Robo multimillonario a travésl Sistema de Pagos Electronicos interbancarios

Robo multimillonario a travésl Sistema de Pagos Electronicos interbancarios

0 69
Un dolor de cabeza aqueja a varias instituciones financieras en México luego que a finales de abril tuvieran problemas con las transferencias electrónicas a través del sistema de pagos conocido como SPEI.
¿Qué es el SPEI?, ¿hubo un ataque cibernético?, ¿se afectó a los clientes?, son tan solo algunas preguntas luego que esta bola de nieve en el sistema financiero creciera.
Esto es lo que sabemos sobre el caso del SPEI que aumenta las preocupaciones de si el sistema financiero mexicano fue víctima de los piratas informáticos e incrementa los esfuerzos de la autoridad para mantener la confianza en las instituciones que captan y prestan el dinero en el país.
Las siglas significan Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios. ¿Pero qué es? Primero, un sistema de pagos se refiere a los instrumentos y/o procedimientos para transferir fondos entre bancos que aseguran la circulación del dinero. El SPEI es uno de estos instrumentos.
El SPEI se estrenó en agosto de 2004 y permite realizar transferencias electrónicas en la banca por internet o móvil en tiempo real.
Bancos, casas de bolsa, casas de cambio, administradoras de fondos para el retiro, instituciones de seguros, sociedades distribuidoras de acciones de sociedades de inversión, sociedades financieras de objeto limitado, sociedades operadoras de sociedades de inversión.
En México operan 50 bancos conocidos como banca tradicional y son sociedades anónimas autorizadas para captar el dinero de las personas en general para luego colocarlo a través de financiamiento, es decir, servicios de banca y crédito. Ellos son solo algunos de los usuarios del SPEI.
Banco de México (Banxico) opera o administra el SPEI. También es el supervisor y regulador de éste y otros sistemas de pago que funcionan en el país. La ley de sistemas de pagos detalla las facultades de Banxico para regular estos sistemas. Entre sus objetivos está que los sistemas de pago como el SPEI sean seguros y eficientes, de acuerdo con su página de internet.
Un total de cinco instituciones financieras, entre ellas Banorte, registraron transferencias no autorizadas vía SPEI desde el 27 de abril y hasta al menos el viernes 11 de mayo, de acuerdo con Banxico.
Esto significa que las entidades financieras tuvieron retiros de dinero sin autorización desde cuentas falsas.
Hasta el momento se sabe que el equipo técnico de Banxico detectó un problema en la aplicación para conectar a las instituciones financieras con el SPEI.
Banxico aclaró que el SPEI que administra no se vio comprometido, pues el problema fue del software desarrollado por proveedores externos usado para conectarse con el sistema de pagos.
El banco central se abstuvo de llamar al incidente un ataque cibernético.
Banxico explicó que en unas dos semanas tendrá el resultado de un análisis forense para determinar qué ocurrió y cómo fue la vulneración en la comunicación de las instituciones financieras con el SPEI.
Banxico aclaró que las transferencias no provenían de ninguna cuenta de usuario, por lo cual no hay clientes de las instituciones afectadas.
Banxico no ha revelado el monto sustraído a las entidades financieras a través de transacciones ‘fantasma’. Fuentes dijeron a la agencia de noticias Reuters que los delincuentes robaron más de 300 millones de pesos.
Tras el incidente, un total de 30 instituciones financieras se desconectaron del SPEI de manera preventiva y se conectaron a un sistema de pagos de contingencia para realizar las transferencias de dinero. Esto hace más lentas las operaciones, por lo que los usuarios pueden notar demoras.
Citibanamex registró fallas en sus pagos de nómina, demora en transacciones y fallas en sus sistemas de débito, las cuales a decir de la misma entidad y de la autoridad no tienen relación con los problemas con el SPEI.
Las fallas en cajeros automáticos y tarjetas de débito del domingo 13 de mayo reportadas por usuarios y calificadas como intermitencias por el banco se debieron a un problema con el hardware, dijo la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).