Jalisco en el desgobierno, corrupción, negligencia y hundido en la inseguridad y...

Jalisco en el desgobierno, corrupción, negligencia y hundido en la inseguridad y la violencia

0 161
Lino Calderón
Ciudadanos y organismos de Jalisco quieren cotejar la investigación, ponen en duda las conclusiones de la Fiscalía Estatal respecto al caso de los tres estudiantes de cine desaparecidos; el Cártel Nueva Plaza busca alianza con el de Sinaloa o El Golfo, guerra que lo que ha puesto en jaque  es al gobierno de Aristóteles Sandoval, donde se ha consolidado la operación del Cártel de Jalisco Nueva Generación. Los ciudadanos los acusan de ser un desgobierno lleno de corrupción, negligencia e ineptitud para manejar la inseguridad y la violencia en la entidad.
Las organizaciones ciudadanas de Jalisco consultadas por El Día Palabra de México, aseguraron que la inseguridad, y la violencia de los cárteles ya rebasaron al gobierno de Jalisco donde las redes de corrupción generadas por presta nombres cercanas a Aristóteles Sandoval tienen secuestrado a su gobierno y se ha hecho un enramado de intereses que ya afectan la operación del mismo gobierno estatal y de los gobiernos municipales.
A pesar de que esta crisis se manifestó con el impune asesinato de los tres estudiantes de cine por el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) ya que es revisada por organismos nacionales o internacionales, para cotejar que ésta corresponda con la realidad.
Las declaraciones de Aristóteles Sandoval se dan en contexto a las exigencias de algunos ciudadanos y organismos, quienes pusieron en duda las conclusiones de la Fiscalía Estatal respecto al caso.
Al hablar ante empresarios y políticos sobre los tres estudiantes de cine desaparecidos, el gobernador reconoció que Jalisco y México atraviesan por la más grave crisis de seguridad en su historia reciente. “No soy de los que se esconde o deja que las cosas simplemente sucedan o pasen, no soy omiso y jamás me permitiré la inacción ante lo que es la mayor crisis de violencia que ha vivido el país y el estado”, señaló.
Recordó que hace un par de meses, cuando anticipó que la ola de violencia que sacudía al país y al estado no iba a detenerse, sabía que la disputa entre el CJNG y su escisión, el Cártel Nueva Plaza, estaba ocasionando una andanada de caos y violencia.
Aun así estudiantes de la Universidad de Guadalajara, el Iteso, la Univa, el Tec de Monterrey y la Universidad Autónoma de Guadalajara siguen convocando  a manifestarse para exigir que pare la violencia en el estado.
Los representantes estudiantiles de estas universidades señalaron que sólo si las familias de las víctimas solicitan la intervención de un grupo de peritos independientes para revisar las investigaciones, ellos estarían respaldando la solicitud.
Según algunos reportes de inteligencia, la guerra entre estos dos grupos delictivos se ha tornado tan violenta debido a que el Cártel Nueva Plaza recibe ayuda de un tercero “más poderoso”; según estos reportes, estaría tejiendo alianzas con el Cártel de Sinaloa o con el del Golfo.
Cuentan que no agradó al presidente de la República,  el manejo que se dio en Jalisco al tema de los desaparecidos estudiantes de cine. Según fuentes priistas, molestó en la Ciudad de México que este tema terminó detonando en marchas, en las que también terminó reviviéndose el tema de los muchachos de Ayotzinapa.  Una vez se puso a México, en el foco internacional por historias dolorosas.
El fuego lo encendió en Twitter la periodista Isabel Arvide, especializada en seguridad. Pero los rumores habían avivados luego de la marcha convocada por la Red Interuniversitaria de Jalisco y colectivos ciudadanos de derechos humanos en la que más de 12 mil personas exigieron, entre otras cosas, la renuncia del Gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval.
“Rumor muy fuerte la renuncia del gobernador de Jalisco @AristotelesSD operada por el secretario de Gobernación @navarreteprida … Sería una lección tremenda para gobernadores omisos con seguridad”, decía el twitt de marras.
La crisis de los desaparecidos en Jalisco no es nueva. Pero cobró notoriedad nacional luego del caso de los tres estudiantes de cine. Este problema se ha prestado para el golpeteo político.
Y en esta escalada parece que el gobierno federal está dispuesto a cobrarle viejas facturas al gobernador priista de Jalisco, quien hay que decirlo, es uno de los que mejores niveles de aprobación tiene en los estudios demoscópicos.
En la encuesta de Reforma, publicada en noviembre pasado, Sandoval Díaz obtuvo una calificación aprobatoria de 62 %. Esto quiere decir que no había tenido prácticamente desgaste, pues en agosto de 2013, a meses de que inició su administración, el mismo estudio le otorgaba un 65 %.
Sin embargo, ahora vive su peor crisis en el sexenio y con ello, se avivan las versiones de que se le pedirá la renuncia.
En Jalisco, es conocido que Aristóteles no es querido por ciertos personajes el Gobierno Federal.  Hay que recordar que cuando el gasolinazo, al gobierno federal no le gustó que Aristóteles anunciara medidas de austeridad para revertir la inminente crisis económica. Tampoco le perdonan la discrecionalidad en la que asigno contratos y licitaciones directas sin concurso violentando reglamentos y leyes desde que era alcalde de Guadalajara.
Antes, el PRI nacional se mostró poco complacido con los resultados electorales en los que el tricolor perdió la zona metropolitana y la mitad de las diputaciones federales. Aunque también hay que decir que el partido no respaldó mucho que digamos a la campaña de Jalisco.
Ahora, no están contentos con la inminente derrota electoral en Jalisco, donde el PRI corre el riesgo de caer al tercer lugar con  Miguel Castro, un candidato recomendado, precisamente, por el propio Aristóteles Sandoval.
Hace meses se rumoró que Aristóteles se iría al PRI Nacional o alguna secretaría del gabinete federal. Sandoval esfumó los rumores diciendo que permanecerá hasta la conclusión del período para el que fue electo.  Ahora, las cosas no lucen así.
Si termina marchándose no sorprendería, porque el PRI Nacional parece dispuesto a cobrar revancha. Para empezar, está en marcha el proceso electoral y segundo, no hay gallo para sustituirlo.
De entre el gabinete no parece que haya un personaje para sucederlo, aunque sea unos meses. Buscar a alguien externo, por ahora también luce complicado.
Sin embargo, con el tipo de decisiones que suele tomar el tricolor.