones pretenden obligarlos a firmar nuevos contratos.

Dijo que los empleados de CFE y sus cómplices, actúan con prepotencia sin importar si se trata de personas de la tercera edad o menores.