Cuestión hacendaria, asunto con enormes áreas para mejorar: CCE

Cuestión hacendaria, asunto con enormes áreas para mejorar: CCE

0 932

El sector empresarial del país aseveró que una vez cumplido el objetivo de tener un México con reformas estructurales, el siguiente reto es implementarlas y apuntalarlas para alcanzar sus beneficios.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, indicó que luego de 21 meses de la actual administración general, “en México entramos de lleno a una nueva fase en cuanto a las prioridades y los retos de la agenda pública nacional”.

Con motivo del Segundo Informe de Gobierno, el reporte semanal “La Voz del CCE”, expuso la oportunidad de afinar una estrategia de reactivación más agresiva, que inyecte dinamismo a la economía, a través de prioridades como el desarrollo regional, política industrial de avanza y ligada a reformas como la energética.

A estos temas se suma el financiamiento, apoyo a emprendedores y Pymes; formalización y productividad, aprovechamiento de acuerdos internacionales, reformas pendientes como la de seguridad social y la del campo.

Gutiérrez Candiani puntualizó que la cuestión hacendaria seguirá siendo un asunto con enormes áreas para mejorar, tanto en la parte del gasto, como en la tributaria.

A decir del líder empresarial, el bajo dinamismo que se prolongó por muchos meses, obedeció en gran medida al débil desempeño de la economía estadounidense, pero ahora las expectativas apuntan a que ésta crecerá por encima de su potencial en lo que resta de este año y en el 2015.

Destacó que las grandes obras que se han anunciado, como el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que implica inversiones frescas por más de 120 mil millones de pesos, serán motores emergentes que tendrán un efecto multiplicador muy importante.

A esta obra, confió, se irán sumando proyectos como los que vienen en materia de energía, telecomunicaciones e infraestructura.

La implementación de un mayor gasto público, se reflejará de manera mucho más significativa en el Producto Interno Bruto, por lo que consideró factible lograr la meta oficial de un crecimiento de 2.5 a 2.7 por ciento, y que en el 2015 la tasa se acerque a 4.0 por ciento.

No obstante, apuntó, sigue muy por debajo de lo necesario y para llegar a niveles sostenidos de crecimiento anual de 5.0 por ciento o más, pero se ha dado un paso fundamental con la aprobación de las reformas.

Los resultados del reporte de competitividad del Foro Económico Mundial para 2014-2015, recién dados a conocer, con una caída de seis lugares de México en la clasificación, son indicadores de flancos débiles fundamentales, en los que hay que trabajar de manera prioritaria en lo sucesivo.

Refirió que se confirman, como los factores más problemáticos para hacer negocios, la corrupción, la inseguridad, la ineficiencia burocrática y las desventajas fiscales.

En materia de seguridad, en las cifras absolutas de los delitos de alto impacto hay una tendencia a la baja, aunque “no se puede bajar la guardia”.