Aumenta desempleo en México durante el segundo trimestre de 2014

Aumenta desempleo en México durante el segundo trimestre de 2014

0 1161

El mercado laboral mexicano continúa presentando mejores condiciones que la mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en términos del desempleo.

En el nuevo reporte “Perspectivas del empleo 2014”, la OCDE precisa que México requiere hacer más para elevar la participación laboral y mejorar la calidad de los puestos de trabajo, así como reducir la informalidad para asegurar un mercado laboral que promueva la eficiencia y la equidad.

En la nota país titulada ¿Cómo se sitúa México? expone que tras registrar una de las tasas de crecimiento más fuertes en la OCDE (3.7 por ciento), el crecimiento económico en México se desaceleró a 1.3 por ciento en 2013 y el desempleo aumentó en 0.1 puntos (5.0 por ciento en el segundo trimestre de 2014).

El organismo internacional destaca que las proyecciones sugieren que el crecimiento volverá a ubicarse en tasas superiores a 3.0 por ciento en 2014 y 2015, y que el desempleo volverá a bajar, de 5.0 a 4.5 por ciento en el cuarto trimestre de 2014.

Señala que si bien la tasa de desempleo es baja, la tasa de empleo, de 60,9 por ciento, es también menor a la registrada en otros países de la OCDE, y muchos jóvenes y mujeres están excluidos de la fuerza laboral.

Refiere que mientras que, en promedio, en el organismo internacional 62.7 por ciento de las mujeres están empleadas o buscando trabajo, en México este porcentaje alcanza 47.3 por ciento.

Además, casi 40 por ciento de las mujeres jóvenes en México no estudia ni trabaja o se capacita (ninis), lo que corresponde con la segunda tasa más alta en la OCDE después de Turquía.

“El desafío para el mercado laboral en México involucra mejorar la calidad de los puestos de trabajo y reducir la informalidad”, considera la Organización.

Expone que la calidad del ingreso en México es la menor de toda la OCDE, debido a que el país tiene un promedio de ingresos relativamente bajo y es el tercero en términos de desigualdad en la distribución de ingresos.

Por otro lado, continúa, la calidad del ambiente de trabajo en México es comparable con la de otros países de la OCDE: los trabajadores mexicanos registran buen acceso a recursos y apoyo para llevar a cabo sus tareas, aun cuando enfrentan relativamente altos niveles de demanda de trabajo.

Señala que casi 60 por ciento de los empleos en México se encuentra en el sector informal, por lo que el mercado laboral muestra una fuerte segmentación entre el formal y el informal.

Advierte que dualidades en el mercado laboral, como las que tienen lugar en México, afectan negativamente la eficiencia y la equidad de la economía en su conjunto.

Refiere que los trabajadores en el sector informal son sujeto de mayor inseguridad; la informalidad limita las economías de escala y los empleadores en el sector informal dedican menos recursos a sus trabajadores, reduciendo el crecimiento de la productividad.

Sin embargo, resalta, las iniciativas incluidas en la reforma laboral de noviembre de 2012 tienen el potencial de mejorar el funcionamiento del mercado, de fortalecer el crecimiento del trabajo formal, de proteger a trabajadores en situación de vulnerabilidad y de aumentar la adaptabilidad del mercado laboral.

Todo ello debería aumentar la productividad, el crecimiento económico y mejorar los estándares de vida, y las reformas en los contratos extienden los períodos de prueba y facilitan el empleo a plazo fijo o a tiempo parcial.

De esta forma, estima, los cambios reducirán los costos de despido y la incertidumbre relacionada con las indemnizaciones por despido, lo que tendería a promover el empleo formal.

“Las implicaciones de estos cambios deben seguirse para evitar la creación de otra dualidad relativa al contrato indefinido y de plazo fijo, por ejemplo”, menciona la OCE.

Comenta que los países que han sido exitosos en reducir las dualidades han avanzado en reducir las diferencias entre distintos modos de trabajo, siempre con medidas complementarias para asegurar protección y bienestar de los trabajadores.

Precisa que la facilidad con que los trabajadores mexicanos encuentran empleo también refleja la ausencia de un seguro de desempleo: es común que los trabajadores deban buscar un empleo lo más rápido posible para recibir algún ingreso y evitar caer en situación de pobreza.

Indica que la necesidad de encontrar empleo por la ausencia de un seguro también significa que muchos trabajadores entran al sector informal luego de haber perdido su trabajo en el sector formal.

Estima que la instrumentación, recientemente anunciada, de un seguro de desempleo a nivel nacional puede reducir los incentivos de los trabajadores a entrar al mercado informal y mejorar el índice de calidad del ingreso.