Aumenta percepción de inseguridad en Puebla

Aumenta percepción de inseguridad en Puebla

0 81

Como si la percepción de inseguridad que se vive en Puebla no fuera suficiente, las cosas parecen ponerse peligrosas con la actitud de Miguel Barbosa Huerta, candidato a gobernador por Morena, quien ha estado insistiendo en criminalizar a las agrupaciones sociales y ciudadanas de la entidad, pues ha querido desacreditar a varios candidatos, obvio por no pertenecer a Morena, inventando delitos que no se han cometido y qué él mismo candidato morenista no demuestra, lo que lo deja mal parado, como un calumniador y mentiroso político. Es más, dicen, que si no fuera porque cada vez que va su inspirador morenista a levantarle la mano en algún evento, él no tendría posibilidad alguna de aparecer.

Las autoridades políticas, judiciales y electorales deben estar al pendiente con lo que Barbosa dice y hace en Puebla y cada palabra que dice debe demostrarla.

Es preocupante que en un Estado donde se percibe un ambiente hostil, al grado que hayan pasado varios meses sin dar con los asesinos de Manuel Hernández Pasión, alcalde de Huitzilan Puebla, quien fuera arteramente atacado en octubre del 2017, se den declaraciones violentas que en nada ayudan a restablecer el orden, sino por el contrario alteran cualquier proceso electoral a desarrollarse.

Ya con los datos que diera el Inegi hace unos días, sobre la percepción de inseguridad que tienen los poblanos aumentó 8.9% entre diciembre del año pasado y marzo de 2018.

El estudio que evaluó a la población de 18 años en adelante en más de 17 mil 400 viviendas de 55 ciudades busca identificar los cambios de actividad y rutinas de las personas por temor al delito e identificar conflictos y conductas antisociales derivado del clima de inseguridad percibido por las personas.

Durante el último trimestre de 2017, la percepción de inseguridad en general se encontraba en 72%, tres puntos porcentuales menos que el trimestre anterior, mientras que al cierre de los tres primeros meses de 2018, la cifra repuntó a 80.9%.

En cuanto a la percepción de inseguridad en cajeros automáticos ubicados en vía pública, al cierre de 2017 el porcentaje se ubicó en 83.7% y para este 2018, tuvo un repunte de 4 puntos porcentuales al quedar asentado en 87.6%. En cuanto al porcentaje de población que se sintió insegura en el transporte público, los datos de ENSU arrojaron que hubo un incremento de dos puntos, ya que el porcentaje quedó establecido en 87.1 al término del primer trimestre, mientras que en diciembre cerró en 85.9%.

Los datos del Inegi también revelaron que el 82.9% de los poblanos de 18 años en adelante dejaron de llevar consigo objetos de valor por temor a ser víctima de la delincuencia, tanto en la vía pública como en el transporte, el 78.7% ya no permitió a los menores de edad salir de su vivienda sin la compañía de un adulto a cualquier hora del día, el 52.5% ya no visita parientes o amigos por temor a los altos índices de delincuencia y el 69.0% dejó de caminar por los alrededores de su vivienda durante las noches.