México avanza en el Mundial de Basquetbol

México avanza en el Mundial de Basquetbol

0 728

México impuso ayer su ley ante Corea del Sur para hacer de nuevo historia en su quinta participación en un Mundial, ya que consiguió el pase para los octavos de final tras vencer en Las Palmas de Gran Canaria por 71-87 en la última jornada del grupo D.

Gracias al acierto de Héctor Hernández (16 puntos) y Marco Ramos (14), el equipo mexicano se medirá en la siguiente ronda a la selección de los Estados Unidos el próximo sábado en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Con la tensión extra marcada por el triunfo de Angola ante Australia, la selección azteca saltó con un sorprendente equipo inicial, en el que no figuraba el pivote oriundo de Nayarith, Gustavo Ayón, ausente por una distensión en el hombro izquierdo, producto de un golpe fortuito en el encuentro ante el equipo ‘aussie’.

El protagonismo del ataque mexicano lo canalizó Cruz, quien, con seis puntos en los primeros compases, dio la iniciativa a su equipo (7-8).

Sin embargo, Corea del Sur siguió con sus aspiraciones de victorias intactas y Lee, con un mate, y Moon, con un lanzamiento en suspensión, se encargaron de revertir el resultado (11-9).

Tras esa alarma, Ramos y Gutiérrez dieron un paso adelante en el perímetro para que México tomara oxígeno al cierre del primer cuarto (11-18).

En el segundo cuarto, el interior surcoreano Oh acercó a los suyos con un parcial 6-0 (17-18), para después igualar la contienda con un esperanzador 30-30.

Sin embargo, el acierto de los asiáticos comenzó a escasear y sus rivales sacaron petróleo esa sequía con canastas de Ramos y Gutiérrez (30-40, parcial de 0-12), que fue rematado con un estratosférico triple desde 17 metros del exjugador del Herbalife Gran Canaria y Soles de Mexicali, Román Martínez.

En la reanudación, un nuevo repunte anotador personalizado por Hernández (7-0) catapultó a los americanos a coquetear con diferencias de casi 20 puntos, primero con un 30-47 en el ecuador del tercer periodo y luego con un 40-59.

Con todo en contra, Oh y Lee decidieron tirar del carro mientras se dosificaban los minutos de Moon, pero la herida ya era difícil de cauterizar (66-78, a dos minutos de la conclusión).

Hernández y Gutiérrez terminaron por cerrar de manera brillante la clasificación para octavos tras 40 años de ausencia de México en este torneo, mientras que Corea el Sur, que se despidió del certamen sin conocer el triunfo, derrochó pundonor y lucha en el Gran Canaria Arena.

Jugar contra EUA será benéfico para el basquetbol mexicano: Valdeolmillos

El seleccionador del equipo mexicano de basquetbol, Sergio Valdeolmillos, señaló que jugar contra Estados Unidos el sábado en el Mundial de España será bueno para la promoción de este deporte en México.

«Jugar contra Estados Unidos es lo mejor que le puede pasar al basquetbol mexicano», estimó el estratega del equipo Tricolor, que disputará en Barcelona el juego correspondiente a los octavos de final del torneo.

«Mucha gente en México descubrirá el basquetbol en ese partido», subrayó Valdeolmillos, quien llevó a México a clasificarse para jugar el Mundial de Basquetbol de España, el primero que disputa en 40 años, desde el de Puerto Rico en 1974.

«Creo que es motivante, interesante jugar contra Estados Unidos», expresó el estratega de origen español, con quien desde su llegada al Tri, México ganó además dos grandes torneos, el Fiba Américas y Centrobasquet.

«De alguna forma, es un premio para nosotros jugar ese partido», consideró el ex director técnico de equipos de la prestigiosa liga ACB de España, al tiempo de señalar que «después de eso que nos quiten lo bailao, como dicen aquí en España».

En virtud de su cuarto lugar en el grupo D, el Tri jugará ahora contra el líder del grupo C del Mundial, la temible selección estadunidense, que ha ganado todos sus juegos por una abultada diferencia de puntos.

El partido tendrá lugar el próximo sábado en el Palau Sant-Jordi de Barcelona, el pabellón más grande del torneo en cuanto a número de espectadores, 15 mil 700, y en el que se disputó la final de basquetbol de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.